31 de Octubre Seguir história

stanger23 Martín B.

El viejo Tom es un hombre de unos 76 años, sólo,rechazado y acosado por unos niños malvados. El 31 de Octubre hace un acto que calienta su corazón y el de una familia entera.


Drama Todo o público. © Baychev

#horror #literatura #terror #drama #halloween #historia #amor #español #familia #tristeza #real #triste #nostalgia
Conto
0
4568 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

31 de Octubre


"Un día antes (30 de Octubre)"


El viejo Tom cerró las ventanas, bajó las cortinas, colocó el vinilo y se acostó en aquel sofá que parecía venir de la época de la Segunda Guerra Mundial. Justo cuando estaba a punto de reunirse con su difunta mujer en su sueño, este fue interrumpido por el horrible sonido de petardos que provenía del portal de la casa. Como no... 


-¡Corre Richard, corre! - gritó el pequeño, pero corpulento Zack.

-¡Qué te jodan viejo! - manifestó Richard. 

- ¡Chúpame los huevos! - añadió Mark.


Este trío de "niños" si se les puede llamar así eran los acosadores diarios del tranquilo y amable anciano, quien a pesar de todas estas atrocidades y palabras mantenía la calma. De hecho, un día mientras Richard estaba siendo confrontado y con razón por otros niños más grandes, el abuelo salió en su defensa librándolo así del peligro. Evidentemente Richard no se lo agradeció... simplemente salió corriendo y se lo contó con sus amigos a lo que estos contestaron con una burla.


-¡Jajaja! El viejo Tom quiere ser tu amigo.

- Richie... A lo mejor quiere acostarse contigo. ¡Jajaja!

- Ven aquí Richie, que te voy a tocar partes que nunca te han tocado. 

- ¡Jajajajajajajajajajajaja, que buena Zack!


Las burlas obligaron a Richie a aceptar la misión de los petardos, porque así les demostraría a sus amigos de que no muestra interés hacia el anciano Tom. 


La única que no veía todo esto como algo normal era la madre de Richard. Estaba harta de que el grupito le haga todo esto a Tom, porque el hombre no se lo merecía para nada. 


-¡Por Dios Paul! Tom acaba de perder a su mujer, estos niños son diabólicos. No podemos permitir que ni nuestro Richard ni sus llamados "amigos" sigan con esto. - dijo la madre de Richie a su marido.


Finalmente, los petardos cesaron y los niños se fueron dejando la puerta de la casa dañada y la pequeña alfombra "Welcome" quemada. Tom se levantó del sofá acompañado de su dolor fuerte de articulaciones y se dirigió hacia el dormitorio. Ahí le esperaba la cama vacía y fría, que alguna vez fue calentada por el amor entre él y su mujer. Con las lágrimas invadiendo sus ojos azules desgastados, cogió la foto de su mujer que data de su juventud, la envolvió en el vestido favorito de su esposa y durmió... "Aún huele a ella" 


"31 de Octubre" "22:21PM"


Sonó el timbre del viejo Tom, cosa que lo extrañó, ya que los niños diabólicos nunca avisaban. Abrió y era la madre de Richard acompañada de su pequeña hija Sharon, las dos sonrientes y con un plato cubierto en la mano.


-Señor Tom, le pido disculpas de todo corazón por los actos de mi hijo Richard. De verdad, esta no es la educación que le hemos enseñado, simplemente se juntó con los niños equivocados. ¡Lo siento! - dijo avergonzada la mujer.


El viejo Tom ya sabía quien era Richard, debido a que escuchó su nombre innumerables veces...


"¡Richrard corre! ¡Richard rómpele la planta! ¡Richard méate en su portal!"


- No se preocupe señora, todos hemos sido niños llenos de energía y ganas de jugar. Le acepto las disculpas. - contestó Tom con una sonrisa. 


-Acepte esto como acto de gracias por aguantar a estos pequeños diablos.


-¡Gracias señora y gracias pequeña! Tom cogió los platos y los dejó encima de una de sus estanterías perdidas en el tiempo. De esta misma estantería cogió una calabaza que el mismo había recortado al estilo Halloween y llenado de caramelos de chocolate y otros sabores.


- La tenía preparada para los niños disfrazados, pero creo que te la mereces más tú pequeña...

- Sharon. - contestó la niña. 

- ¡Muchas gracias señor Tom! - dijo sorprendida la madre.

- ¡G-ggracias señor! - añadió la pequeña.

- ¡Qué tengan un buen Halloween! Sharon no olvides compartir los caramelos con tu hermano.


La puerta se cerró y el anciano corrió un poco la cortina para ver correr a la niña llena de felicidad, cosa que provocó una amplia sonrisa de oreja a oreja en él.


Eran las 23:30 PM y el padre de Richard ya había llegado a casa. A Halloween le quedaba media hora de vida, de hecho ya no quedaban niños disfrazados en las calles. 


Sorprendido de que no fue recibido por nadie, normalmente Sharon era la primera, Richard el segundo y la última era su preciosa mujer, pensó que aún estaban por allí. Se dirigió hacia la cocina para refrescarse con un vaso de agua y luego partió hacia el salón para ver algo que ni se imaginó...


Richard, Susan y su mujer estaban tirados en el suelo, pálidos, con los ojos abiertos y con una enorme cantidad de espuma mezclada con sangre saliéndole de la boca. Evidentemente los tres estaban muertos. 


El padre en estado de shock y entre llantos, se tiró al suelo, cogió los dos niños y empezó a sacudirlos intentando así despertarlos, intentó lo mismo con su esposa, pero ya era demasiado tarde.


Ante todo esto había un testigo, la calabaza, que ahora contenía tres caramelos menos permitiendo así ver un papel situado al fondo y decorado también al estilo Halloween.


Se leía:


"¡Feliz Halloween niños! Ahora ya no os hará falta disfrazaros de muertos, porque pronto lo seréis de verdad... El disfraz de la muerte os cubrirá hasta la eternidad."





2 de Novembro de 2018 às 02:06 1 Denunciar Insira 2
Fim

Conheça o autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comentar algo

Publique!
Alibel Rodriguez Alibel Rodriguez
Buena historia :)
8 de Novembro de 2018 às 18:51
~