Mach13: La Fortaleza Del Olvido Seguir história

mach13 José Manuel Posdavill

Han logrado escapar del laboratorio. Ahora solo buscan esconderse para que no los regresen a ese lugar.


Ação Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#poderes #experimento #Sujetos #mach13 #José-Manuel-Posdavill #Almary-Corp #Carcel-Blanca #Sujeto13 #La-fortaleza-del-olvido
7
822 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 15 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Prólogo

La noche era fría, la lluvia al fin había dejado de caer. Aún se notaban los destellos y el retumbar de los rayos de la tormenta que se alejaba.

El aire, frío y húmedo, aún mantenía ese olor a tierra mojada mezclada con el aroma de los pinos que recorren el margen de la carretera.

El doctor Vicente Ortega viajaba de la ciudad a las nuevas instalaciones de Laboratorios Alejandre, donde iniciará su nuevo proyecto, con el mejor y más avanzado equipo para poder trabajar en la fórmula que recién había logrado desarrollar. Había ciertas preocupaciones en su mente en ese momento, la pelea que había tenido con su hija y la discusión con su esposa. Él solo quería una nueva vida.

Una nueva vida…

Ya pasaba de la media noche y en el camino que se extendía delante de él solo se podía ver lo que las luces de los faros de su auto alcanzaban a iluminar...

El coche comenzó a descontrolarse, obligándole a dejar sus pensamientos de lado e intentar controlar su auto. Una de las llantas traseras había reventado. Por un momento sintió pánico, pero solo fue el hecho de haber estado distraído, no fue nada y logró orillarse sin problema alguno, y afortunadamente a esas horas no había un solo auto más en la carretera. Al salir del auto se dio cuenta de lo cerca que había quedado de un barranco. No le quedaba más que bajar y colocar la llanta de repuesto.

Si es que sí traigo uno llanta de repuesto...

Recordó el accidente que unos minutos atrás había pasado por los restos de un accidente en el que parecían haber estado involucrados un autobús de pasajeros, una camioneta y un auto familiar. Ese percance lo había obligado a retrasar su paso por ese punto, pero aparte de notar a los autos involucrados no le había prestado mayor atención, simplemente no le importaba más que su trabajo en ese momento.

Terminó de cambiar la llanta y dejó las herramientas en la cajuela. Había también un trapo con el que empezó a limpiarse las manos. Y por un segundo perdió en la obscuridad del horizonte que lo rodeaba...

Un sonido proveniente de entre los árboles llamó su atención.

Tal vez es un animal.

Tomé la lámpara que estaba en la caja de herramientas y apuntó el rayo de luz hacia el lugar de donde provino el ruido que había escuchado. Centró su atención al lugar, buscando alguna señal de movimiento, alerta de que algo lo…

¿Una persona?

La silueta cayó al suelo al resbalar del árbol en el que se encontraba recargado. Dejó de dudar y se aproximó al sujeto que necesitaba de su ayuda. Un joven, un niño de no más de trece años, cubierto de lodo y con la ropa rasgada, con múltiples heridas por todo el cuerpo. El muchacho estiró su brazo hacia el doctor, como intentando alcanzarlo, pidiendo ayuda seguramente, pero desvaneciéndose al instante.

21 de Agosto de 2019 às 19:36 0 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo Desafiando Al Sol

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 2 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!