El muelle Seguir história

stanger23 Martín B.

Una pareja muy inusual decide irse a pasar el día en una cabaña alejada de la ciudad. Cuando están a punto de cumplir una fantasía sexual, alguien les corta el rollo. Alguien quien les observa con ganas. ¿Pervertido o algo más?


Horror Todo o público. © Baychev

#cuento #historia #gore #fantasma #sangre #drama #locura #miedo #paranormal #thriller #horror #terror
Conto
1
6065 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

El muelle

-¡Dios mío! Eres divina... Te queda muy poco para ser devorada por mi.
- Estoy dispuesta a ser devorada por ti, siempre y cuando tu lengua me pruebe antes. - contestó la joven Sophia mientras se quitaba la última prenda que le quedaba.
-¡Uff! No me digas esto Sophia, que no sé si aguantaré mucho. - contestó el hombre. Jerry ya era un hombre de unos 53 años a quien le gustaban las más jovencitas como Sophia, quien tenía sus 19 años.

Los dos estaban desnudos encima del muelle de madera completamente solos y dando inicio al acto que lleva a la reproducción. El hombre tuvo una erección que seguramente nunca tuvo en su vida, cosa que excitó aún más a la joven, quien no dudó en tomar el control. Cuando el hombre estuvo a punto de penetrar, Sophia pegó un fuerte grito clavando sus uñas en la espalda de Jerry y los ojos detrás suya.

- ¡Jerry! ¡Alguien nos está mirando!
- ¿Qué? ¿Dónde?
- ¡Allí! ¡Está en el agua Jerry! - repitió varias veces Sophia hasta taparse con sus trapos.

Jerry se giró y vio algo que lo puso muy incómodo e incluso le perturbó. Del agua se asomaba una cabeza de un hombre que parecía tener la edad de Jerry, de piel marrón, con una barba larga, negra y rizada, cejas inexistentes, unos ojos muy pequeños, tan pequeños que eran dos puntos negros, "lentillas" pensó Jerry... De pronto el extraño mostró una sonrisa y empezó a acercarse hacia el muelle de forma muy rápida, a todo esto vaciló con la lengua, una lengua que superaba los 9 cm. 


La pareja se asustó y echó a correr hasta llegar a la cabaña, dónde Jerry guardaba su escopeta. Sophia se metió dentro y le pasó la escopeta a Jerry, quien esperaba temblando y de forma impaciente. Al sentirse seguro con su arma, el hombre salió a por el extraño, quien al ver la compañía de Jerry, sonrió, le dedicó un guiño y se sumergió al agua hasta desaparecer. Jerry se puso aún más nervioso y empezó a disparar por todo el lago de forma incontrolable. De repente, el agua cristalina se convirtió en agua ensangrentada...

"¿Lo maté?" "Seguro que lo maté." "Hijo de puta, no sabe con quien se ha metido..."

Tras contemplar por unos minutos el agua, Jerry, quien estaba atrapado en el shock, tiró la escopeta al agua y se refugió en la cabaña.

Pasó la tarde en brazos de Sophia, quien le tranquilizaba diciéndole que este hombre se lo mereció y que había hecho bien matándolo.

"3:22 AM"

Un fuerte silbido despertó a la pareja, provenía de la zona del muelle. Jerry se levantó de inmediato con el corazón pegando al pecho, miró por la ventana y vio algo que le hizo dirigirse a la cocina, coger un cuchillo y salir fuera.

-¡Hijo de puta! ¡Te pegué varios tiros! ¡Déjanos en paz!

Sophia se levantó de la cama asustada con la piel pálida y miró por la ventana. Allí estaba, el extraño de antes, la luz de la luna le iluminaba el rostro. Estaba sonriendo y sus ojos brillaban. La chica vio como Jerry se acercaba con el cuchillo en la mano y entonces...

- ¡Oh, Dios mío! ¿Qué es esto? Soph... 

Aquello no era un ser humano. Cuando Jerry se acercó al muelle, la cabeza saltó del agua y aterrizó a la madera, presentaba patas de araña peludas y de su barba caían gotas de agua mezcladas con algo amarillento. La cabeza saltó y mordió a Jerry en los testículos arrancándoselos por completo para luego tragarlos. Acto seguido amplió el agujero que dejó con el primer mordisco y penetró dentro de Jerry hasta finalmente poner fin a su vida.

Sophia pegó un grito aterrador y se tapó los ojos. Cuando se los destapó pasados unos segundos agobiantes dominados por los gritos, la cabeza se le había plantado en la ventana, moviendo sus patas y sonriendo con el pene de Jerry en la boca...



25 de Março de 2018 às 23:03 0 Denunciar Insira 3
Fim

Conheça o autor

Martín B. Si el ser humano se considera un animal... ¿Por qué está mal visto comérselo?

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~