Las tacitas Seguir história

sofialandia8808 Sofía Landia85

Esta es la historia y serie completa de Las Tacitas en texto. Cuando los nombres de las tazas son iguales a los nombres de personas, deben tener siempre un adjetivo en diminutivo al costado ya que sea en la izquierda o la derecha, Solo hasta cuando yo nada más estoy contando lo que pasó y no aparecí. Hay cada 10 capítulos en cada temporada. La serie también está en libro por mi nueva página. Curiosidades: "Melina" es brasileña, y se llama así porque niña en portugués es "Menina" y como Melina es verde y ama los frutos verdes, sobre todo el limón, se llevó la sílaba "li" del limón y se cambió la sílaba de Menina "ni" y se intercambió por "li" y el resultado es: "Melina". "Agüina" {El nombre no la taza} es casi igual que el nombre de Melina, parecen hermanas pero no, solo son amigas, el nombre ha cambiado por la sílaba "Me" de Melina por "Agüi" que es similar que "agua", y termina con la sílaba "na" porque la letra "n" es la letra que se usa para empezar la palabra "niña", y la letra "a" en el final porque es como "Me-li-{na}", ¿Ven la sílaba que esta con paréntesis? La sílaba es la misma en terminar como Agüina, pero aunque tengan nombre común, no son gemelas, ni familiares.



Ação Todo o público.

#series #serie #novela #217 #32816 #328 #341 #343 #349 #332 #347 #312 #256 #español #tazas #♥ #♥---♥ #259
4
3.2mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 15 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

El inicio Temporada 1

Había una vez, una persona llamada Sofía, esa soy yo. Conocí un mundo nuevo, era como la Tierra, nuestro mundo, pero nadie vivía ahí, ni en el norte, ni el sur, ni el este ni el oeste, ni siquiera en el centro, ni tampoco atrás, era un planeta tan vacío que me dio pena.


-"¿Qué puedo hacer por este planeta? Si solo pudiese..., ¡Tengo una idea!"- dije yo.


Recordé una serie que había visto, se trataba de peluches que eran los personajes de Disney, la serie se llamaba:

-"Tsum Tsum Kingdom"- y me daba una idea inspiradamente impresionante.


Entonces esperé hasta Navidad, ¡Mi celebración preferida!

La celebración fue la mejor y tuve unas pequeñas tazas, y como me aburría la fiesta del té, entonces el juego lo hice aún más divertido.


Como las tacitas tenían caras, entonces jugué con las tazas tal igual que las muñecas, y volví a recordar el mundo vacío.

Así que hice un truco de teletransportación e hice un pequeño código donde las tazas cobren vida en el planeta pero, solo cuando vayan a la Tierra, no se moverán nada ni tendrán vida, y metí todas las tazas, y otras esperando porque se pondrán solas con otro código. Pero por casualidad, ¡me metí en el mundo!


-"¿Dónde estoy?"- dije yo,


-"Hola, ¡Increíble!, por fin tenemos presidenta, ¡Eres una taza presidenta!" dijeron las tazas que metí.


-"Yo no soy una taza porque yo los metí aquí y yo soy humana"- dije yo.


Y las tazas me creyeron porque ahora ni me dí cuenta que me nombraron como su presidenta.


Entonces decidí ser un rato su presidenta, como no quería que el mundo se quede sin nada. Entonces dije que unas 7 tazas sean granjeras, si es que pueden hacer algo por su planeta,

y 10 tazas que limpien el mundo y reciclen, si es que quieren que no sea contaminado,

y que 8 tazas sean mineras, para conseguir plata, si es que no quieren quedarse pobres,

y 5 tazas que cuiden el ganado, si es que quieren que el planeta no sea vacío,

y para que se multipliquen, y 5 tazas para los guardaespaldas de cada trabajo.


Entonces hicieron cada trabajo muy bien.

Las tazas que deje esperar ya fueron al mundo, eran más pequeñas, y tenían lunares blancos, otras tenían ojos y boca, no de animalitos.


Las tazas se enviaron solas al mundo y cayeron con cigüeñas, como unos bebés, las tazas ya tenían 7 años y sabían hablar. Todos tenían nombre.


Había una taza que también se llamaba Sofía, como yo. ¡Qué gran coincidencia! Después, yo la revisé, la cuidé y tiempo después, ordené que 25 tazas construyan la ciudad, si es que quieren un refugio, las tazas crecieron y crecieron, yo ya estaba esperando el momento de regresar a casa, entonces, yo seguía cuidando y reinando el pequeño lugar, y lo llamé Cuptown.


Es decir ciudad de la taza, en inglés, Cuptown fue un lugar muy bonito, y sobre todo para los más pequeños, y era muy grande.


Ya era el momento de regresar, como Sofía, la tacita pequeña creció para ser presidenta, entonces yo diría que sería la primera heredera más pequeña y joven en Cuptown, y al fin, gracias a la joven tacita, pude regresar a hogar.


Sofía, la tacita pequeña, no yo, conoció una taza llamada Agüina.


-"Hola, ¿Cómo te llamas?"- le dijo la tacita Sofía a la taza Agüina.


-"Me llamo Agüina, nunca te había visto, ya sé como te llamas, pero..., ¿Tienes un grupo?"- dijo Agüina.


Como Sofía tiene un grupo, que se llama las Ministazas, entonces le ofreció si querría unirse.


-"¿Sabes? creo que si quiero unirme."- dijo Agüina.


Y se hicieron muy amigas, luego Sofía y Agüina conocieron una taza llamada Melina, ella es un poco nerviosa y tímida,


-"Hola, ¿Cómo te llamas?"- preguntó la tacita Sofía y Agüina a Melina.


Melina se asustó mucho y creía que la iban a atacar y robar, pero no, Sofía y Agüina trataron de explicar a Melina que no son malas, y Melina se unió a su pequeño grupo, desde entonces fueron las mejores amigas.

15 de Agosto de 2019 às 00:59 0 Denunciar Insira 6
Leia o próximo capítulo La peor taza Temporada 1

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 11 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!