Despertador Seguir história

joel-gou1558554232 Joel Gou

Despertar en un lugar que conoces, pero que no reconoces, solo para darte cuenta que nunca despertaste.


Histórias da vida Todo o público.

#lapaz #sueños #sueño #desesperanza #despertador
Conto
0
3.5mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Despertador

Escuchó la alarma de su despertador. Entreabriendo los ojos y murmurando barbaridades alcanzo el teléfono y la apagó. Se incorporó en la cama y, aunque todavía le faltaba tiempo para despabilarse, no pudo contener el grado de sorpresa. Saltó y prendió la luz. Esa no era su pieza, no estaba en su casa, en su barrio, en su mundo. Corrió la cortina y se desayunó con un paisaje que no llegando a desconocido le resulto por demás extraño. Donde debería haber estado su patio, ahora había una ciudad. Autos, colectivos, edificios, calles empedradas que subían y bajaban a lo lejos, gente caminando yendo y viniendo de donde sea. Y el todavía en piyama con los ojos que se le escapaban de su rostro y con la cabeza echando humo intentando comprender la situación. Se vistió con la primera ropa que encontró a su paso, se calzó unas zapatillas andrajosas que por allí encontró tiradas y salió a los tumbos del lugar. Tal vez algo o alguien le explicara donde carajo estaba y los mas importante, como había llegado allí. A la puerta de su casa estaba la plaza, con una iglesia, casa de gobierno, bares, hoteles que la rodeaban. A través de un arrebato de conciencia se dio cuenta de que reconocía el lugar, ya había estado allí. Personas de traje fino, otras vestidas de coya, otras con mochilas en sus espaldas. – Como mierda hice para llegar hasta La Paz??? – se preguntó. Con el estomago vacío y sintiendo una extrema sensación de naufragio salió corriendo del lugar. Atravesó la plaza, subió por las escaleras que encontró, y por la calle que en sus recuerdos lo llevaban a la estación de colectivos, reconociendo por momentos el paisaje a su alrededor. Una chica a lo lejos lo miraba fijo. La conocía, sabía que la conocía. Pero no la reconocía. La tenía en su mente como alguien con la que alguna vez cruzó vista en algunas de sus tantas aventuras, pero quien? Pero cuando? Corrió hacia ella como si el llegar a su encuentro aclararía toda su situación… y escuchó la alarma de su despertador. Entreabriendo los ojos y murmurando barbaridades alcanzó el teléfono y la apago. Se incorporo en la cama listo para ir a trabajar a su oficina, recordando siempre que no es un aventurero, esperando siempre la noche siguiente porque tal vez volvería a soñar.

22 de Maio de 2019 às 19:50 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~