Atractiva irrealidad Seguir história

nosoulhere Facundo A

Dante es un trabajador común y corriente quien sucumbió ante la profunda e inmensa negatividad proporcionada por una vida rutinaria. En un mundo "gris" sus ojos solo pueden discernir el valor del color verde y la ley del más fuerte en aquella jungla de cemento, acompañado por reacciones extremas ante situaciones diarias se encarna en una lucha por un posible "despertar" o, un final a todo.


Drama Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#drama #378 #realidad #239 #sad #imaginacion #amor #258
4
571 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 10 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Capítulo 1: Hormiguero de cemento


Me siento en una nube, volando en pensamientos de nada, no me permito arruinar el momento de gozo y con una suave caricia de la brisa sobre mis mejillas abro de a poco mis ojos esbozando una gran sonrisa. Veo una que otra nube pero el cielo está despejado, un cosquilleo escala por mi cuerpo al recibir la calidez del sol, no deseo moverme porque mi postura es la ideal, mi cuerpo acostado con la cabeza sobre los pies de un árbol y echado en un pastizal que podría engañarte al hacerse pasar por el colchón de plumas más costoso del mundo. Mis ojos están al tanto de lo que tengo a mi alrededor, un par de lomas que se ven diminutas desde donde me encuentro pero que no descarta su gran presencia en este paisaje celestial, a mi izquierda un llano de hierbas medias-altas quienes bailan al son del viento como si se tratase de una armoniosa pieza de música clásica, a lo lejos veo 3 grandes árboles que se encuentran alrededor de una casita ubicada al final de una calle de tierra, a mi derecha hay un árbol sin frutos pero que brilla de vida siendo el apoyo de diversas aves quienes cuentan con un canto único cada una de ellas, la amabilidad de dicho árbol no conoce límites al combinar el suave movimiento de sus hojas a la ópera deliciosa de los pájaros, quienes alegran el ambiente con un aura mística de aquellos mundos imaginarios donde coexistían seres mitológicos como ninfas, centauros y sátiros viviendo felices en una naturaleza virgen. Mis piernas son abrazadas por el distinguido poder que posee aquella estrella quien intercambia energías solamente con la unión del tacto hacia nuestra piel, mis cabellos se ven alborotados gentilmente como si pequeñas hadas del aire estuviesen jugando y revoloteando sobre mi cabeza, la cual se encuentra protegida por la sombra que gentilmente me provee éste maravilloso árbol.


Escucho un grito a lo lejos, una voz débil y dulce aclama por mi presencia, pero el estado de paz en el que me encuentro es tal que no deseo extraerme de este nirvana, la voz se acerca y comienzo a comprender que es lo que reclama.


­­- ¡Dante! ¡Dante! ¡Te veo!- dice la suave voz encrespando mi ser como si un hechizo de atracción se hubiese apoderado de mi cuerpo, inconscientemente sonrío como si mi espíritu reconociese aquel delicado sonido que parece provenir de un ángel.


- ¡Dante! ¡Ohh Dante! - giro mi cabeza acompañado de una descarga de felicidad y alegría sin saber el porqué, pero era claro que debía darme vuelta, giro y... no hay nada allí, el paisaje que había alabado ya no existe, es solo una oscuridad absoluta con un sonido desagradable que acabó con toda armonía que antes existió, la alarma.


Mi cuerpo revive de un prolongado letargo, aunque este dicho descanso haya durado no más que una hora, mi mente aún no llega, pero mi ser físico está altamente entrenado como si de un perro de competencia se tratase. Mis ojos siguen viendo penumbra pues mis párpados aún no quieren levantarse, pienso en la dualidad del actuar en mi cuerpo, no sé si se trata de pereza o si quiere detener mi lenta pero obvia autodestrucción de la cuál predispongo todos los días de mi insatisfecha vida, estoy pensando demasiado y aún no me he movido de la cama, todas las fuerzas que poseo se concentran en mi brazo izquierdo para ayudar a silenciar aquel tortuoso sonido que oigo todos los días a tiempo y sin retraso alguno.


