Media Luna Seguir história

M
Maira Miranda


Karla una chica huérfana de 16 años estudia en la institución mas prestigiosa de Londres, sus habilidades con la computadora son impresionantes, en vísperas de las vacaciones de verano dos chicos se acercan a ella para pedirle que desencripte un programa, luego de hacerlo un mundo que ella creía irreal se muestra ante sus ojos y la lleva a conocer la verdadera realidad que no todo lo que se cuenta en las historias es irreal o invención de la mente humana.


Fantasia Épico Todo o público.

#32816 #258 #227
0
3.6mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 15 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Se abre una puerta a otro mundo

Karla se sentía realmente mal, no solo eran nauseas, ahora su vista comenzaba a nublarse, ella salio corriendo en dirección a los baños, en el camino tropezaba con muchos alumnos que se dirigían a la salida del instituto, el bullicio comenzaba a ocasionarle dolor en la cabeza, su visión estaba realmente borrosa apenas podía dilucidar el camino a los baños fue casi un milagro que llegara allí, entró pero de inmediato sintió que unos brazos la halaron hacia afuera, ella chilló, intento safarse fue entonce cuando escucho una voz masculina:

- Este es el baño de los hombres

- Lo..lo siento - respondió con voz trémula y se dirigió en dirección al baño de chicas que se encontraba al frente, para ese entonces no podía ver nada a tientas llega hasta los lava manos y de inmediato comienza a vomitar, a su espalda pudo escuchar las voces de chicas que se quejaban y salían deprisa del baño, luego de unos minutos sintió que estaba sola, termino de vomitar y se sintió un poco mejor, abrió el grifo del agua para intentar que el vomito se fuera por el desaguadero, su visión comenzó a volver paulatinamente, tomó agua para enjuagar su boca y quitarse el sabor amargo.

-Karla - Ella sintió la mano sobre su hombro derecho ¿qué hacia un chico en el baño de mujeres? se preguntó.

-¿Qué haces aquí? sal - respondió débilmente

- ¿Qué tienes? estas pálida

- No me siento bien

- ¿Te ayudo?

-Puedo sola - La chica sale del baño y se dirige al ala de las habitaciones de mujeres, aun siente su cuerpo débil así que en ciertos momentos se apoya en la pared para continuar, Karla siente los pasos que la siguen, se detiene

- ¿Qué crees que estas haciendo? - su voz sigue sonando débil

-Karla necesitamos que desencriptes algo

- ¿Qué parte de no me siento bien no te quedó clara?

- Por favor solo tu puedes hacerlo - Él continuo insistiendo. Karla continuo su camino ignorando la petición.

Después de vomitar se sentía mejor pero aun estaba débil quería tomar un baño y descansar, abrió la puerta de su cuarto y de inmediato la cerro con seguro, abrió la pequeña nevera que tenia en su habitación y saco una botellita que lucia como la de un yogurt , la bebió rápidamente, un hilo de liquido rojo rodó por una esquina de su boca, con su lengua la limpio, se despojó de su ropa y se metió en la ducha.

El clima no estaba nada fresco así que al salir del baño solo se puso un camisón y recogió su cabello como un tomate. después de bañarse se sentía mucho mejor; su visión había retornado completamente y su cuerpo había recobrado la fuerza, su mirada se dirige hacia la pequeña nevera.

- Definitivamente no puedo dejar de tomar esa vitamina cuando no lo hago me pongo realmente mal, mi cuerpo ya es dependiente de eso, desde que tengo uso de memoria lo bebo- un suspiro de decepción salio de ella. De repente la puerta se abrió.

- ¿QUÉEE?? ¿Cómo abriste la puerta? - el chico no respondió

- Por favor Karla ayúdame a desencriptar esto - mostró un CD

- ¿Todavía usas CD? - En ese momento se percató que había otro chico parado en la puerta con los brazos cruzados.

El chico tenia aproximadamente su misma estatura y edad, no era tan atractivo pero había algo en su mirada, su mirada era penetrante, fría, indescifrable fue entonces cuando se acordó que solo llevaba puesto un camisón.

- Ay dioss!! - gritó - Salgan por favor los ayudare pero salgan por un momento - Luego de unos minutos abrió la puerta llevaba puesto el mismo camisón pero con un short por debajo, se sentó y encendió su portátil.

- Dame el CD - el chico lo entregó rápidamente. - ¿Intentaron pedirle a quien lo incripto que lo desencriptara? - el chico de la puerta respondió.

-¿Puedes hacerlo o no? - Karla estuvo tentada a decirle que no lo haría tan solo por tu actitud.

- Puedo, solo que es un poco complicado por los cifrados de ciertos archivos del sistema y puede tomar tiempo, seria mas fácil para la persona que lo hizo, desencriptarlo. Existen múltiples variantes de infecciones por ransomware debo averiguar cual usaron para elegir el programa adecuado para recuperar lo que ustedes desean.

- ¿Una chica de preparatoria puede saber tanto? - preguntó el chico de la puerta al otro

- Ella tiene solo 16 años pero te aseguro que es la mejor.

Las horas transcurian, el compañero de Karla se había ido y solo ella y el chico de la puerta habían quedado.

- Te sugiero que te vayas y vuelvas mañana, no eres estudiante de esta institución y podrían sacarte, ademas estas en el ala de las habitaciones de las mujeres se supone que ningún chico puede estar aquí.

- No te preocupes me iré en cuanto termines

- Puedo tardar un poco, necesito recuperar la clave de descifrado para los archivos.

- Tengo todo el tiempo - El chico continuo parado en la puerta sin moverse al rededor de 3 horas.

- Listo lo logre, ¿qué es esto? ¿un vídeo juego? - Karla estaba sorprendida; la habían puesto a decencriptar un juego ¿que broma era esa? se preguntó. El chico quito bruscamente a Karla del lugar y se acerco a la pantalla

- Princesa ¿esta bien?

- ¿Estas loco? ¿le hablas a un personaje de vídeo juego? - El chico ignoró las palabras de ella de repente la muñequita que estaba en la pantalla del portátil se materializó, Karla sintió que su corazón se desprendía del pecho y por un instante se vio sola flotando en un espacio oscuro y en un parpadear volvió a estar en su habitación allí aun se encontraba el chico de la puerta que la miraba estupefacto y la llamada princesa que era una chica de unos 18 años, alta alrededor de 1.80 de estatura, esbelta de piel pálida blancusca, cabello largo lila y ojos de color lila. La chica tenia las facciones mas hermosas que ella halla podido ver.

- ¿Cómo es esto posible? - le preguntó el chico de la puerta a la llamada princesa

-No lo sé - respondió ella con la voz mas suave y dulce que se ha podido escuchar

- ¿Eres del clan Ligthto? - Preguntó el chico

- ¿Clan Ligthto?¿ qué es eso?- Preguntó Karla confundida

- Al parecer ella no se ha percatado de su cambio - la Voz de la princesa seguía siendo suave

- ¿Cambio que cambio? - Karla se dirigió hacia el espejo y para su sorpresa no podía ver su reflejo. ¿que me hicieron? - su voz temblaba, miro sus manos y vio que había perdido su color de piel bronceado ahora era blanca y pálida, un mechón plata de cabello se deslizó en su rostro

- AHHH!!, QUE ME HICIERON??? mi..mi Cabello, he envejecido - Todo su cuerpo temblaba

- No te hicimos nada, mientras estés en tu cuerpo vampiro no podrás ver tu reflejo en el espejo y ademas solo tienes un mechón de cabello plata.

-¿Cu..cu..cuerpo vampiro? - El chico soltó un suspiro de frustración y delante de los ojos de la chica cambió de forma, ahora era totalmente distinto lucia como un chico no mayor de 24 años su estatura estaba entre los 1.87 m y los 1.90 m. su cabello era negro azabache, sus ojos eran como rubíes, sus labios de un tono rojizo, su mirada seguia siendo igual de fría pero su aspecto era como el de un ángel.

-Este es mi cuerpo real, el que viste anteriormente es un cuerpo semejante al humano que los ligthto usamos para poder andar bajo el sol.

7 de Maio de 2019 às 01:28 1 Denunciar Insira 2
Leia o próximo capítulo Instituto Stephen I de Blois

Comentar algo

Publique!
SN Secret Night
Me encantó
20 de Outubro de 2019 às 21:17
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!