A quien pueda interesar Seguir história

tomasingm Tomas Molina

Vendrá a mi y lo atenderé. Lo atenderé como un antiguo amigo, no como esos que casi siempre están y se van sin cambiar nada sino como esos que no están siempre pero aún así cada vez que se vuelven a ti logran llevarse toda tu atención. Así atenderé a mis pensamientos, así que siéntate; veamos que nos tienen que contar...


Poesia Romance Todo o público.

#vida #poesía #pensamiento #opinión #descripción #crítica #narración #mujer #hombre #tristeza #felicidad #desamor #amor
1
3.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

La fuente de los deseos

Eso fue, eso era y será No estuvo ahí siempre como solían decirme, no me pedía nada a cambió para hacerla funcionar, tampoco pedía que cerrara los ojos para poder hablarle. Se mantenía ahí y que estuviese bastaba para mí; podía pedir lo que quisiera y aún sin tener la certeza de que se cumpliera; tenía el convencimiento de que me oía.


Me la describieron como algo vacío, estático, medio llena de agua estancada, algo que recibía peticiones a cambio de un pedazo de metal que se enmohecía con el tiempo y oscurecía el agua ya sin vida. La describieron como el centro de atracción de muchos, pero era una atracción de una sola vuelta.

Para mí era extraordinaria, porque no se mantenía inmóvil, me escuchaba, tenía un par de orejas horadadas perfectas, estaba llena de vida, tenía venas por las que corrían litros de sangre. Y al pedir mis deseos podía mirar sus ojos y percibir el brillo de aquella agua que ya no estaba estancada.


Su don era dar y yo pedía con avaricia, no podía evitarlo, mi FUENTE DE LOS DESEOS, sí, porque la creía mía. Deseaba un futuro juntos, cumplir mis sueños con ella, verla sonreír cada mañana. Yo continuaba pidiendo, pero sólo para mí, jamás deseé nada para ella y pudo ser por eso, por ser ELLA, por ser un pronombre en femenino no la tomé en cuenta y mucho menos la escuché y me siento mal; me entristece compartir esa indiferencia, no estoy seguro de querer escuchar aquellas quejas, aquellos deseos que también tiene y saber que ella puede pedir también soló para sí, me hace egoísta y lo sé.


Mi codicia rebosaba y aun así la veía siempre en pie y decidí cambiar las cosas, aprender a ser como ella, sé que no puedo ser ELLA, porque siempre seré ÉL, pero quiero escucharla, saber que piensa...ELLA mantendrá su trabajo como -LA FUENTE DE MIS DESEOS- ¿y yo? Yo seré - EL MANANTIAL DE SUS ANHELOS.

28 de Maio de 2019 às 15:09 0 Denunciar Insira 0
Leia o próximo capítulo Lluvia

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 10 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas