El barco de la vida Seguir história

F
Frank Austrin


Kate, una adolescente de 18 años, deberá tomar una importante decisión en su vida, indecisa, confundida y sin rumbo. Adéntrate en esta historia realista, cuando sienta que lo mejor de su vida se derrumba intentando construirse una nueva felicidad.


Conto Todo o público.

#cuento #vida #viaje #amor #adolescente #familia #futuro #pasado #historiacorta #felicidad #triste #feliz #despedida #realista #barco #miedos #extrañar #bote #muelle
Conto
0
4821 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

El barco de la vida

Miro mi maleta recién armada, me sentía agotada, me senté en mi cama y con desgano me tiro hacia atrás esperando la llamada que lo cambiaría todo. Quedé alrededor de treinta minutos mirando el techo, el ventilador, mis atrapasueños. Sentía una sensación de inseguridad y a la vez de felicidad. No sabía que me pasaba realmente, es horrible. Por momentos, sentía que iba por buen camino pero a la vez, algo en mí se derrumba, se cae y siento que no tiene remedio.

El vidrio que cubre mi mesa de luz comenzó a vibrar, me levanto de golpe y poso la mirada en él, era mi celular sonando.

La llamada que tanto esperé resultó ser un mensaje de texto que decía:

>9:30am Mamá: ¿Estás lista?, vamos por ti en cinco minutos.

Mi corazón comenzó a latir a mil kilómetros por hora, no sabía qué hacer primero. Pensé que podía lavar mis dientes o primero despedirme de mi cachorro, tal vez sería mejor cancelar todo pero a la vez muero por ir.

—¿Dónde voy? —dudé de mi.

No sabía qué hacer. ¿Tan asustada podía estar? ¿Tan indecisa me podía sentir? ¿Qué era realmente lo que me causaba tanto miedo?

Mi celular volvió a sonar.

>9:32am Mamá: ¿Estás ahí? ¿Terminaste las maletas?.

¿Debía de responderle? Tal vez si no le contestaba se cancelaría todo.

Mi antipático celular vuelve a sonar.

>9:35am Mamá: Sal! Te estamos esperando afuera!.

>9:36am YO: Agarro mi maleta y salgo.

Lamentablemente tuve que contestar, no podía cancelar algo tan importante en mi vida a esta altura, pero a la vez no sabía que estaba haciendo. Fui muy cobarde, pero la vida es una sola y pensé en aprovecharla.

Antes de salir de casa, miré por la ventana de la puerta y ví a mi familia muy feliz, admito que me gustó mucho verla así de unida. La relación de mamá y papá es mala, por eso se separaron cuando nací y aún siguen unidos por mi. Yo los conecto y eso también me hace feliz.

Mi hermanito John, jamás lo había visto con esa sonrisa, nunca imaginé que ese pendejo fuese tan lindo.

En fin, era hora, tomé el frío picaporte y lo giré para poder abrir la puerta. La cerré, y con el sol dándome en los ojos me acerqué al auto y me subí junto a John en la parte trasera del Ford.

Durante el viaje estuve más tranquila, abrí mi WhatsApp y revisé los últimos mensajes que había recibido.

>9:36am Mark: ¡Amiga! Suerte en esta nueva etapa.

>9:36am Lilly: ¡Kate, mandame fotos!

>9:37am BFF<3: A dónde vaaaahwjwegjwgw mucha chuerte!

>9:37am Paul: ¡Mucha suerte querida! Estoy muy feliz por ti!

Si seguía leyendo iba a estallar, el auto se inundaría. Decidí apagarlo y dormirme para que todo esto pase lo más rápido posible.

Mis ojos me duelen, era el sol, encandilándome. Me forcé a girar mi cabeza hacia la ventana y ahí estaba, habíamos llegado al pequeño lago de la ciudad.

Este lago, separa mi ciudad de la vecina, y del otro lado estaba mi destino. A 30 minutos.

Nos acercamos con mi familia a la casa donde se alquilaban barquitos, botes. Mi padre, como siempre, regateando el precio.

Alquilamos unos de los barquitos y nos dirigimos hacia el muelle a elegirlo. Eran hermosos por ser tan solo barquitos. Barco es una palabra aburrida y después verlos coloridos era buenísimo.

Elegimos uno marrón y nos subimos, nos acomodamos y zarpamos hacia la ciudad vecina, mi gran destino, mi gran miedo.

Mi celular no paraba de sonar.

>10:06am Tía Emily: ¡Hola bella! Quiero fotos...

>10:08am Abuela Esther: Mi amor... ¿llegaste?

>10:09am BFF<3: Kate, respóndeme por favor...

>10:09am Charlie: Quiero verte, ya te extraño. Suerte

Mi celular se había vuelto loco, había promedio de veinte notificaciones en dos segundos.

30 MINUTOS MÁS TARDE

Habíamos llegado, veía el otro muelle a lo lejos acercándose cada vez más, como mi miedo, que también se acercaba.

Llegamos al muelle y me despedí de mi pilar, mi querida familia.

—Hija, sabes que puedes contar con nosotros para lo que sea, es un momento difícil pero se que te vas a acostumbrar —exclamó mamá.

—Así es, todo estará bien, te amamos hija... —dijo papá con tono adorable.

—¿Sabes que en fondo te quiero? Pero espera, solo un poco —el cargoso de mi hermanito.

Mientras los escuchaba trataba de decirles algo, de lo mucho que los amo y de lo mucho que los extrañaré, pero ninguna palabra podía salir de mi boca.

—Am, si, l-los am-mo, g-gracias por t-t-todo. —exclamé.

Se dieron media vuelta y subieron al bote de regreso.

El barco zarpó, quedé casi petrificada a la mitad de aquel muelle donde me encontraba parada, sin poder apartar la vista del barco. Con lágrimas en los ojos, agaché mi cabeza y tanteé los bolsillos delanteros del saco aterciopelado amarillo que llevaba, saqué un arrugado pañuelo que elevé hasta mis ojos, y con un simple movimiento rozando la parte inferior de ellos sequé su llanto.

Llegué a estremecerme de miedo, de tristeza, de emoción, de inseguridad, de intriga, de nervios... intentando despedirme de mi familia que zarpaba en aquel barco, la vida que eligí dejar atrás, mi pasado, para poder seguir los pasos que guiaban a mi felicidad.

>10:20am YO: Te amoooo.

>10:21am YO: Si, llegué. Saludos.

>10:21am YO: Prometo mandarte fotos, te amo.

>10:22am YO: Te extraño mucho, mil gracias.

>10:24am YO: Hahaha, nos vemos! gracias.

Y quedé un rato allí, respondiendo mensaje tras mensaje.

El miedo que sentía se fue, pero una parte de mí dice que viviré siempre con él, porque vivir y hacer mi vida sola no parecía un trabajo fácil.

FIN

7 de Julho de 2018 às 22:27 0 Denunciar Insira 1
Fim

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~