Conto
1
3794 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

No te voltees

Lo que vas a leer no es un cuento sino más bien un relato, un relato que ocurrió de verdad en el año 2011. Juan tenía 6 años cuando ocurrió esto.

Juan vivía en la típica familia normal, padre y madre juntos, un perro golden rubio hermoso, un auto, una casa en Versalles y una casa para veranear en Villa Gesell.

Juan se levantaba a las 6.30 AM para ir al colegio donde cursaba primer grado, el colegio estaba a 5 cuadras de su casa, iban caminando junto con la madre. A eso de las 17 Hs Juan volvía a casa, llegaba tarde porque se quedaba en el colegio todos los días doble turno porque los padres nunca estaban en la casa. Para la vuelta lo iba a buscar el papa en el auto cuando volvía del trabajo. Juan llegaba, miraba los dibujos comiendo unas galletas Oreo y una chocolatada bien fría que se la hacia la mama mientras él estaba llegando. Por ahora todo perfecto en la vida de Juan, lo único malo en su vida era que Juan no se podía dormir.

Juan decía que si se dormía el monstruo le iba a comer los ojos, es un niño... todos cuando fuimos niños teníamos miedo de que pasara algo similar, no? Pero esto era distinto. Juan se quedaba despierto hasta las cuatro de la mañana, que era cuando el "Monstruo" desaparecía.

Esa noche fue todo muy distinto. Juan había decidido grabar al monstruo esa noche, puso su celular en la repisa, junto a sus libros de tarzan y peppa pig que tenia. Pero esa noche el monstruo no apareció... Juan logro dormirse hasta que se despertó de un grito que venía del cuarto de sus padres. Con mucho miedo se levanto de la cama y fue a ver qué pasaba. La puerta estaba entreabierta, el niño decidió mirar por el hueco que se formaba y vio a los dos padres tapados hasta la cabeza, nunca se habían tapado de esa forma, salvo cuando estaban haciendo esas cosas de gente adulta. Capaz era eso, los dos padres estaban teniendo relaciones bajo las sabanas pero el chico era muy inocente para saber eso, el solo pensaba en el "Monstruo." Juan decidió retirarse y fue a su habitación donde agarro el celular para apagar la grabación pero antes decidió mirarla y encontró algo muy extraño.

Juan vio la grabación de su celular, era un celular muy barato que le podían comprar a un chico de 6 años para que no llore mas, la calidad era muy mala pero se podía observar que cuando el niño fue a investigar la habitación de sus padres, se metió algo desde su ventana, tenia de estatura unos 1,80m, por la oscuridad no se podía verle bien la cara pero se veía un rostro aterrador, 3 cuernos se le hacían con la sombra y en la mano tenía un cuchillo donde goteaba algo muy similar al agua pero más espeso. El "Monstruo" mientras entra por la ventana se da cuenta que lo están grabando y muestra 4 pelotas raras, cubiertas de sangre luego de mostrarle dicho trofeo el monstruo se mete debajo de la cama del niño. Juan termina de ver la grabación, shockeado, percibe que una mano le agarra el pie desde abajo de la cama.

Esto ocurrió el 15 de febrero de 2011. Hoy, 15 de febrero de 2019, veo en el noticiero que se busca a un asesino cuyo nombre es Dario Montez, un hombre de unos 1,80m que observa niños con una máscara de Darth Maul y le gusta asesinar a los padres. Al asesino nunca lo iban a encontrar, no en este país, entonces apago el noticiero, voy al baño para colocarme mi mascara favorita, salgo del baño, cierro la puerta y escucho como se mueve la puerta que se encontraba en mi piso. Antes de irme, paso por la cocina a agarrar uno de mis cuchillos que tengo en mi colección, agarro el mas afilado. Salgo de mi casa para ir a la casa de una persona, me escondo en el lugar mas oscuro de la habitación y observo a una persona que le gusta mucho leer, mas bien le gusta leer este relato justo en este momento, seras tu? No te voltees.

4 de Abril de 2019 às 15:35 0 Denunciar Insira 0
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~