No Creo en el AMOR Подписаться на блог

p
paula restrepo
Esta es una pequeña y entretenida historia 100% real contando sobre mi vida amorosa, más que quiero que al gente la lea, quiero que sea comentada e incluso juzgada para oír la opinión de otras personas y tarde o temprano salir de esto. Y en especial si alguien está pasando por algo similar, que se de cuenta que no es el único.
Не проверенная история

#laadolescencia
No Creo en el AMOR
AA Поделиться

Como crear un escándalo de la nada

No creo en el amor

Una frase que para ser una persona de 16 años me la he repetido más veces de lo que debería, y no es que realmente no crea en él, amo a mis papás, a mi hermana y a mis amigas. Pero el amor ¨romántico¨, es decir ese que se ve en las películas y muy pocas veces en la sociedad, y en ese es en el que no creo, y no me tomen a mal, no es por sonar dramática ni nada. Mejor déjenme contarles mi historia, y después de eso podremos ver si en verdad hay razones HASTA AHORA para creer en él.

He crecido con mi madre diciéndome cosas como ¨eres única¨, ¨ser tu amiga/o es un privilegio¨, entre otras, al inicio me lo creía y pensaba que yo era diferente a todas las demás, alguien único y especial. Crecí siendo una persona muy orgullosa de si misma, feliz y burlándose de quiénes sufrían por ¨bobadas¨, con la habilidad de mimetizarme entre la gente y lograr de agradarle con poco tiempo a todos, o por lo menos a los necesarios. Pero llego octavo grado y todo cambio.

Yo seguía siendo la misma de siempre, pero me daba cuenta de que ya no era lo suficiente para los demás, ni para mí, yo siempre quería más de mí, quería algo distinto. En especial porque no era de esas niñas en las que los niños ¨cools¨ del grado se fijaban, era una don nadie según yo. Y desde esa etapa empecé a perder la seguridad en mí. Una de las causas y razones del título de esta historia fue un niño, al que llamaremos Santiago, ese niño no estaba en mi colegio, entonces nos hablábamos por chat tooodos los días, logramos obtener tanta confianza y con algunas cosas que él me decía, alcancé a creer que estaba interesado en mí, gran error. Estuve tan colgada en este man, y aun sabiendo que como hablaba conmigo hablaba con todas, que, aunque fuera en ocasiones una pésima persona conmigo yo seguía pensando que ALGÚN DÍA se interesaría por completo en mí, gran error. Con el tiempo dejamos de hablar tanto, y después de un par de meses su familia decidió mudarse a España, bye bye, obviamente sufrí mucho. Una bobada mía ya que este chico no estaba interesado para nada en mí, solo era uno de muchos a los que aquí llamaremos ¨players¨, el primero de esta historia, y el primero de muchos para mí.

Logré superarlo y seguí con mi vida, pero aún hoy en día mi corazón hace un saltito cuando veo algo que tenga que ver con él, y no pierdo las esperanzas de que algún día vuelva y se de cuenta de mí, VEN yo me doy mucha garra. Después de él llegó otro chico, otro player, o pasó durante Santiago ya no lo recuerdo bien, a este lo llamaremos José, José fue una historia muy chistosa, porque casi fue mi primer beso, pero NO y mi primer beso terminó siendo uno de sus amigos, no me juzguen jej. José era alguien que era obvio que no estaba para nada interesado en tener algo más de un beso conmigo, solo UNO, pero yo aun así juraba que querría tener algo conmigo, y hablaba de él como si tuviera el Emoji de corazoncitos en los ojos. Y él no se mudó a España, NO, solo dejó de hablarme, tal como todos sus amigos todos esos players, y hoy en día me lo sigo encontrando en eventos y lugares en común y sigo pensando que algún día algo se dará entre nosotros, ¨eeeh NO abre los ojos¨, se estarán diciendo, bueno ese es exacto mi problema, por más que lo sepa y me lo digan, yo seguiré con ganas de sufrir.

