Los tres ingredientes para el café perfecto Seguir história

swxxtchxrrypxx Nora Sagredo

Lisa había jodido a todos con sus estúpidas acciones,claro. Pero,¿Sabes qué más une a todos ellos?. El café, diablos, ellos amaban tanto el café. ¿Quién podía preparar el mejor café y aliviar todas las heridas? [Fanfic de BTS]


Fanfiction Todo o público.

#jungkook #jeon #bts #jimin #park #yoongi #min #taehyung #namjoon #kpop #kim #seokjin #fanfic #jin
1
532 VISUALIZAÇÕES
Em progresso
tempo de leitura
AA Compartilhar

I

Shin SooGun y Min YoonGi comparten más que la "n", la "g" y la doble "o" en sus nombres, esos dos han sido amigos desde los 4 años.

Sus vidas siempre han sido algo distintas por muchas razones aunque eso jamás les impidió formarse juntos, ellos parecían estar destinados a ser prácticamente el dúo perfecto, a madurar cuando debían hacerlo y a cumplir sus obligaciones tal cual sus padres les habían inculcado; pero el golpe de la vida llegó sin avisar y ni la mejor educación pudo ayudar a que ellos no fueran afectados. Pudieron haberlo resuelto fácilmente, pero no fue así y con el paso del tiempo ya no era algo que se pudiera arreglar de un día a otro con una charla y unas palmaditas en la espalda.

Había sido una tarde poco antes del Otoño cuando a sus 6 años comenzaron a ver lo que para ellos sería el mundo real. Mientras YoonGi recostaba su cabeza en las piernas de SooGun,cubriendo su pálida cara del sol y disfrutando del césped de la casa de la niña, un chico casi 4 años más que ellos había llegado con su pequeña y tonta pandilla a molestarlos.

SooGun creía que querían jugar con ellos, pero en su lugar, poco rato después estaba llorando en la sala de su casa mientras su mamá gritaba al teléfono sosteniendo algodón en la nariz de su amigo. Jamás entendería porqué molestaban a su amigo cuando él era una de las personas más dulces y puras del mundo, no como ella--estos pensamientos perdurarían más tiempo del esperado para desgracia de todos--.En cambio Yoongi veía a su amiga como una de las única niña que no le daba asco, no sabía si se debía a que no tenía más amigos o a que ella simplemente había llegado a mudarse a la casa de junto y había resultado que cumplían años el mismo día y eso la hizo especial.

Todo el tiempo estaban juntos, escuela, comida, incluso podría decirse que estaban juntos al dormir ya que sus ventanas daban a la del otro y siempre se deseaban buenas noches.

No sabían en qué momento se habían convertido en los chicos más solitarios de toda la escuela—así como después no se darían cuenta de en qué momento habían empezado a golpear a la gente y a ser violentos con los externos a ellos dos—pero como se tenían el uno al otro realmente no les importó.

Las cosas estaban fuera de control para ambos desde hacía bastante

SooGun se sentía sola porque su padre casi nunca estaba en casa y su madre realmente no quería pensar que su hija no fuera perfecta.

Yoongi se sentía solo porque realmente lo estaba, las peleas ya se habían detenido pero su madre se la pasaba tirada en el sofá.

Había secretos entre ambos y esa amistad parecía romperse lentamente, pero Lisa, joder, ellos ni siquiera habían tenido algo que ver y ahora eran culpados de asesinato.

Nada estaba por mejorar, ese era su único y verdadero destino.

Aunque, si lo piensas bien, ¿Realmente todo está escrito cuando se trata del destino?.

Jin sabía que el destino no estaba escrito, no había forma de leerlo en una taza de café como en Harry Potter o verlo en una bola de cristal; claro que eso no lo aprendió hasta que fue un adolescente, casi ya un adulto, y su vida llena de privilegios, ropas de marca y halagos a su persona se vio afectada repentinamente. Jin no sabía cómo cuidar a JiSoo, cómo preparar un café o cómo comprar algo en la tienda de conveniencia, no sabía cómo era la vida normal.

