Contagem regressiva para a Copa dos Autores 2020. Registre-se agora e tenha a chance de ganhar prêmios!. Leia mais.
M
Mariana Morales


"La tristeza existe porque sin ella, no sabríamos cómo se siente la felicidad". O al menos eso me repetía a mí misma mientras observaba cómo se alejaba en una camioneta blanca a toda velocidad, llevándose consigo algo más que la mitad de mi corazón.


Romance Chick-lit Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#love #schoollove #highschool #goodgirl #badboy #soulmates #adolescentes #novelajuvenil #blue #amor #drama #romance
0
3.6mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Segundas-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

Prólogo

La habitación estaba completamente a oscuras, no podía ver las palmas de mis manos, aunque las tuviera a centímetros de mis ojos. No sentía miedo, en cambio, una extraña sensación de paz y tranquilidad recorría mi cuerpo, tenue y delicada, como la suave caricia de una madre sobre el rostro de su hijo.

Caminé de frente, o al menos eso creía, hasta que, a lo lejos, a unos cuantos metros de mí, divisé una tenue luz blanca; atraída por lo brillante que era me acerqué, lentamente, temiendo que, si hacía algún movimiento brusco, aquella chispa de luz desaparecería. Al llegar al origen de mi obnubilación, pude darme cuenta que la luz no era blanca, sino azul; una brillante aura azulada desprendida por una rosa del mismo color, la cual parecía flotar en medio de aquella oscuridad en la que me encontraba sumergida.

“Es para ti, solo para ti”

Susurró una voz desconocida, retumbando en mi cabeza. Dudé, sin embargo, al cabo de unos segundos, alargué mi mano en dirección a la rosa. La tomé por el tallo con una mano mientras que, con la otra, acuné los pétalos, levantando a la flor delicadamente, como si de un bebé recién nacido se tratase.

“Es para ti, solo para ti”

Volvió a repetir la voz, al tiempo que yo no podía dejar de admirar aquella extraña belleza que se encontraba entre mis manos. La contemplé por segundos, minutos o tal vez horas; en las cuales, sentía como una a una, aquellas murallas que rodeaban mi corazón se iban derrumbando, cayendo, y una sensación de calidez y libertad me embargaba, haciéndome sonreír de forma inexplicable.

“Es para ti, solo para ti”

Poco a poco, la imagen de aquella rosa se hacía cada vez más y más borrosa, y de pronto, desperté.

2 de Janeiro de 2020 às 04:17 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo Capítulo 1

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 7 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas