joilengallardo Joilen Gallardo

Aion, Ultimo de Los Arkana y Primero con El Nombre, es lanzado a su destino en un mundo convulsionado por la enfermedad de "La Ambición", ésta ha devorado las razas provocando cambios que nadie olvidara. Thyelf, Dragones y Sadraax formaban El Tryostes, La Sagrada Unión, hasta que los Humanos aparecieron desencadenando una Era incierta para un mundo que solo había conocido la paz.


Fantasia Todo o público.

#elfos #312 #328 #217 #234 #32817 #goddess
2
4.2mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Terças-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

Introducción

He tomado del mundo solo el tiempo en que los míos han estado aquí... Pues componen mi historia, Aion, Ultimo de Los Arkana y Primero con el nombre.

La raza a la que pertenezco trasciende aspectos en la que los Ederas(1) apenas comienzan a contemplar, hay tinieblas en ellos y es tan incalculable como la de los abismos, a pesar de enseñarnos la guerra, no fue lo primero que aprendimos de ellos.

Ya existían historias sobre Seres provenientes de remotos parajes, más allá de los lejanos océanos, habitantes de exóticas formas y con distintos pensares, mi gente, Los Arkana y Los Sunstridders, en las facetas respectivas de maestros y anfitriones recibían a "Los Perdidos"; entre estas razas, Los Ederas, con estatura menuda, cuerpos fornidos, orejas pequeñas y redondeadas, cabelleras cortas y oscuras al igual que sus miradas, eran quienes en apariencia lucían similares a nosotros. Los aceptamos como parientes existenciales, incluso nacieron pensamientos sobre su procedencia y rápidamente comprendimos que poseían un lento avance de conciencia, se habían quedado atascados por alguna razón y era nuestra responsabilidad instruirlos.

Y en la medida que nuestra cultura los adopto, mas Ederas poblaron los valles, montes y praderas, ninguna otra raza "perdida" impacto nuestro mundo como ellos lo hicieron.

Las Castas aprendieron sobre ellos mientras se les fueron otorgados nuestros conocimientos, compartimos placidos todo lo que del Gran Hacedor habíamos comprendido y tal como algunos vaticinaban, surgieron distorsiones en nosotros, que ellos llamaban enfermedades, nuestros sanadores se avocaron rápida y eficazmente logrando exitosos resultados, pero la semilla del miedo había sido implantada en nuestra civilización.

Entre más aprendían los Ederas sus primeras formas se tornaban opacas, incluso se oscurecían en tonos viciados del color, los cristales que emanaban de ellos perdían velocidad y constituían un amasijo desagradable alrededor de sus segundas formas, solo unos pocos estaban ajenos a esta singularidad y mantenían sus primeras formas como las nuestras, diáfanas y brillantes, jamás habíamos visto tal hecho ni siquiera en criaturas profundamente violentas e ignorantes, así conocimos la enfermedad de "La Ambición" y el fruto del miedo estremeció nuestra Cultura pues ésta era terriblemente contagiosa.

Algunos Arkana profetizaron que ellos habían abierto la brecha que nos destruiría, que esa era la finalidad existencial de esa especie, intensificando así las profundas dudas que asolaban las mentes de los que solo habíamos conocido la plenitud de la armonía. Sin embargo, no todo en los Ederas sucumbía a lo siniestro, otros Arkana abogaron que su frágil existencia arremolinada de sentimientos temporales era lo que los hacia peligrosos.

Por primera vez se levantaron muros en nuestras ciudades, comenzó una división dentro de nuestra raza mientras que los Ederas se volvían mas fuertes y habilidosos con los conocimientos que una vez les fueron dados, habían también estudiado nuestras debilidades. Erigieron asentamientos devorando recursos, sometiendo a criaturas y paisajes a sus deseos implacables.

Son una raza muy contradictoria, prefieren justificar sus odios a ser felices y fueron ellos con quienes más viví.

____________________________________________

1. Humanos.

24 de Maio de 2019 às 21:02 0 Denunciar Insira Seguir história
3
Leia o próximo capítulo Glosario

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 2 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!