El Cornudo Feliz Seguir história

felitorr935 Felipe Torrealba

En mi vida como detective privado tuve casos que aunque comunes en algunos aspectos como comprobar la infidelidad de la pareja, bienes ocultos, inseguridad, me encontré con situaciones que los hombres y mujeres les cuesta aceptar aunque lo vean con sus propios ojos, producto de la incredulidad y del deseo de no destruir las fantasias en las cuales han edificado su relación amorosa.


Erótico Para maiores de 18 apenas.

#ironia #mandilon #cornudo #vida-real #mujeres #hombres #adulterio #detectives #infidelidad #engaño #divorcio #venganza
3
1.4k VISUALIZAÇÕES
Em progresso
tempo de leitura
AA Compartilhar

Introducción

SR. JUEZ, vengo ante usted para demandar el divorcio y pedir la manutención, la casa, el auto, el apartamento de la playa y el perrito de la casa, de este asqueroso hombre. Si a eso se le puede llamar hombre. Orden, Orden, no se le permite que en esta sala insulte usted a nadie, por favor, guarde el debido respeto. Prosiga con su caso. Disculpe, Sr. Juez, he vivido muchos años con este sujeto, pero ya hemos llegado a una situación completamente intolerable. Se ha perdido el respeto y no estoy dispuesta a seguir tolerando una humillación más de este señor. La Demanda es por violencia doméstica, maltrato físico y verbal, su Señoría. Los hechos ocurrieron de esta manera. Él la mayor parte del tiempo se la pasa viajando y siempre avisa cuando viene. En esta oportunidad se presentó a casa justo en el preciso momento en que yo estaba con un amigo. Como es natural, no podía aislarme del mundo y de vez en cuando mi amigo me visita.


Eso fue suficiente para que mi esposo lo echara de la casa, armando un escándalo de tal proporción que los vecinos salieron a ver lo que ocurría, ¿se imagina la humillación que me hizo pasar mi esposo? gritando a los cuatro vientos que yo le era infiel con su amigo del alma. ¿Y no lo fue? No exactamente su Señoría, mi amigo me hacía compañía cuando el no estaba, pero dígame ¿en qué circunstancia los encontró su marido a ustedes? Bueno, ¡estaba haciendo el amor en mi cuarto, Su Señoría! Todo el mundo en la sala hace exclamaciones de sorpresa, a lo que el juez solicita a la audiencia; orden en la sala, orden o tendré que desalojarla. Era completamente justificable su Señoría. Mi esposo se la pasa viajando y nuestro amigo hacía las veces de mi marido en su ausencia solamente. Si claro, eso se llama lógica femenina. Bien entiendo su punto de vista. Usted ¿qué tiene que alegar en defensa a la demanda de divorcio, por maltrato físico y verbal que le hace su legítima esposa? Qué ella tiene razón Su Señoría y quería pedirle perdón, aquí delante de todo el mundo, que estoy muy arrepentido de haberle humillado así, que la quiero mucho y deseo volver con ella. Por favor, perdóname, no volveré a portarme así nunca más. No quiero divorciarme. Te prometo que desde ahora en adelante te avisare antes de llegar a casa. Usted Sra. Pérez ¿Qué dice al respecto? Ya no lo quiero, no lo puedo perdonar, quiero el divorcio. Bien Sra. Pérez, por lo tanto le concedo el divorcio y todo lo que pidió en compensación por los años de sufrimiento al cual fue sometida por su marido, al dejarla sola y porque se vio obligada a buscarse una compañía en las ausencias de su marido. Caso Cerrado. Gracias Su Señoría. Otro caso más resuelto en Sala de Parejas.


Siempre que escuchaba un caso o cuento sobre las razones de un divorcio, me decía a mí mismo, voy a escribir un libro, sobre el Cornudo Feliz. Porque el mundo es injusto con los hombres, siempre aparecemos como los causantes de los divorcios, los malos, los infieles, los que no respetan el hogar, ni a la familia, como si el hombre fuera infiel con una revista, una pared, la perrita de la casa o la burra del vecino. Cuando hay un hombre infiel, hay una o más mujeres parte del drama. Es verdad que existen muchas mujeres abandonadas con hijos, pero nadie culpabiliza a la mujer por tratar de atrapar al primer hombre que le muestra interés, utilizando sus encantos femeninos o pariéndole un hijo para lograr un soporte económico. No pretendo defender al hombre irresponsable que no se ocupa de sus hijos, que se dedica a la bebida y a la parranda con sus amigos, que maltrata a la mujer, como tampoco voy a dejar de señalar los abusos y la ventaja que saben las mujeres que tienen por su misma condición, que maltrata de palabra y de hecho al hombre cuando no le quieren, ni le respetan. No me refiero a la mujer que se defiende legítimamente de los ataques de un marido abusador, sino de las mujeres que teniendo un marido responsable, trabajador, buen padre y que se aburren del esposo o compañero y comienzan a destruir su auto estima, menospreciándole como ser humano, como hombre, que ven en el sólo al proveedor y no al esposo y padre que se rompe el alma por llevar Seguridad y bienestar a su “familia”. Esta sociedad

8

sólo reconoce los sacrificios de la mujer para sacar adelante a una familia y tiende a minimizar los aportes del hombre cada día más. A esos hombres esta dirigido este esfuerzo, para que no dejemos de luchar por conservar un lugar destacado en esta sociedad feminista, que desprecia los aportes de siglos de progreso de la humanidad y sólo se concentra en los valores de la maternidad, como si el hombre sólo es útil para donar la semilla de la preservación de la raza y sostener económicamente a la mujer a la cual le hizo la donación de la semilla para que ella pudiera ser madre.


Unzanga Nomás es un hombre normal, como cualquier otro, que nos cuenta sus experiencias, anécdotas y consejos como Investigador Privado. Los casos que voy a compartir con ustedes son hechos de la vida real, a los cuales le han realizado algunos cambios producto de la imaginación del autor. Si por alguna casualidad coinciden con la fantasía de una o más personas o animal, es una soberana calumnia, sólo buscan notoriedad. En la vida nada es verdad, todo es producto de la imaginación de mentes morbosas y concupiscentes del ser humano, por lo tanto cualquier coincidencia con nombres y locaciones son para ubicar la obra en un lugar o espacio real.

25 de Agosto de 2019 às 02:25 0 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo Indice

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 36 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!