Medias de red para las concubinas Seguir história

L
Lola Moreno


La historia transcurre desde el año 1890 hasta 1912 en china y Francia. Sigue la vida de cinco concubinas del que en ese momento era el emperador de China y como sus vidas estaban entrelazadas con la guerra, el exilio, muertes y amores.


Histórias da vida Todo o público.

#prostitutas #francia #concubinas #emperadores #china #revolucion #385 #258 #novela
0
4.9mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso
tempo de leitura
AA Compartilhar

26 de julio, 1902. Montpellier, Francia.

Querida Lin:

Esta podría ser una de mis últimas cartas o la última. Tal vez hasta ya me encuentre fuera de este mundo para cuando leas esto.

Me encuentro agonizando en un país extranjero, ajeno a casa, escribiéndote esto. Voy a morir lejos de casa. Qué raro resulta eso, llevamos tanto tiempo viviendo aquí, que Francia debería sentirse como casa, pero no. Se siente de todo menos eso.

No puedo viajar en mi condición, en realidad ya no puedo hacer nada, ni mi trabajo. La única rozón por la cual madame Roché me permite quedarme en su pensión es porque resulto buena como administradora de cuentas y papeles del prostíbulo. Al parecer un poco de cariño me tiene, porque si no ya me habría echado a la calle dejándome como una puta sin uso y, en lugar de eso me consiguió una forma de trabajo que le era útil a ella.

El médico dice que tengo los pulmones destrozados, que no hay cura para esto, y que a fin de cuentas no hay nada que se pueda hacer. Tendrías que haberle visto la cara mientras me decía todo eso; su expresión era increíble, tan seria y concentrada en la situación, calculando las palabras justas para decirme un hecho irrefutable de mi vida. Y ese hecho es que me muero, que nunca voy a volver a casa, y que nunca voy a volver a verlas. La situación me era tremendamente cómica. ¿Por qué será que le costó tanto decir: "Mei, te vas a morir"? Será que le costó decirle eso a la cara a una puta asiática con la que se había acostado. Claro, yo tuve sexo con este médico.

Al cabo de un momento ya me reía tan fuerte que él y madame Roché me miraban desconcertados porque me estaba riendo. Increíble. La mujer que me pagó para que cogiera con franceses y el médico que no puede decirme a la cara que me muero, me miran desconcertados porque me estoy riendo. Y no fue que paré de reírme hasta que noté que la cabeza me estallaba y que me corrían a los lados de la cara lágrimas hirviendo.

Pero el verdadero motivo por el cual te envío esta carta es este. Lin, he estado anexando un poco de dinero para que algún día pudiera irme de esta casa, pero dado el hecho de que eso nunca va a suceder, te dejo ese dinero a ti, a Dalai y a Su. Úsenlo para volver a casa, no dejes que Francia se trague a otra de nosotras. Vuelvan.

Lo que más me gusta de mi cuarto es la ventana, porque tiene vista al jardín. Hay un durazno que me recuerda mucho a los cerezos del palacio. Hubo un tiempo en el que éramos jóvenes despreocupadas, y creíamos tener la vida resuelta. Qué ciegas estábamos al creer que no había mundo detrás de los muros de la ciudad prohibida. Somos como las flores de los cerezos, las hermosuras que nacen para cubrir un árbol desnudo que al final nos deja caer. Es verdad que tenemos corrompidas naciones y bellezas ajenas a los pueblos antiguos. Y al igual que las flores de los cerezos, nosotras también hemos caído. Me pregunto... qué hubiera sido de nosotras si nunca nos hubiésemos puesto las medias de red. Con mucho cariño, Mei.

*Concubinas: amantes del emperador de China, esposas no oficiales cuyos hijos podían seguir en la línea de sucesión al trono. Su objetivo era dar placer y asegurar el nacimiento de un heredero. Eran consideradas mujeres sagradas y puras que solo podían mantener relaciones sexuales con el emperador.


2 de Maio de 2018 às 01:28 1 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo 17 de agosto, 1890. En un pueblo de la provincia de Gansu, China.

Comentar algo

Publique!
Adriana Gaviorno Adriana Gaviorno
Está muy buena esta historia....Ojalá Lin alcance a contestar la carta a Mei antes de que Mei se muera...Sería atrapante
29 de Junho de 2018 às 14:56
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 2 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!