Dos años después, entre otro par de corazoncitos rotos, llegó la verdadera razón que me incitó a escribir esto, al cual llamaremos Diego. Diego es una persona que en muy poco tiempo se volvió alguien muy importante para mí. Mi relación con él empezó muy distinta a mi relación con todos los demás, y a diferencia de todos, Diego si está en mi colegio, es decir lo tengo que ver todos los días. En noveno grado me cambiaron de curso, bueno nos mezclaron a todos, me sacaron de ese curso donde yo ya había encontrado mi lugar, aunque realmente haya sido una muy mala persona con todos, de lo cuál me arrepiento, pero a pesar de todo y aunque no pareciera yo era muy feliz en ese curso si lo era, fuera de mis inseguridades. En este nuevo curso quedé con dos de mis amigas más cercanas, lo cual fue un gran apoyo. Pero con una de esas, a la cuál llamaremos Sofía, me uní MUCHO, no había momento en el que no se me viera con esa niña, uña y mugre nos podían decir. A diferencia de mí, esta niña era alguien a quién se le hacía muy fácil comunicarse con personas del género masculino y era alguien muy abierto, y fuera de todo lo que vivimos para ya no hablar casi, me ayudó mucho a crecer como persona y entre todo lo que vivimos, me ayudó a unirme con Diego. Diego estaba entre el grupo de amigos de Sofía entonces con el tiempo nos unimos, pero no tanto, ya que 6 meses después del cambio de curso, yo me fui de intercambio y ellos se quedaron. Dejé de hablar con Diego durante meses, ni me despedí de él, pero un día después de más o menos 3 meses, me contestó a una foto que publiqué que una de mis amigas estaba ¨buena¨ y por ese comentario machista y clasista empezó una gran amistad. Hablamos durante el resto de nuestros intercambios y cuando volvimos seguimos hablando, un día nos íbamos a encontrar y yo por cobarde y por miedo de reencontrarme con él le dije que no podía. Nos reencontramos el primer día de colegio y seguimos hablando, unos días más que otros, pero nuestra amistad creció a otro nivel. Fui su cómplice de amores y el mi consejero, creo que ha sido una de las personas más importantes para mi de lejos, con el tiempo y con mi suerte empecé a ¨caer por él¨, aún así sabía como era con las viejas y sabía su opinión sobre ellas, con todos sus defectos y pecados Diego me empezó a gustar. No se decir bien en qué momento fue que esto empezó a pasar, pero llegó hasta un punto en que si no me hablaba me afectaba, aun sabiendo que era algo normal en él. Pasamos como 8 meses siendo muy buenos amigos, y yo en lo más profundo de mí intentando no mostrar mis sentimientos, de manera fallida para todos excepto para él al parecer. Un día me interesé por uno de sus amigos, con el que yo había tenido poco contacto, a este lo llamaremos Sergio.

Con Sergio empecé a hablar y Diego me ayudó a eso, pero mis sentimientos y mi interés nunca fue el mismo que con otros, en especial que, con Diego, así que yo nunca mostré verdadero interés. Las cosas entre Diego y yo estaban un poco tensas, un día me hizo una propuesta, una propuesta un poco rara… que terminó confundiéndome aún más. Era una propuesta de tener una relación abierta, es decir ser ¨amigos con derechos¨ es decir no íbamos a estar juntos, ya que él nunca me lograría ver de esa forma, peeero podríamos hacer cosas como si estuviéramos juntos. Algo que viéndolo por fuera nos convenía a los dos, pero para una persona que se puede decir estuvo ¨enamorada¨ de la otra esta propuesta NUNCA sería buena idea. Obviamente en medio de la confusión Sergio perdió todo su interés en mí y en poco tiempo se metió en una relación, pero no se lo pierdan, una relación con la hermana de José, el mundo es muy chiquito después de todo. Después de pensarlo accedí a la propuesta de Diego, porque yo sabía que nunca iba a ser suficiente para que Diego me viera de la forma que quería y de cierta forma igual estaba teniendo lo que quería. ¿Cierto?

La semana después de nuestro primer ¨encuentro¨ vi como Diego se alejó completamente de mí, es decir yo había perdido a mi buen amigo, y mi corazón estaba otra vez con una herida. Nunca sabré si fue una buena idea, pero lo que de verdad me molesta y nunca me quedará claro es si yo era igual de importante para Diego como él para mí, y si en algún momento seré suficiente para él.

Y con esta pérdida también perdí la oportunidad de conocer a alguien nuevo, Sergio, con quien realmente fui una perra, y él tan fácil se fue con otra.

Se pueden estar diciendo que solo soy otra adolescente exagerada, y hasta de pronto sí, pero aun así en unos años esto ya no vaya a importar, en este momento me importa y MUCHO. Sobre todo, viendo como la mayoría de mis amigas tienen a alguien con quien estar, contarle sus secretos, llorarle, y sobre todo alguien a quien pueden ¨presumir¨. De pronto es verdad que me estoy afanando en algo que no vale la pena, y sufriendo por ello, pero igual tenga que pasar ya o en unos años, es algo que en este momento me hace sufrir.

¿Hay algo mal en mí? ¿Porque todos tienen sus historias de amor? Y yo ni siquiera sé que es. A veces eso duele.


10 мая 2018 г. 13:21:18 1 Отчет Добавить 0
~