Aldebarάn Seguir história

agatinadiblasi Agatina Di

La avaricia de un rey ocasión que se iniciara una guerra contra los dragones que defendían con valor sus tierras llenas de magia y a los demás seres mágicos, los dos bandos perdían con rapidez a sus guerreros y dragones. La reina poseía una gran sabiduría, así que le facilito a su esposo una salida rápida a su guerra. Los pocos dragones que quedaron firmaron el pacto de paz del rey, y poco tiempo después los dragones se fueron a otras tierras, pero un solo dragón se quedó. El corazón del dragón se comenzó a llenar de amargura por no poder encontrar a su alma gemela, así que sacia su odio en los pueblos del reino. Pero un día mientras volaba por uno de los pueblos sintió el aroma de su alma gemela... la cual era una pequeña humana. El futuro de esa niña será luchar por lo que alguna vez fue una tierra llena de magia y sin avaricia…


Fantasia Medieval Impróprio para crianças menores de 13 anos. © Derechos reservados

#accion #aventura #dragones #medieval #fantasia #258
0
2.6mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todos os Sábados
tempo de leitura
AA Compartilhar

Prólogo.


Hace muchos años atrás el mundo estaba dividido en dos reinos, el de los humanos y las criaturas mágicas. Durante esos años hubo muchas guerras y muertes en los dos reinos, pues la envidia de varios reyes nunca fue saciada, hasta poder obtener las riquezas mágicas. Pero después de muchas guerras, un sabio rey joven hizo un tratado de paz con el otro reino. Por varios años los dos reinos convivieron en paz y armonía.

Pero en una cueva muy lejana de los pueblos humanos y a la vista de muchas criaturas mágicas, vivía un dragón legendario, que odiaba el no poder sentir aquellos sentimientos amorosos y comprensivos que tenían los humanos y las criaturas mágicas. Pues durante los anteriores años siempre busco a su alma gemela, cosa que nunca pudo lograr y poco a poco su corazón se comenzó a llenar de amargura.


Pero un día cuando aquel dragón de escamas negras pasaba por unos de los pueblos del reino humano sintió un aroma dulce, un olor de vainilla y flores. El amargo corazón del dragón comenzó a latir con rapidez, y con sus ojos observó bajo de él. Era una niña, abandonada en la calle y jugando con unos perros callejeros. La pequeña niña de cinco años al percatarse de la sombra del dragón en el pueblo miro con gran asombro hacía al cielo, y al ver el dragón su rostro se lleno de emoción mostrando así una sonrisa de felicidad. Para el dragón esa fue la sonrisa mas hermosa que vio a lo largos de los años.


El rey Arthur, ya cansado del caos y la destrucción que el dragón causaba decidió hacer un trato con él. Después de unos cuantos días, el rey y el dragón se encontraron en un lejano y amplio horizonte. El rey al llegar al lugar observo con gran sorpresa la grandeza del dragón, este con solo ver al rey soltó un fuerte gruñido causando que los músculos de Arthur se tensarán.


ー Vayamos rápido al tema. Quiero que dejes de causar caos y destrucción en los pueblos... ー Antes de que el rey pudiera terminar de hablar el gran dragón se movió con brusquedad causando vibración en el suelo y miedo en el caballo del rey.


ー Tu no tienes el derecho de ordenarme. Tu no eres mi rey, pero si quieres que deje de causar la destrucción en tus pueblos quiero que me des algo a cambio. ー La voz de aquel dragón era profunda, en ese momento Arthur no le importaba lo que pidiera aquel dragón legendario, ya que en sus pueblos estaban sufriendo la desgracia.


ー ¿Que es lo que quieres? ー A pesar de que el rey estaba desesperado por encontrar una salida, su rostro no mostraba tales emociones. Se mantenía firme ante todo.


ー Quiero que me des a una niña. Ella no tiene familia y tampoco pertenece a la realeza, vive en la calles de unos de tus pueblos. Sobrevive con las migajas que encuentra en la basura, prefiero que me la des a mi para terminar con su sufrimiento. ー Toda esa desesperación que tenía el rey se habían desvanecido por completo al escuchar lo que había dicho aquel dragón. Por la mente del rey paso las imágenes de su esposa y su hijo de diez años sonriendo para él, una opresión en su pecho se comenzaba a sentir. Sentía angustia de lo que pasaría con la pequeña.


ー ¿Que le harás a la niña?


ー Lo que le haré a la niña no es de tu incumbencia, si quieres terminar con la destrucción de tus pueblos ven en tres días a este mismo lugar con la niña. Es mejor que sacrifiques a esa niña que a todo tu ganado. La niña esta en el pueblo Nahim. Esperó tu respuesta en tres días. ー Y sin decir mas nada el gran dragón abrió sus alas y desplegó vuelo hacía el atardecer que reinaba poco a poco en el lugar, dejando atrás a un rey angustiado por la decisión que iba a tomar.

14 de Dezembro de 2019 às 21:07 0 Denunciar Insira 0
Leia o próximo capítulo Capítulo 01: El sueño que les ofreció los dioses.

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 2 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!