Una vez apagada la máquina del infierno, la cuál equivale a los cencerros del ganado, me atrevo a abrir mis ojos y ver el celular, son las 05:30am, debo comenzar mi rutina diaria. Primero voy al baño, inodoro, ducha y lavado de dientes, luego a vestirme a un nivel decente para ser respetado por personas que no conozco ni deseo conocer, las apariencias, aunque sean algo vacías y superficiales, deben realizarse pensando en el qué dirán de ti aquellas personas con las cuáles te cruzarás por unos segundos, quizás minutos, en la vida; luego a pastar... quiero decir desayunar, que mejor compañero mañanero que una gran taza de café para ayudarte a rehacer mentalmente la vida que has elegido seguir, un ser atrapado en un limbo infinito el cuál debe repetir 5 días a la semana como si fuese un bucle temporal.


Mis ojos sin ningún tipo de expresión miran aquella caja cuadrada cuyo precio se duplica según cuan delgada sea su grosor, este estúpido objeto solo escupe y vomita noticias de lo mal que vamos en el mundo, "¿Cuándo desapareceremos?", de los goles que le faltan al equipo preferido para llegar a alguna copa, "El simio exento del mundo porque tiene su plátano", que famosos se han peleado por redes o cuáles se divorciarán, "Es tan preocupante con lo que el humano inunda su cabeza estos días", y las típicas películas de hace más de 1 año, "Si nadie paga para ir al cine entonces que paguen por sus canales Premium".


-Es un hermoso día, un cielo despejado y una leve brisa cálida que nos hace sonreír, ¡qué lindo es la primavera! - se escucha a la comentarista del clima en el noticiero.


Giro la cabeza y contemplo el panorama desde la ventana del departamento, parcial causante de mi encarcelamiento laboral.


-Si… que bello día...- digo obviamente con sarcasmo mientras revoleo los ojos quitando la vista del cielo.


Qué más puedo decir, un cielo despejado para mí es tan triste como un día nublado, mi daltonismo me obliga a ver todo como si fuese una película antigua en diferentes tonalidades de grises, si, que hermosa es la primavera.


Comienzo a filosofar si mi vista es una injusticia o una bendición, ¿Si viese todas las gamas de colores estaría tan absorto de la belleza que me rodea que no me permitiría pensar de manera lógica? ¿Mi pensar es lógico? ¿Qué me diría un optimista al intercambiar opiniones de la vida? También tengo en mente que no debería pensar en que habría un conflicto por opiniones opuestas, ¿Cómo pensar o cómo vivir la vida?


Ante ojos caídos vivimos en una sociedad fragmentada por opiniones e ideales socio-políticos distintos, el no saber respetar a aquella persona que piensa diferente también es un gran bache que impide una evolución general, pero es solo una gota más en un vaso lleno de diversos problemas en este mundo, aunque sin duda alguna el principal problema es el humano. Veo tan vacío las tantas discusiones por cómo debería ser todo, si capitalista, comunista, socialista, dictadura, religiosa, democrática, monárquica, nada de eso importa en mi ignorante opinión pues la realidad es más que simple, siempre habrá alguien con más cosas que los demás, cuando digo más cosas no solo me refiero al dinero ya que cuando tienes más dinero tienes más atención, si eres escuchado tienes poder, si eres poderoso puedes doblar/quebrantar las leyes, y si estás por encima de las leyes empiezas a mirar al que menos tiene como una humilde oveja analfabeta que puede trabajar para ti o ser descartado porque no sirve para nada, "Creer en sus palabras o someterse bajo sus suelas", por lo tanto te vuelves una escoria de la sociedad, un marginal alejado del poder y, visto ante los demás ojos que están cerca de tu posición social pero se encuentran tan solo un poco más arriba que tú, como un peso muerto que tira para abajo aquella estructura piramidal, todo aquel que juzga por opinión propia es en realidad un lavado de cerebro hecho por alguien más poderoso.


"Que las ratas se peleen con los ratones, no quiero ni debo ensuciar mis manos", piensan los de arriba, y con el poder que poseen pueden hacer su plan realidad. Agacha la cabeza y cumple con tus horarios laborales, llena el bolsillo de tu superior y mientras más personalidad pierdas, mientras más esencia deje tu ser, será porque la metamorfosis hacia la oveja sin pensamiento propio ha comenzado, ¿Valió la pena la recompensa que esperabas por todo lo que sacrificaste? Si tu respuesta es afirmativa y te veo sonriendo en una montaña de dinero sobre espaldas aplastadas de nuevas ovejas en camino entonces con una gran tristeza te felicitaré, pero ambos sabemos que el hecho de haberlo dado todo por algo tan común te ha dejado como un cascarón bañado en oro con pensamientos de barro, sigue sonriendo hacia el risco del éxito, te veremos caer a un abismo sin fondo.


