El huésped de la Isla Seguir história

repran_h Reprán H.

El planeta se encuentra en una guerra a muerte, los habitantes marinos tienen el objetivo de gobernar la superficie terrestre, sin embargo, siniestros entes lucharán hasta acabar con cada ser humano existente.


Ficção científica Todo o público.

#terror #traición #theauthorscup #TheBestStoryScienceFiction #CIFI
2
3253 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

1

De entre la mandíbula deja asomar dos extremidades blandas y velludas, delicadamente comienza royendo los cachetes de la mujer, su palpo labial se abre cada vez más mientras el éxtasis de la carne humana penetra por su gusto. Delgadas telas cubren el cobre color de sus ojos; tres segundos después y vuelve a verse lo que se identifica como una mirada lujuriosa.

Este procedimiento se repite al ritmo de la respiración de Duarte, quien se exige no intervenir en el festín de su enemigo. Lo ha perseguido tanto tiempo, buscándolo hasta poder encararlo.

Mentalmente el hombre repite su mantra, lo más fuerte que puede las letras surcan su cabeza; esa melodía que, gracias al dolor que le provoca, es lo único que lo mantiene en la realidad. Sus recuerdos voltean la moneda, fractura sus emociones al grado de permear sus sentimientos a través de su débil cuerpo.

La bestia alerta a todo su entorno percibe su esencia. Sin dejar de comer lanza su amenaza: «por fin has llegado».

Duarte sale de su escondite, intenta bloquear su mente, pero es demasiado tarde, su adversario sabe lo que piensa. El engendro deja su banquete, se irgue en sus dos patas ligeramente cazcorvos y con sorna lanza las palabras.

—La canción era hermosa, pero evocaba recuerdos tristes en mí —ladea la cabeza como provocación al tiempo que limpia la sangre de su rostro— tuve que hacerlo, ella hacia lo que estaba prohibido: me miraba mientras cantaba.

Aquello que tiene frente a sus ojos no posee forma definida, adoptaba el cuerpo de su hospedero. Pese a su aspecto verdoso, manchado de tierra combinado con sangre y el hedor que desprende, aún puede distinguirse el vestido rosa que Duarte le compró a su pequeña de cinco años, quien ahora es un cascaron.

Infeliz hombre que busca la sanación de su conciencia a través de arriesgar todo lo que él representa, pues está cayendo en la provocación del enemigo.

La pequeña Lulú, deforme por todos sus huesos rotos, extiende los brazos para atraer a su padre, sus ojos se achican y su boca modificada muestra el rojo escarlata de la sangre.

El hombre sufre por el cruel acto, las lágrimas comienzan a surcar su demacrado rostro; al instante necesita abrazarla, besarla, pedirle perdón y confirmarle que él es quien debió morir.

Duarte va perdiendo toda serenidad, Lulú se inclina a cuatro patas y de un salto cae sobre su comida, este lucha por quitarse de encima su siniestra presencia, pero en vano la pelea, pues es dominado. El palpo labial del engendro se abre y penetra la boca del humano mientras él profiere un grito de terror, es totalmente bloqueado por las imágenes que implanta en su mente.

Finalmente, Duarte se levanta del suelo, con sus manos palapa su cuerpo, sus ojos se tornan cobre y su rostro sombrío. Ahora está listo para caminar por las calles de la ciudad; ya no es humano, pero se siente como tal.

14 de Maio de 2019 às 18:26 0 Denunciar Insira 4
Leia o próximo capítulo 2

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 6 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!