Vuelta Al Cole Seguir história

stanger23 Martín B.

Erick acude a un grupo (vosotros) para contar su horrible experiencia visitando el colegio en que estudió de pequeño. Una experiencia que esconde una historia horrible y sacada del mismísimo infierno. ¿Qué le aconsejaríais para que la olvide?


Horror Histórias de fantasmas Para maiores de 18 apenas. © Baychev

#horror #paranormal #demonios #thriller #literatura #terror #misterio #drama #historia #muerte #miedo #fantasmas #gore #español #asesinatos #sangre #asesinos #locura
Conto
5
4985 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Vuelta Al Cole

Sois el primer grupo que me pregunta por este suceso tan desagradable que sufrí hace unos meses y del que aún no estoy recuperado. Nunca me había pasado algo parecido, siento un poco de desconfianza hacia mi masculinidad, debido al miedo que tengo por las noches cuando pienso o sueño con este momento. Desde este momento a la hora de dormir, lo hago con la lámpara de noche encendida y con la mano cogida de mi mujer, no sé... me siento más protegido de este villano de nuestros sueños, la pesadilla.

Por una parte no quiero contároslo, pero sería algo sin sentido, ya que he venido a este lugar específicamente para esto. Quiero que me escuchéis... espero sentirme más libre de este recuerdo una vez contado.

El 19 de Agosto de este año, decidí hacer un viaje a mi país de origen, Dinamarca, por si a alguien le entra la curiosidad. No había vuelto a mi tierra desde que era niño, pero por el aniversario con mi mujer, pues decidimos pasar una semana allí. Pasamos unos seis días maravillosos, visitando lugares que yo jamás había visitado, echándonos fotos, comiendo la comida tradicional, que por cierto a Amanda le encantó. Bueno... lo típico de una pareja felizmente enamorada, no me enrollo más...

El último día antes de nuestra partida, tomé dos decisiones, una de las cuales me trajo hasta vosotros. La primera fue visitar mi ciudad natal, tenía la curiosidad de ver como han cambiado las cosas y si es posible contactar con algún viejo amigo.

Nada más entrar en la ciudad, sentí una angustia y una energía negativa muy elevada, os puedo asegurar de que no era mi imaginación, mi mujer dijo sentirse igual sin que yo le mencionara nada. Conduje por unos minutos hasta toparme con algo que despertó una gran nostalgia en mi y a la vez una tristeza inmensa tras ver en la situación en la que estaba. Aparqué en un terreno enorme predominado por la hierba muerta y conseguí convencer a mi mujer que se quede en el coche a pesar de que tenía miedo, se hacía ya de noche.

"¡Ahora vuelvo cariño!" Le dije, cogí mi móvil recién cargado, comprobé si funciona la linterna, salí del coche y me dirigí hacia mi antiguo colegio...  Esta fue la decisión mala.

De camino y lejos del coche me topé con una anciana que volvía con sus cuatro ovejitas que le quedaban. Decidí preguntarla sobre lo que le pasó al colegio, acto seguido pasó algo que me puso bastante incómodo y asustado. Las cuatro ovejas empezaron a balar fuertemente mientras se orinaban a la vez. Me distrajeron por un momento y cuando volví a mirar a la anciana, algo había cambiado en ella. Ya me estaba sonriendo, mostrándose así sus encías rojas como la sangre, después empezó a gruñir como un cerdo y a acercarse a mí con la lengua fuera. Me aparté de inmediato, cosa que ella no se tomó bien, porque me golpeó varias veces con su palo de madera, este estaba ensangrentado... Cuando ya estaba a una distancia segura de ella, se empezó a reír y a señalar el edificio del colegio hasta finalmente irse corriendo. Si, corriendo... los escalofríos se apoderaron de mi cuando la vi correr, lo hacia muy rápido, las ovejas iban al mismo ritmo, pero con sus cabezas giradas hacia mi. A todo esto y no sé como seguí con mi estúpida decisión y finalmente llegué al portal del colegio.

No sé porque fui tan estúpido y me dejé seducir por mi curiosidad, aún sabiendo de que algo iba a pasar.


La puerta principal estaba cerrada y encadenada, pero conseguí entrar por una de las ventanas del comedor, el cuál se encontraba por debajo de todo. La oscuridad se había hecho dueña del sitio, así que tuve que usar la linterna del móvil. Allí abajo no vi nada extraño... bueno si, hubo algo que me llamó la atención. Encima de una de las mesas había un plato caliente de algo líquido, parecía recién servido y esperando para ser devorado. En un principio pensé que era sopa, pero unos minutos después me daría cuenta de que estaba lejos de la verdad. Tras salir del comedor, me dirigí hacia las escaleras y llegué al primer piso. Ahí fue cuando empezó... P-p-por d-dios


Empecé a escuchar unas voces infantiles riendo que provenían del final del pasillo, mi corazón aceleró hasta finalmente casi pararse a causa de lo que presenciaron mis ojos. Del fondo del pasillo salieron dos cuerpos humanos... uno decapitado y el otro con una cabeza de oveja. Por sus cuerpos pude juzgar de que eran niños, estaban corriendo y pasándose una cosa redonda con los pies. Centré la luz en su "balón" y era nada más y nada menos que la cabeza ausente de uno de los "niños", habló... "¡Pasame a Erick, pasame a Erick!"

De inmediato eché a correr hasta que escuché un golpe y me encontré aquella cabeza entre mis piernas. Le faltaban ojos, pero esto no le impidió que me muerda en los dedos de los pies, provocándome esta cicatriz que ustedes ven ahora. Sentí un dolor insoportable, pero poco duradero, seguramente debido a la adrenalina que dominaba mi cuerpo. Conseguí echar a "medio correr" hacia las escaleras por las que subí antes, pero me frené ante lo que se asomaba lentamente. No esperé para ver lo que era, pero por lo poco que vi lo podría describir como una araña humana, pude observar un montón de brazos moviéndose para desplazar a aquella cosa. Esto me obligó a entrar en una de las aulas, estaban tan oscuro que ni siquiera supe si era una clase o un baño. Me apoyé sobre la pared fría acompañado de mis temblores que descontrolaban mi mandíbula y dejaban mis dientes tocar su canción. De pronto una fuerte luz invadió mis ojos,  pensé que me iba a quedar ciego. Era la pantalla de enfrente, me dio a entender de que estaba en una clase llena, pero no de niños normales, sino de cuerpos decapitados, menos uno... el de la maestra. Ella era muy alta, delgada, medio calva y tenía una boca enorme que siempre tenía abierta, era una imagen verdaderamente terrorífica. No me acuerdo de nada más relacionado con esta criatura. La "clase" pareció empezar, porque empezaron a salir unas imágenes en la pantalla que en un principio no logré identificar hasta unos segundos después. ¡Eran asesinatos sádicos de niños por Dios! Decapitaciones, apuñalamientos, desollamientos, descuartizamientos y violaciones. ¡Dios mío! Los decapitaban lentamente, cortaban la garganta a uno, se pasaban al otro y luego volvían al primero profundizando un poco más que la última vez. En este momento sentí un fuerte pitido en mi oído izquierdo, debido a esa horrible canción que estaba sonando al máximo acompañando a las imágenes. "Tiptoe Through The Tulips" repetía esta aguda y terrorífica voz. Más tarde averigüé de que esta canción de verdad existía...

No aguanté más y salí de este maldito aula con todas mis fuerzas para dirigirme de nuevo a las escaleras, esta vez inhabitadas. Las bajé y eché una última mirada al pasillo, acto del cual me arrepentí enseguida. Allí estaba aquella araña humana junto con los dos cuerpos ausentes de cabeza humana haciendo lo que parecía ser... pues... follar, con perdón. Hacer el amor con mi mujer ahora no es lo mismo desde este día.

Tomé la misma ruta de vuelta pasando por el comedor y allí estaba la anciana de antes comiéndose la "sopa", dejando chorrear la sangre por su boca. Me sonrió y me dijo:

"¡Vuelve otra vez Erick!" "Faltas en la foto de grupo" "¡Ay¡ No, que no encajarías, te perdiste el día más importante de clase, cuando todos los niños fueron purificados por "Mændene af skærsilden." 

Salí cagando leches por el mismo sitio por el que entré acompañado del miedo profundo, los temblores y el dolor. Llegué hasta el coche con un aspecto horrible contagiando a mi mujer con el mismo miedo y provocando su duda durante todo nuestro trayecto al hotel.

Pasaron unos días y me topé con este artículo, he hecho fotocopias para la mayoría de vosotros.

                                 "CRÍMENES OLVIDADOS POR LA HUMANIDAD"

"MÁS DE CIEN NIÑOS DANESES BRUTALMENTE ASESINADOS EN UN COLEGIO RELIGIOSO"

   "Todo el país de Dinamarca fue impactado por el horrible suceso del 19 de agosto de 1985. Varios grupos pertenecientes a la secta "Los hombres del purgatorio" entraron en el colegio fuertemente armados con armas blancas (característico para este grupo) y asesinaron de la forma más sádica y cruel a la mayoría de los niños del pequeño colegio... Hubo decapitaciones, desmembramientos, violaciones, etc. Todos los miembros de estos grupos fueron abatidos por la policía, incluida una de las profesoras que al parecer formaba parte del grupo y les facilitó el acceso. Este caso siempre se intentó tapar por la pequeña población de la ciudad, ya que nadie quiere hablar de esto por razones inexplicables."

"Muchos expertos en lo paranormal aseguran de que el colegio está maldito y poseído por los espíritus de todos estos niños que perdieron la vida de forma brutal a manos de estos locos. Algunos de los que se han atrevido a entrar han salido mentalmente dañados y dados por locos. Otros que paseaban por allí de noche, han dicho escuchar risas, gritos e incluso haber visto niños asomándose por las ventanas y saludando con la mano. Todos presentaban un detalle especial, no tenían cabeza."


20 de Agosto de 2018 às 17:12 5 Denunciar Insira 3
Fim

Conheça o autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comentar algo

Publique!
Marcus Turkill Marcus Turkill
Terrible. Muy buena historia.
11 de Setembro de 2018 às 23:42
Pablo Ontivero Pablo Ontivero
Muy bueno
10 de Setembro de 2018 às 12:22
Pablo Ontivero Pablo Ontivero
Muy bueno
10 de Setembro de 2018 às 12:22
Pablo Ontivero Pablo Ontivero
Muy bueno
10 de Setembro de 2018 às 12:22
Pablo Ontivero Pablo Ontivero
Muy bueno
10 de Setembro de 2018 às 12:22
~