- ¡Pero sería genial decirles en la cara una por una las cosas que están mal en este mundo, a aquellos que manejan a todos como títeres! - escucho lo que digo y me río, para mi sorpresa estoy solo en mi hogar y aún así lo que digo es de manera mental, ni siquiera en mi casa me atrevo a decir lo que siento, "Increíble y patético gusano", me he dejado moldear por la sociedad y he aquí el resultado, pero eso sí, jamás volveré a callarme, no voy a permitir que me prohíban expresarme nunca más...


-De nuevo tarde- comienza el supervisor, -Su impuntualidad me hace creer que no cumple con la responsabilidad necesaria para trabajar aquí, es una decepción que va en incremento señor... ¿Cómo era su nombre? Bah eso no importa si sé que me olvidaré más tarde, hágame un favor, no, mejor dicho, hágase un favor y no vuelva a llegar tarde, su tiempo libre este fin de semana quedará cancelado, quiero que se presente éste sábado y domingo al mismo horario de siempre, trabajara doble por su ineptitud- asevera el superior.


Como una estatua sin moverme me encuentro en una silla especialmente comprada para que el escritorio de aquella persona sentada delante mío pueda verme desde arriba, un mensaje eficaz para dejar en claro quién es el inferior, no escucho mucho de sus palabras pero no debo hacerlo, ¿Es lo mismo de siempre no? Primero reprende, luego enrostra las carentes habilidades de uno, le sigue la desilusión para dicha persona y, por último, nunca falta, trabajo extra.


Mis ojos están concentrados en la punta de mi calzado del cual sobresale una hilacha larga que se mueve de un lado para el otro debido a una débil brisa que se filtra dentro de ésta oficina, también es prueba de lo gastado que están mis zapatos, mi mente comienza a volar, pero un repentino golpe en el escritorio me hace retornar a la realidad.


- ¿Me ha escuchado? Puede volver a su cubículo... ah sí, y mejor váyase olvidando de las vacaciones que ha solicitado hace un tiempo, fuera de mi oficina siga trabajando- me ordena frunciendo el ceño.


Mis puños se cierran al escuchar lo de mis vacaciones, en realidad no quería vacacionar por gusto, sino que sabía que mi cabeza estallaría si no lograba descansar de esta rutinaria cadena perpetua que arrastra los minutos como si fuesen horas, denominado trabajo.


Mi interior explota, ira y rabia se acumulan, me lo imagino, puedo visualizar un vaso lleno de agua debajo de una canilla que gotea, tengo miedo de lo que pueda ocurrir si este vaso se derrama, ¿Lo golpearé? ¿Le daré un sermón del porqué es una escoria como persona y una oveja más de un rebaño en el cual de seguro deben maltratarlo del mismo modo que hace con sus empleados? ¿Lo mataré? No, no creo matarlo, ¿Y si lo hiciese como lo haría? Creo que lo golpearía hasta el cansancio o mejor aún lo empujaría con todas mis fuerzas por la ventana, hermosas vistas tienen desde este 5to piso.


- ¿Mmm? ¿Desea comentar algo? - dice con una sonrisa burlona.


Veo aquella sonrisa me saca de mis casillas, "No aguanto más", pero debo hacerlo.


- ¿Qué ocurre? Siento que desea responder algo. ¡Sinvergüenza le perdono sus faltas y aún así trata de defender su incompetente actuación en esta compañía! ¡Diga lo que trata de decir! ¡Vamos dígalo con la valentía que no lo caracteriza estúpida hormiga! Vam... -


"¡NO AGUANTO MAS!"


Por fin se calló, pero porque se habrá quedado en silencio si a esta clase de personas que nos miran como seres débiles les deleita gritarnos, es su entretenimiento.