Su niñez había sido ejemplar, perfecta. Juguetes nuevos, ropa que deseaba, abrazos cada vez que los pedía y muchos amigos yendo a sus fiestas de cumpleaños. Su habitación era, probablemente, del tamaño de la sala de estar de la familia Min. Y no había problema en ello, después de todo Jin no tenía la culpa de haber nacido en cuna de oro; el problema estaba en que sus padres nunca pensaron en que quizás no podrían mantener esa vida para siempre y sus hijos sufrirían.
JiSoo y Jin creían que todo el mundo vivía igual que ellos y siguieron creyendo eso hasta que de pronto vieron a sus padres en la televisión siendo acarreados por policías como crimínales. Porque, bueno, al final eso eran.

Kim SeokJin no sabía quién era él mismo hasta que sus padres fueron descubiertos en negocios turbios. Vaya manera de aprender a cuidar de tu hermana menor porque de la noche a la mañana tus padres están en la cárcel. Sería una mentira decir que Jin no olvidó más de una vez el nombre de su hermana, pero también lo sería decir que no aprendió lo básico rápidamente,

Él tuvo ayuda al menos,¿Qué había de los que aprendieron en soledad?.¿Qué pasaba con aquellos que jamás tuvieron a alguien a su lado?.

Kim NamJoon sabía qué pasaba con ellos. Esas personas solo tenían dos opciones: Quedarse ahí o avanzar con todas sus fuerzas.

Él avanzó, quizás con más fuerzas de las que realmente tenía. Su madre murió cuando nació, sus tíos, una pareja algo extraña de dos hombres que realmente jamás se dieron una muestra de afecto, se aprovecharon de él y al final estaba huyendo del gobierno que intentaba llevarle desde hacía mucho a algún orfanato.

Todos le asociaban, por encuentros casuales, con Min y Shin. "El heredero", había escuchado. Esos chicos incluso le habían ofrecido ayuda, Jimin también.Pero no quería ayuda, no quería ser visto y se hundía en su propia amargura y enfermedad. Pero igual había una pequeña llama de esperanza en su ser que gritaba que pronto todo mejoraría

Él creyó que Lisa era la señal de prosperidad que había estado esperando.

Qué equivocado estaba. Lisa solo dejó problemas.

Problemas, equivocaciones y optimismo. ¿Puedes describir a Taehyung y Jimin de alguna otra forma?. Por supuesto que cada uno lo manejaba a su manera.

Jimin prefería ser invisible a ser molestado. Taehyung prefería ser visto sin importar que lo molestaran.
Después de todo, siempre había gente buena en el mundo, según ellos.

La gente solía conocer a Tae por ser ruidoso y algo molesto, eran sus amigos frente a él pero a sus espaldas rodaban los ojos al hablar de él, Jimin se daba cuenta de ello pero su primo jamás le hizo caso. Así fue como Tae terminó siendo cercano a Jungkook.
Pero no te confundas, Jimin también era un terco. Su primo siempre le dijo que no se acercara a las "amistades" de Yoongi y SooGun. Y así fue como Jimin terminó loco, desesperado y absolutamente enamorado de Kim Namjoon.

Vivían juntos desde que recordaban, sabían que eran primos, obviamente. Su abuela los había cuidado como la perfecta madre que fue para los padres de ellos. Había una historia en cómo es que solo los dos bebés habían sobrevivido a un accidente, una historia que la abuela jamás les quiso contar y con el tiempo dejaron de querer escuchar.

Jungkook también quería dejar de escuchar una historia, la historia de cómo su primera experiencia amorosa, amistosa y aquello que creía que sería su eterna cura se había ido por la borda gracias a Lisa. Joder, Jeon odiaba tanto a Lalisa solo por eso que realmente había pensado más de una vez en mandarla él mismo al infierno. Pero no, él debía ser bueno por su hermano. Porque su hermano era bueno y no podía decepcionarlo.

Lisa había jodido a todos con sus estúpidas acciones,claro. Pero,¿Sabes qué más une a todos ellos?.

El café, diablos, ellos amaban tanto el café.

¿Quién podía preparar el mejor café y aliviar todas las heridas?.

12 de Julho de 2019 às 04:01 0 Denunciar Insira 0
Leia o próximo capítulo II

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 2 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas