Historias de Regnum (Recuerdos de un hombre muerto) Seguir história

roly-nogales1536022217 Roly Nogales

Pagina oficial de facebook del cuento: https://www.facebook.com/Historias-de-Regnum-332699690824022/ Fanfic del juego MMORPG https://www.championsofregnum.com/ Segunda parte de esta historia, donde se relata como continua la guerra entre los reinos Ignis, Syrtis e Alsius luego del asesinato del príncipe Edrum en la cumbre de la alianza, en la isla de guerra. Nuevos personajes, nuevas batallas y muchas sorpresas.


Fantasia Medieval Todo o público.

#epic #magos #316 #regnum #7 #234 #217 #357 #341 #343 #elfos #caballeros #aventura #guerra #magia #medieval
7
4.5mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todos os Domingos
tempo de leitura
AA Compartilhar

Limbo (prólogo)

Un lugar vació y sin señal alguna de vida. Todo a su alrededor es blanco y negro, sin sonidos, sin ruido alguno que perturbe la inmensa tranquilidad que sostiene ese extraño mundo. Plantas negras que son agitadas por un viento invisible e insonoro, simplemente se mueven para todos lados. Arboles oscuros y casi transparentes, con ramas quebradas, pero nadie ha estado allí para romperlas. No hace calor, ni frió, no hay un clima que sufrir o disfrutar. Los arboles del lugar son copias exactas del anterior, una y otra vez, esas construcciones negras se repiten, incluso el falso pasto oscuro. No hay un lugar donde ir, simplemente se repite una existencia en un sitio sin sentido.


Un paisaje misterioso, en donde la silueta de dos criaturas pequeñas y perdidas se miran frente a frente, con su cuerpo bañado en oscuridad, solo siendo sus ojos lo que puede distinguirse en la extraña figura sin forma. Perdidos y pequeños, porque solo son mas altos que el extraño pasto que los rodea, y con una mirada tan perdida e incomprensible que parecen inocentes.



 


¿Que es lo que hacen allí? ¿Por que son solo dos? Intentarían comunicarse pero no saben como hacerlo, no dentro de ese plano tan extraño donde se encuentran. Pareciera que se conocen de toda la vida, ambos simplemente se miran como si buscarán una respuesta. Extremadamente frágil, cansados y agotados, uno de ellos se tumba en el piso, recostado sobre la oscuridad que simula un pasto verde, pero aun así no tiene el sentido del tacto para poder saborear con sus dedos negros la contextura de los alrededores. Al poco tiempo, el que se queda de pie también se deja caer. 


No es de noche, ni es de día, no se puede calcular como es que pasan los días, pero ya llevan allí un tiempo considerable, tanto que no se dan cuenta de ello hasta que unas luces se prenden repente, en el pecho de cada uno. Incalculable es el lapso de comprendimiento que ambos se han tomado para sentir la oscuridad o comprender que es lo que hacen allí. Fue hasta que esas luces se prendieron en sus interiores que, por fin, hacen algo diferente, y eso es sorprenderse. La sorpresa los invade por primera vez y ahora ya no le dan importancia a la oscuridad, sino a esos destellos coloridos en su interior.


Uno de ellos posee el color azul. Poco a poco, este color empieza a apoderarse de su ser, de todo esa forma negra que jamas tuvo sentido, poco a poco se va tiñendo por unas venas azules que recorren todo el cuerpo. Junto con ello, empiezan a presentarse cálidas sensaciones de fortaleza, seguridad, confianza, fuerza, determinación, una extraña voluntad para seguir adelante. Adrenalina recorre su cuerpo, esa criatura oscura ya poco a poco es azul oscura, y comienza a pensar por si misma. Rabia, enojo, furia, inclusive cuando no puede entender de que se trata, él puede sentirlo.


Cuando el azul se percata y mira al ajeno que lo acompaño por tanto tiempo, este ahora se tiñe de un rojo sangre. Observa sus manos de arriba a abajo, y unas lineas escarlata rodean sus extremidades, subiendo por sus hombros hasta llegar a su cabeza. Miedo, tristeza, pensando en una vaga idea de lo que sería la venganza. Se siente herido, mas no puede tocar esas heridas, no sabe donde están. Siente que algo lo empuja para poder levantarse, algo que no le permite apoyar su cuerpo en la oscura superficie. La calma se hace presente, y ante esto una gran seguridad y pulcritud inigualables. Un quiebre en su estabilidad emocional que se convierte en poder.


Ya están listos, no saben para que, pero ambos ya poseen unos extraños colores que le han brindado la capacidad de sentir. Uno es tan distinto al otro, que eso también es difícil de comprender. Como seres tan diferentes pueden coexistir en un mundo donde todo es tan igual.


¿Alguien verde? Al mismo tiempo, voltean sus cabezas para poder visualizar a alguien sentado a lo lejos, de espaldas a ellos, con un color verde esmeralda que va desapareciendo. Sorprendidos pero caminan tranquilo hacia el individuo, guiados hacia él para investigar mas sobre lo que los rodea.


Una vez que llegan hasta este sujeto, notablemente mayor a ellos. Una silueta gastada, vieja, representando la vejez que tiene con una larga barba de oscuridad y unos ojos blanco y cansados. Él lleva mas tiempo que ellos en ese lugar, no fue hasta que ambos empezaron a sentir sus colores que pudieron percatarse y comprender al verde, quien siempre estuvo ahí, a una distancia visible. El rojo intenta tocarlo, pero el anciano, el verde ya exhausto, desaparece. Su cuerpo se va deshaciendo junto con esa brisa invisible que ahora si pueden oír y sentir. Muere, sin mas que una presencia vaga, la silueta anciana se desvanece ante los ojos de estos dos seres recién nacidos, dejando en su lugar simplemente un destello brilloso, del color que tanto lo caracterizaba. Esta allí, y ellos no saben que hacer con ese brillo solitario, pues ambos tienen el suyo y no sienten ni la naturaleza de querer tocarlo. En pocas palabras, no les pertenece.


Ambos humanoides de cuerpos negros se quedan observando ese destello, con la esperanza de que en algún momento, en ese mundo tan extraño donde han nacido, aparezca un nuevo compañero que pueda portar ese color, ese brillo, es poder


El tiempo sigue pasando, y ellos no lo sienten. Una eternidad podría ser que se quedasen observando el poder verde, y no se darían cuenta en ningún momento. Los arboles, el bosque ficticio sigue creciendo alrededor de ellos, un bosque negro y sin emociones, con un fondo y cielo totalmente blancos. Lo único que pueden sentir ahora es el viento que golpea sus animados cuerpos, pero nada mas. Vuelven a sentarse, pacientes y perdidos, esperando a alguien que pueda rescatarlos de ese lugar. El vació que les ha dejado ese adiós del viejo oscuro fue tal que ahora se sienten como al principio. Fue en ese momento, donde pudieron comprender por primera vez algo. Deben estar los 3 para seguir adelante. Los 3 son necesarios para seguir creciendo tal como lo estaban haciendo. Ellos necesitan a alguien mas en ese vació, en el limbo blanco y negro que no parece tener fin. 


Azul, rojo y verde. Simples colores a vista de cualquiera, pero una esperanza de existencia para ellos. Un propósito.


Historias de Regnum II: Recuerdos de un hombre muerto.

19 de Janeiro de 2019 às 03:52 0 Denunciar Insira 2
Leia o próximo capítulo Héroes

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 11 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas