COLOMBIA Y HELENA Seguir história

callaghaninkspired callaghan tree

Helena Fayad, con tan solo veinte años labraba la tierra, cuando cumplió los treinta era modista, a los cuarenta no solo cuidaba de su hija, sino que trabajaba como cocinera; a los cincuenta incursiono en política...


Histórias da vida Todo o público.

#mujeres #historias #colombia
Conto
0
3.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

PROLOGO

¡Grande es Colombia! y ¡que hermosa la grandeza de sus mares! Y ¡qué bello el esplendor de sus llanuras! Con sus paisajes envuelve, enamora y conmueve.


Así como es Colombia es Helena, una mujer de un corazón grande que no necesitó de esbelta belleza para cautivar y en cada corazón siempre dejo una huella, así de grande es Helena. Con tan solo veinte años labraba la tierra, cuando cumplió los treinta era modista, a los cuarenta no solo cuidaba de su hija, sino que trabajaba como cocinera; a los cincuenta incursiono en política, llegando los sesenta tenía una guardería y en los ochenta se sumió en una profunda pena, pero nunca dejó de ser ella.

Helena Fayad nació en la república de Colombia, durante la presidencia del primer presidente del siglo XX elegido por voto directo, el conservador José Vicente concha. Saber eso, hace parte de su identidad y ahora de la mía. Yo, no llevo un apellido tan extranjero ni con una gran historia como la de ella, mi apellido es Rodríguez un apellido tan colombiano como Helena. Nací en el último año de la presidencia del doctor Cesar Gaviria Trujillo, el mandato presidencial de un liberal. Bajo su gobierno se creó la asamblea nacional constituyente y se firmó la constitución de 1991. Helena diría que el presidente Concha fue quien contribuyo a reformar la constitución de 1886 y puso fin al antiguo conflicto de límites con Ecuador. Mientras yo crecía Helena me enseño que Colombia, Venezuela y Ecuador somos tres países hermanos, muchos lo aprendieron en el colegio, yo lo aprendí de Helena mientras cantaba uno de sus mejores poemas.

“Somos países hermanos, hijos del mismo padre y la misma madre, el padre es el libertador y la madre nuestra querida bandera y no olvidemos a Perú, es otro hermano de padre”.

Cuando Helena nació el mundo se enfrentaba a las pérdidas humanas, la pobreza y el dolor que dejaba la primera guerra mundial, no son problemas tan diferentes a los de mi época, los periódicos de mi año hablan de la guerra civil en Liberia, Sierra leona, Transnistria, Bosnia, tayika, Chechena, la guerra del golfo y algo tan triste y desgarrador como lo es la guerra civil que enfrento Ruanda.

Actualmente Helena y yo caminamos de la mano en un país que ya no es tan rico como hace ochenta años, ellos en su época eran ricos y no lo sabían. La lluvia y el sol, la fauna y la flora ya no son lo mismo. Ella disfruto de ver volar sobre el cielo colombiano a nuestro emblemático cóndor, vio crecer en grandes cultivos nuestra flor nacional (la orquídea). por mi parte, yo solo los puedo verlos en libros o recuerdos de las redes sociales, pues como prueba de que los tiempos cambian la orquídea ya no nace en cualquier lugar y el cóndor se está extinguiendo.

Helena no creció con la televisión, la radio o los periódicos igual que yo, ella se levantó en el campo con los pies descalzos, vistiendo una sola prenda, sin accesorios ni maquillaje, Helena no paso por la pena que paso yo al ver caer un país hermano, la tecnología es de mi generación, ahora soy yo quien le cuenta a Helena las buenas nuevas, aunque en realidad no sean tan buenas.

Hay guerra en Venezuela, Ucrania, Yemen y siria. Ahora estados unidos resuelven los problemas de diferente manera, ¿cómo comparar a Woodrow Wilson con Donald Trump? para Helena Los estadounidenses siempre serán el mejor intermediador.

¿Pero para que agobiar a Helena? Ella, me contaba buenas historias de su juventud, la manera en que se veía el mundo hace 50 años, yo debo contarle a ella que, gracias a sus historias, aprendí a ver Colombia y el mundo de otra manera. Las generaciones que vienen después de mí tan solo deberían saber lo mucho que amo a Colombia y helena.

22 de Setembro de 2019 às 00:00 0 Denunciar Insira 2
Leia o próximo capítulo PARTE I

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 5 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!