Conto
2
5284 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Mi Psiquiatra (Homenaje A Doctor Lecter)

Mi psiquiatra se ha convertido en mi ángel protector en los últimos meses, en mi mejor amigo, en la parte fuerte de mi alma, en mi salvador de la locura. El camino que recorro antes de llegar al querido edificio, al querido ascensor y finalmente a su querido despacho, podría compararlo con el camino hacia el paraíso que supuestamente nos espera en el más allá. Mientras recorro este trayecto trazado por la impaciencia, las frases atacan mis pensamientos, frases que cuentan los problemas que el cerebro tiene que saber, debido a que actúa de psiquiatra. Si... El psiquiatra de los problemas son las frases, el de las frases es el cerebro, el del cerebro soy yo y el mío es el querido Doctor Lecter. Es un hombre de unos 48 años, alto, pálido, corpulento y con un tic que muchas veces me distrae durante sus terapias. Sé que ahora mismo me espera en su despacho, sentado enfrente de la chimenea, contemplando el baile de la llama y escuchando sus preocupaciones, calentando para las mías... y nunca mejor dicho. A todo esto el señor Lecter me ha invitado a mi y a mi esposo a una cena después de la terapia, todo el mundo que ha acudido a sus cenas ha salido satisfecho y por supuesto con el estómago bien complacido. Quiero ser la siguiente...

La terapia de hoy penetra en mis más profundos sentimientos y me hace derrumbar varias veces, mis lágrimas caen como ángeles en el infierno a lo que el Doctor Lecter me da un pañuelo con un olor que no logro identificar hasta más tarde. Es la única persona con la que me veo capaz de hablar sobre esto, seguramente, porque es la única persona que no siente lástima por mi y no me suelta las falsas palabras de "lo siento por...". Me escucha, clavando sus ojos marrones en los míos dejando mi alma herido expuesto a la luz, me analiza y me habla con un tono relajante y unas oraciones carentes de sentimiento de lástima hacia mi persona, cosa que ni siquiera mi marido es capaz de hacer. En el fondo de nuestra conversación se escucha la sinfonía número 9 de Beethoven y en el fondo del rostro superior del señor Lecter se ven unos cuernos de ciervo que le encajan perfectamente, aunque solo sean de decoración. La terapia acaba con un apagamiento de mis ojos y una fuerte ola de los mejores recuerdos antes de aquel desagradable suceso que me cambió la vida y me dio a conocer al doctor Lecter. "Me alegro que haya pasado..." me invade un pensamiento que no logro frenar y me siento avergonzada, pero si no fuera por este suceso no hubiera conocido a mi psiquiatra y es... es tan diferente y maravilloso, nadie me había hecho sentir tan aliviada y libre de mis propios demonios.

Es el momento de la cena, mi marido y yo estamos sentados uno enfrente del otro, Hannibal Lecter está ausente, pero no tarda en llegar. Trae consigo un plato enorme cubierto de una tapa sobre la cuál hay una pegatina que pone "Familia Milles", lo pone encima de la mesa y lo descubre. Acompaña el olor de aquella preciosa carne roja con su voz culta...

-Señora y señor Milles, esta es una carne de cerdo muy rica en mioglobina, una proteína que provoca que la carne sea tan roja, pero sabrosa, así que no os asustéis, no es sangre, jaja. Se le he estado guardando durante un tiempo, así que disfrútenla por favor...

- ¿Estuvo muy rebelde? - pregunta mi marido.

El señor Lecter se le queda mirando con los ojos sospechosos y con la falta de gracia.

- El cerdito doctor, ¿estuvo muy rebelde?

- ¡Ah! Si, este era aún pequeño, pero igualmente costó atraparlo, corría mucho. - contesta con una amplia sonrisa el señor Lecter.

- Lo recordaré por sus fuerte llantos. - bromea y coge la botella de vino tinto.

Nos llena el vaso de su exquisito y caro vino, mientras mira como el vino fluye y ocupa el recipiente, tal y como la sangre lo hace con nuestro cuerpo.
Se sienta y justo antes de empezar la cena, nos coge ligeramente de las manos y nos dice:

- Familia Milles, lo siento mucho por vuestro pequeño... No puedo evitar no expresar mis condolencias, perdonadme...

Mi marido baja la mirada y contesta:

-¡Gracias señor Lecter! ¡Gracias por apoyarnos en este momento tan difícil! Justamente hoy Henry tenía que correr en el campeonato de atletismo, hubiera sido su primera competición, tenía mucho talento para esto.

Al escuchar esto, mis lágrimas vuelvan a inundar mis ojos y algunos caen en el vaso lleno de la sangre de Jesús. A los pocos segundos me los seco e intento no pensar en esto.

- Estoy segurísimo de que hubiera sido el más rápido de todos. - concluye el doctor Lecter afirmando con su cabeza y mirándonos a los dos para posteriormente librarnos de sus manos.

La cena empieza...





29 de Julho de 2018 às 00:42 6 Denunciar Insira 6
Fim

Conheça o autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comentar algo

Publique!
Marcela Valderrama Marcela Valderrama
Amo profundamente a Lecter, no podría haber entendido sin antes leer los magníficos libros, buenísimos. PD: arregla los diálogos, tienes excelentes historias.
18 de Setembro de 2018 às 15:08

  • Martín B. Martín B.
    Es uno de mis personajes favoritos. Muchas gracias por leerme y dejar tu crítica sincera. ¡Un saludo! 18 de Setembro de 2018 às 15:29
Marcus Turkill Marcus Turkill
Creo que ya sé lo que comen. Una buena historia. Lecter es uno de mis personajes favoritos.
10 de Setembro de 2018 às 22:39
Lina Brito Lina Brito
Graciass por compartir esto con nosotros, casualmente estoy comenzando a leer el Silencio de los Corderos.
18 de Agosto de 2018 às 08:19
Yorkman Pattreisk Yorkman Pattreisk
Me gustó mucho, Lecter es uno de mis personajes preferidos. Felicitaciones. No pude evitar la recurrente catarata de imágenes de la serie que me venían a la mente, sobre todo de cuando la esposa de Crawford tiene una sesión con Hannibal, y luego cenan los tres juntos, inlcuso creo que lo que comen es lo mismo, no?. Un pedazo de serie, la recomiendo. Abrazos y nos estamos leyendo.
29 de Julho de 2018 às 09:02
Tania A. S. Ferro Tania A. S. Ferro
¡Bravo! Me encantó. Creo que después de haber leído los libros y haber visto las películas y la serie es bueno poder seguir admirando referencias de este personaje. Muchas gracias.
29 de Julho de 2018 às 00:48
~