Mis manos se sienten húmedas, -¿Porque tengo las manos mojadas?- "Sangre" -¿Acaso acabé con su vida?- "Asesino" -¿Seré encerrado?- "Enjaulado" -¿Ejecutado?- "Liberado" -¡No por favor, no quise hacerlo, me empujaron hasta perder la compostura!- murmullo a medida que me pongo ansioso.


*Se siente un sonido entrecortado*


“¿Qué es eso?” Mis oídos captan algo, pero temo abrir mis ojos, los he cerrado con mucha fuerza para no aceptar la barbaridad que he cometido.


*Nuevamente un sonido alto y, ahora repetitivo*


-Debo escapar, seré un prófugo no me importa, me niego a ser arrestado y vivir recluso, no quiero perder la libertad de mi vida por haber pisado una cucaracha- mis nervios controlan mi mente y no puedo detener desvaríos susurrados.


*Explotan risas y carcajadas en el escritorio que hay delante*


"¿Porqué se ríe, me habré vuelto loco?" pienso y abro mis ojos con gran lentitud hasta ver al principio una imagen borrosa de mis manos con pequeñas gotas cristalinas, “¿Porqué no son oscuras estas gotas?” me replanteo.

Mi mente comienza a esclarecer en mejor calidad lo que escucho a mi alrededor.


-¡¿Ahora llora?! ¡Pero que asquerosa debilidad posee usted, no tiene ni un rastro de fortaleza!- continúa riéndose -¡Lárguese de mi oficina, me da asco ver una criatura inferior como usted! - grita de manera asqueada con una gran capacidad pulmonar por parte de mi querido jefe.


Me levanto y me retiro dirigiéndome hacia mi cubículo, al llegar me doy cuenta de la realidad, el vaso se derramó... pero de impotencia, "Débil", lloré sin poder decir o hacer nada aquel día, traté de trabajar normalmente para que el tiempo pasase más rápido y pudiese irme lo más pronto posible a mi departamento, hasta la hora de salida nadie se acercó a consolarme por miedo de también ser reprendidos, "Temer es de ovejas", sin más rodeos mi mente llegó a la realización de las cosas, del porqué me pasaba esto y, mi conclusión no es otra que.. es bastante complicado ser una hormiga.

14 de Outubro de 2019 às 22:21 7 Denunciar Insira 3
Leia o próximo capítulo Libre para ser alegre o viceversa

Comentar algo

Publique!
Galo Vargas Galo Vargas
Hola, somos del equipo de verificación de historias de Inkspired, y quisiéramos verificar la tuya. Pero antes de eso, necesitamos que corrijas ciertos errores ortográfico, de tildes y de estilo: como por ejemplo, el uso de doble signo de exclamación. Cuando lo hayas hecho, por favor responde este comentario para volverla a revisar y, si todo está bien, verificarla. Gracias.

  • Facundo A Facundo A
    He corregido lo mejor que pude el contenido hasta el momento. 4 days ago
Yéferson Muñoz Cardona Yéferson Muñoz Cardona
hola, amigo escritor, dentro del capítulo yo me encontré momentos los cuales puedes separar en capítulos, este fragmento de la historia está muy cargado, y separándolo le das mas frescura al texto y le das descansos al lector. Me gusto y le veo mucho futuro .

  • Facundo A Facundo A
    Muchas gracias por dejar un comentario y aconsejarme, muchas personas me han dicho que haga capítulos de 2000 palabras ya que a la temática se ira desenvolviendo de a poco para así lograr una mimetizacion tanto con el personaje como con la trama. 3 weeks ago
  • Yéferson Muñoz Cardona Yéferson Muñoz Cardona
    Pues no te dejes llevar de el total de palabras. no lo veas como un capitulo completo, yo tambien me esfuerzo por escribir paginas, y cuando se me acaba una idea, creo escenas dentro del mismo capitulo. Espero un comentario tuyo en alguno de mis textos. 3 weeks ago
Dece Scott Dece Scott
Wow!!!...felicitaciones es impresionante.La mente y el corazón siempre nos juegan trucos pero...hasta donde llega el ser humano?. Felicitaciones nuevamente.

  • Facundo A Facundo A
    Muchas gracias por comentar, es cierto lo que dices, un duelo desde el inicio de los tiempos la mente o el corazón, lógica o emoción. 3 weeks ago
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 2 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!