¿Por qué no lo esperaste? Seguir história

benponce Ben Ponce

Una mujer es asediada por una extraña voz que la obliga a recordar una y otra vez un acontecimiento de su pasado que preferiría olvidar.


Horror Histórias de fantasmas Impróprio para crianças menores de 13 anos. © Safe Creative: 1811048940512

#niña #pesadilla #desaparición #microinfarto #casa-embrujada #voz #casa-abandonada
Conto
6
4568 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

¿Por qué no lo esperaste?

Despierto sabiendo que será otra madrugada destinada a pasar en vela, no debo siquiera intentar volver a dormir. Acabo de escucharla, burlándose de nuevo, haciéndome recordar lo que pasó hace más de veinte años.

Carlos, mi novio de aquel entonces, me llevó a una casa abandonada en las afueras del vecindario. Era la primera vez que entrábamos allí, apenas conocíamos el lugar. Desde que llegamos a la sala, todo comenzó a sentirse extraño, había un símbolo dibujado en el piso, en las paredes rezaban palabras que no entendía y ahora he olvidado. Me perturbó mucho ver la cabeza de una muñeca tirada en un rincón.

—Susy —dijo Carlos, emocionado—, es como una casa embrujada.

—No juegues con eso —solicité.

—No seas aburrida —insistió—, exploremos los cuartos.

—No —respondí con seriedad—. Quiero irme, algo está mal en este lugar. —No lo decía por miedo, sino por lo pesada que percibía la atmósfera, me sentía sofocada.

—Si no quieres iré solo —contestó decidido. Me dio un beso en los labios y con su sonrisa de niño me pidió—: Quédate aquí y espérame.

Lo vi cruzar la puerta, perdiéndose en la oscuridad de una habitación. No estoy segura de cuánto tiempo transcurrió, parecía una espera eterna, fue entonces que me llamó.

—Susy. —Sonaba como la voz de una niña alegre. Tragué grueso, intenté ignorarla y me repetí que era mi imaginación—. Susy, ¿de verdad vas a esperarlo? —Mi respiración se agitó, sentí cómo mi sangre se congelaba, mi corazón latía fuerte. La escuché reír con burla, sin poder identificar de dónde provenía, luego agregó—: Espéralo, Susy, así también iremos por ti.

No pude más, hui del lugar corriendo y llorando de pánico, ni siquiera me atreví a ver atrás, mucho menos a llamar a mi novio. Vecinos, padres, bomberos y policías, todos buscaron a Carlos. Nadie creyó la historia de la niña que escuché, pero atestiguaron la desaparición. Pasaron meses antes de que se cerrara el caso y Carlos se diera por presuntamente fallecido, aunque nunca se encontrara su cuerpo, ni señales de lo que ocurrió en esa casa. La madrugada del incidente desperté escuchando a la vocecilla llamándome nuevamente.

—Susy, ¿por qué no lo esperaste? —indagó entre su risa de tono alegre, casi dulce—. Si no lo hubieras dejado solo, no estaría con nosotros.

Lloré largo rato, sintiéndome culpable y desesperada, el sueño me venció después de unas horas. Tuve una pesadilla, veía a Carlos vagando en un lugar oscuro y desierto, con angustia en su rostro. Esa fue la primera vez, ha ocurrido lo mismo cada cierto tiempo, despierto escuchando esa risa, la voz me cuestiona por qué no esperé a Carlos, si me quedo dormida lo veo perdido en un lugar desconocido, pareciera envejecer con el paso del tiempo. Ni psicólogos, ni sacerdotes han podido ayudarme, pero esta noche le pondré fin, la soga ya rodea mi cuello y mis pies están por saltar de la silla.

25 de Outubro de 2018 às 02:42 7 Denunciar Insira 7
Fim

Conheça o autor

Ben Ponce En un salón de clases suele haber un chico que se sienta adelante, cumple con sus deberes y se preocupa por obtener buenas calificaciones; por otro lado, también está en que se ubica al fondo, se la pasa haciendo dibujos, soñando despierto e imaginando historias con la chica que le gusta... bueno, pues yo crecí siendo los dos.

Comentar algo

Publique!
Elizabeth Garces Elizabeth Garces
Un final increible, no me lo esperaba en absoluto. Muy bien narrada y yo me pregunto: existiò Carlos?
8 de Julho de 2019 às 07:25
Fausto Contero Fausto Contero
Wow, es uno de esos relatos que te deja sin aliento al final, trasmite mucha desesperación. Y aunque la presencia de aquella voz de otro mundo pueda ser la causante de esa decisión final, creo que la culpa puede ser un motivo mucho más fuerte.
26 de Novembro de 2018 às 15:56

  • Ben Ponce Ben Ponce
    De hecho, le dejo al lector la decisión de si fue algo paranormal lo que sucedió o si ella lo inventó todo a causa de la culpa por haberlo abandonado en un lugar tenebroso en el cual desapareció. Admito que no fue fácil escribirlo porque cuando llego a las partes de la voz la escucho en mi cabeza y es bastante incómodo :) 26 de Novembro de 2018 às 21:17
Maru Freiheit Maru Freiheit
Muy bueno y el final muy inesperado.
25 de Outubro de 2018 às 07:30

  • Ben Ponce Ben Ponce
    Gracias por comentar, me da gusto que haya sido de tu agrado y que te haya sorprendido el final. 25 de Outubro de 2018 às 19:47
Marcela Valderrama Marcela Valderrama
Me encantó, muy bien narrado y excelente final. Mis sentidos dicen "esquizofrenia", pero mi espiritualidad cree que Carlos ha quedado en el limbo, es inevitable no culparla... ¿Por qué no lo espero?
24 de Outubro de 2018 às 22:06

  • Ben Ponce Ben Ponce
    Yo no lo sé, decidí dejarle esa conclusión al lector, lo único que sé es que esa vocecilla me desespera. 25 de Outubro de 2018 às 19:49
~