La Visión del Yo Seguir história

cesar-perez1532838411 César Pérez

“Un mensaje de amor, de transformación y esperanza”. Copyright © Todos los Derechos Reservados Por derechos de autor, se prohíbe la reproducción parcial o total.


Auto Ajuda Todo o público. © Copyright © Todos los Derechos Reservados Por derechos de autor, se prohíbe la reproducción parcial o total.

#miedo #esperanza #dios #almas #inspiracion #crecimiento #desesperanza #suenos
8
4.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Tuve un Sueño

Desperté en una enorme habitación.


Lo extraño era que entre sus paredes solo había espejos; y en cada uno de esos espejos solo se reflejaba mi rostro.


Me vi reír, me vi llorar, también melancólico, triste y desesperado.


Pero había uno entre todos ellos en el que nada se reflejaba.


Entonces le pregunte: ¿Quién eres?


Y él me respondió: ¡Soy Tú Yo verdadero!


¿Y quiénes son lo demás? Le dije.


—Son tus otros Yo. Los que creaste.


—¡Los que creé! No recuerdo nunca haberlo hecho.


—Más bien los creo Tú incapacidad para responder a la pregunta: ¿Quién soy? Y como los demás, iniciaste buscando la respuesta en el exterior, fuera de ti y fue cuando todos ellos llegaron.


—¿De dónde vienes Tú?

—De Tú interior. Intento ayudarte a responder a la misma pregunta.


—¿Pero como una simple pregunta puede generarlos?


—No te imaginas el enorme poder que tiene Tú mente. Ella busco en el lugar equivocado por lo que generó la respuesta equivocada. Como no pudo encontrarla, la creó. Entonces el error te hizo sentir separado de toda la creación y solo, en un lugar en el que no entendias lo que estaba pasando.


—Al sentirte solo te dio Miedo. Y cuando te dio Miedo decidiste protegerte a como dé lugar y los creaste.


—¡Son el Ego! Asemejan a una armadura rota que pretende mantenerte a salvo de lo que te rodea pero que en verdad, lo único que sabe hacer es separarte de la realidad.


—¿Y quién soy entonces?


—Eres El Fuego que crea; la Llama que transforma; la Brisa que sopla y la Esencia que es eterna.


—¡No sabia que podia crear!


—Siempre lo haz hecho a través de los sentidos. Eres la consciencia que permites que todo sea.


—Solo intenta imaginar por un instante que no estuviéramos aquí. ¿Quién se encargaría de percibir todas las cosas?


—Quién le daría el color verde a la hojas sin tus ojos. O la dureza a las rocas sin tus manos. O el rico olor a las Lirios. Sin nosotros serian solo montones de átomos.


—Nosotros le damos el sentido completo. Los creamos y los definimos porque somos la extensión física del que todo lo crea.


—Creamos junto con Él.


—¿Y cómo transformó?


—Con tus actitudes.


—¿Haz visto lo gris que se tornan los días cuando te sientes asustado?


—Es increíble lo interesante de los Sábados en comparación con la tristeza de los Domingos. Sin embargo, en ambos, siempre habrá la misma cantidad de horas, de minutos y segundos; lo único que los hace diferente son tus actitudes.


—¡Tú transformas! Tú tienes la capacidad de convertir la oscuridad en la luz y la luz en oscuridad solo con tus actitudes.


—¿Y como puedo ser el viento que sopla y la brisa que es eterna?


—Esa es mi tarea.


—¿Osea que estamos juntos en todo esto?


—¡Por supuesto! Nos complementamos.


—¿Como nos crearon? ¿Porqué estamos aquí?

11 de Dezembro de 2018 às 15:19 4 Denunciar Insira 8
Leia o próximo capítulo La Creación

Comentar algo

Publique!
Said Franceshi Said Franceshi
Fabulosa lectura de mucha reflexión y sensibilidad.Con la actitud hace brillar tu Ser.
2 de Maio de 2019 às 21:29

  • César Pérez César Pérez
    Gracias Said Franceshi por tomar de tu preciado tiempo en leer mi obra. Feliz de que fuera de tu agrado. Saludos, 10 de Maio de 2019 às 09:21
Guillermo Rodríguez Guillermo Rodríguez
Me gusta y me parece un diálogo entre la mente y el corazón por lo menos eso quiero entender muy existencial.
4 de Fevereiro de 2019 às 15:20

  • César Pérez César Pérez
    Gracias por leerlo. Que bueno que te alla gustado. 4 de Fevereiro de 2019 às 22:17
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 5 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!