Para quien solo me quiso como amiga. Seguir história

britlley Oriana Rojas

Si crees haber superado el dolor que deja el primer amor, permíteme decirte que aún no acaba la guerra. Todos entrenamos con personas que creemos que son “el amor de nuestras vidas”, hasta que encontramos a una que nos destruye por completo. Mi guerra acabó con esta declaración de paz hacia mi dignidad.


Histórias da vida Todo o público.

#tristeza #sentiientos #sad #one-shot #experiencia #escrito #desamor #desahogo #carta #amor #adolescente
Conto
0
407 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

00.

Aquí me tienes, enterrando mi dignidad ya que contigo no la tengo.


He gastado lágrimas y perdido sonrisas por ti. De todos los chicos con los cuales me he topado, tú has sido el único al que he tenido que bajar la cabeza cuando pasa.


Eres el único al que con solo sonreír me haces llorar, y es porque esa sonrisa es a causa de otra que te volverá a lastimar. Soy tu amiga, sí, pero es porque no puedo ser algo más, no me dejas.


Contigo he experimentados mis primeras veces, y lo más maravillo es que ninguna de ellas ha sido físico, no de la forma en la que cualquiera malinterpretaría…


1. Contigo me ARME de valor para confesarme por primera vez, y lo pongo en mayúscula porque aceptémoslo, a pesar de ser sociable y extrovertida, soy extremadamente tímida, sobre todo cuando se trata de amor.


2. Di el primer paso para que nos conociéramos.


3. Pude conocer a personas que jamás en mi vida pensé conocer.


4. Di mi primer beso, ROBADO. Quise que me tragara la tierra toda la semana pero a pesar de todo descubrí que era valiente.


Me cuentas tus problemas y te ayudo a resolverlos. Hago lo posible para que cambies tu perspectiva de mí, pero no funciona, me sigues viendo como una amiga.


Me ha quedado claro que te gustan las odiosas…


Esas a las que te tienes que rebajar, dejar lo que haces solo para complacerlas. En cambio, a mí me encanta todo de ti: tus gustos, tus disgustos, tus gestos y tus pasatiempo, y sé muy bien en lo que eres malo, como en las matemática, no importa, igual estoy allí, con mi poco paciencia enseñándote y aguantándome las ganas de meterte un sillazo, pero estoy ahí.


Pero noo…


Te gustan las que te hacen a hacer cosas que no quieres, que te mienten diciéndote que están en un lugar cuando en realidad las tengo (irónicamente) al lado besando a otro, a las que les tienes que pagar TODO, las que te privan de un futuro obligándote a saltarte las clases solo porque “están aburridas”.


Me molesta. Pareces un perro atado a ese tipo de chicas toxica que tienen el mismo aspecto y personalidad, completamente contrarias a mí.


Todas tus relaciones terminan con la misma escena, tu contándome lo mucho que te duele.


Y escribiré esta última cosa: Un día, tal vez no cerca, pero un día encontraras una chica igual que tú o inclusive mejor, esa chica tendrá todo lo que soñaste; pero te romperá el corazón.


¿Y sabes qué? Ya no estaré para ti. Te ofrecí mil veces mi amor y tú solo lo ignoraste. Jamás fui suficiente para ti.


En tus manos tenías a alguien que daba la vida por ti, ahora no tendrás vida a la cual recurrir cuando necesites un trapo de lágrimas.


Así como experimente muchas cosas bonitas, también me di cuenta que perdí los mejores años de mi adolescencia detrás que alguien que no me amaba. Termine quedando como una tonta con el papel de amiga.


Mi orgullo y mi dignidad se fueron en el momento que te dije el primer «Te amo» y volvieron después de cuatro años en el momento que me dije a mi misma «Ya no más».

13 de Setembro de 2019 às 00:51 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Oriana Rojas Cuando creo una historia me gusta redactarla lo más posible la sinopsis (o introducción) para que sea lo menos abrumadora. Y me siento rara después de tanto tiempo escribiendo y borrando palabras que al final no servirán, así que preferí dejarlas tal y como están publicándolas exclusivamente aquí.

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~