HOSPITAL Seguir história

remis19 Remis Cortes

En un viejo hospital, lo increíble se vuelve realidad, dejando a todos aterrorizados sin saber qué sucedió. #MicroInfarto


Horror Histórias de fantasmas Impróprio para crianças menores de 13 anos. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

#miedo #susto #microinfarto
Conto
0
4498 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Hospital

Siempre lo hacía, esperar que apagaran la luz de la sala y los dejaran solos para dormir. Se paraba de súbito y se agarraba del respaldo de bronce de su vieja cama de hospital. Le gustaba observar el ocaso y escuchar el sonido de las olas en la orilla. Lo hacía toda vez que podía, tenía una vista privilegiada, su catre estaba en la esquina de la sala cerca de la cruz colgada en la pared.

Todos los demás niños ya dormían tapados hasta el cuello. Esa noche estaba más oscuro que de costumbre, solo podía ver la terraza al otro lado de su ventana. Sintió miedo, raro en él, acostumbrado a la oscuridad en su hogar. Dio vuelta su cabeza hacia la izquierda para mirar la cruz y darse un poco de valor. No pudo evitar acordarse de lo que había escuchado en la tarde, tras la conversación de enfermeras. Ese viejo anciano solo en una habitación cerca de su sala, contaba que en la noche lo visitaban dos seres extraños tan solo para mirarlo, sin decirle nada y después de un rato desaparecían.

El anciano hace dos días que había muerto, desde ese día el ambiente se sentía raro. Algunos enfermeros  se notaban con temor en el rostro, como que esperaban que algo extraño sucediera. Llevaba unos minutos mirando la cruz, cuando sintió un escalofrío en su cuello, giró la cabeza, se llevó su mano al mentón y de sorpresa observó a una persona al otro lado de su ventana. Que extraño —pensó—, para llegar a la terraza aquella persona debía pasar por dentro de su sala y él no había sentido el típico ruido oxidado que hacían ambas puertas que daban hacia el exterior. Ese hombre y él, solo, separados por una ventana. Sintió la mirada de aquel ser, penetrante y el escalofrío ahora recorría todo su cuerpo. Se dio cuenta que vestía elegantemente de corbata, con un bigote fino y cabello cortado impecablemente. No podía soltar sus manos del respaldo, algo lo detenía, pasó al pánico, trató de gritar y su voz no salió. Al hombre los ojos le brillaron y comenzó a reír, no era risa, era burla, demoníaca. Sus dientes de una blancura diferente. Reía y el niño lo sentía dentro de su cabeza. El ser apuntó en dirección al pequeño, que realizando un gran esfuerzo logró zafarse y meterse dentro de las cobijas, completamente tapado. Seguía sintiendo la risa pero ahora dentro de la sala casi encima de él. Dio un giro hacia la cruz, cuando unas manos comenzaron a tocar su cuerpo tratando de sacarlo de las sábanas, lo consumió el terror y se desmayó.

Sorprendidos de una bruma que no dejaba ver nítido los catres. Abrieron las puertas que daban hacia la terraza y esta lentamente se disipó. Al final de la sala estaba aquel niño apoyado en el respaldo mirando hacia el océano y la cruz en el fondo levemente invertida. De los otros niños nunca se supo nada…

27 de Outubro de 2018 às 18:39 11 Denunciar Insira 6
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Remis Cortes Remis Cortes
Gracias Fausto por tu comentario. Imagina si este relato fuera real en la mente de un niño, guardado a traves de los años.
26 de Novembro de 2018 às 19:42
Fausto Contero Fausto Contero
La imagen del hospital en la noche es escalofriante, al igual que imaginar a dos seres que se presentan en la oscuridad ante los enfermos. Lograste crear un ambiente que pone los pelos de punta.
26 de Novembro de 2018 às 14:02
MI RAVEN MI RAVEN
Sin palabras, con una ambientación muy espeluznante, vaya que los hospitales da pie para ello, pero vamos que me quede con los pelos de punta. Solo me hubiera gustado saber un poco más de la trama, sobre su protagonista o el antagonista, pero aun así un microrelato muy chulo.
31 de Outubro de 2018 às 07:18

  • Remis Cortes Remis Cortes
    MI RAVEN, estar reprimido con solo quinientos caracteres es atroz. quedaron muchas ideas en mi cabeza, y con ganas de desarroyar mas a los personajes. gracias por tu comentario. 31 de Outubro de 2018 às 17:06
  • Remis Cortes Remis Cortes
    Desarrollar** 31 de Outubro de 2018 às 17:12
Maru Freiheit Maru Freiheit
Muy bien, me he quedado con la duda jaja. ¿Qué pasó con los otros niños?
30 de Outubro de 2018 às 16:54

  • Remis Cortes Remis Cortes
    Maru Freiheit, gracias por tu opinion y comentario, si, imaginarnos que pudo haber pasado con ellos. 31 de Outubro de 2018 às 17:12
Miguel da Unamenos Miguel da Unamenos
Sombrío relato. Los hospitales, siempre tan inquietantes, dan, sin duda, pie para este tipo de historias. Muy buen texto y muy buena prosa.
28 de Outubro de 2018 às 13:35

  • Remis Cortes Remis Cortes
    Gracias Miguel por tu comentario. Primera vez que me veo remitido a quinientos caracteres, me quede con mucho en mi cabeza. Hice mi mejor intento. 28 de Outubro de 2018 às 15:53
Yonathan Cortes Yonathan Cortes
Muy tétrico.
28 de Outubro de 2018 às 09:06

  • Remis Cortes Remis Cortes
    Si, me quedo tétrico. En parte esa es la idea. Gracias por tu comentario. 28 de Outubro de 2018 às 15:43
~