Zombriz, el muerto viviente Seguir história

ranusa Rafael Núñez

Un día, George, un hombre de los años treinta, despierta delante de su tumba. Esto es algo que le aterra ya que él murío hace más de 50 años. ¿Cómo ha vuelto a la vida?


Horror Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#horror #paranormal #misterio #ciencia ficción #zombie
1
6895 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 30 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Despertar

Estoy vivo. Lo sé, lo noto, pero esto no debería ser así.

Recuerdo que estaba tumbado en una camilla de hospital, el doctor me miraba mientras mis ojos se cerraban poco a poco, dejando de sentir mi cuerpo y mis emociones. Supongo que ese fué el momento de mi muerte. Recuerdo mi muerte, y si la recuerdo es porque estoy vivo. ¿Cómo es eso posible?

Sé que he muerto, es más, mi cuerpo ahora mismo está como putrefacto. Pero aún así, me siento bien, no me duele nada.

Desperté hace dos días en una especie de campo. Estaba confuso y desorientado, no recordaba nada muy bien y no sabía que estaba haciendo allí. Era de noche, no había Luna, por lo que no veía nada. Decidí quedarme quieto en el lugar donde desperté, supuse que sería lo más seguro. No sé que pasó exactamente después de eso, me desmayé o algo y no desperté hasta el amanecer. Cuando los primeros rayos de Sol comenzaron a salir, pude ver un poco lo que había a mi alrededor.

Al principio solo pude distinguir algo así como unas piedras de una forma un tanto extraña. Minutos después, observé que eran lápidas, me asusté, no sabía como podía haber acabado en un cementerio, entonces miré hacia atrás y la vi. Vi una lápida, pero no una lápida cualquiera. Una lápida con mi nombre en ella. Al ver eso me quedé paralizado, porque eso significaba que yo estaba muerto... estaba.

Llevo aquí ya más de cinco días. Observando mi lápida. Sin creérmelo del todo. Pensando y preguntándome cómo y por qué ha pasado esto. ¿He resucitado? ¿Soy un muerto viviente?

Estando aquí quieto no voy a resolver nada. Será mejor salir de aquí de este cementerio y empezar a buscar una respuesta.

5 de Noviembre, 23:12

Me paso los días mirando mi tumba, aún no he salido de este cementerio. Cuando llega la noche a lo lejos puedo ver unas luces, serán las de un edificio o una casa, supongo. A lo mejor allí está la respuesta de por qué he vuelto a la vida. Aquí quieto no gano nada, iré.

Intento llegar lo más rápido posible a esa casa, antes de que me vuelva a desmayar. Me pasa desde hace unos días, a veces pierdo el conocimiento y despierto en un lugar diferente a donde me desmayé, y de pié.

¿Me estaré convirtiendo en un verdadero muerto viviente? Por lo que estoy viendo, no necesito comer ni beber, ya que llevo aquí varios días quieto sin hacer nada, a no ser que cuando pierdo el conocimiento me alimento... a saber de qué.

He llegado a la salida del cementerio. Las luces que veía eran las farolas de una calle. Me empiezo a marear, no sé qué me pasa. Estoy perdiendo el conocimiento otra vez, creo. Me tambaleo por la carretera. Unas luces se van acercando a mí muy velozmente. Son las luces de un... ¿coche? Han cambiando mucho a como eran en mi tiempo. El coche me va a atropellar, está muy oscuro y cuando me vea no va a tener tiempo de frenar. Noto un hormigueo en mis brazos, algo sale de ellos. Mi vista se nubla, no veo nada. ¿Qué está pasando?

Despierto en un lugar desconocido. Está oscuro y no conseguía ver nada, supongo que es de noche. Lo último que recuerdo es que un coche estaba a punto de atropellarme y antes de que me alcanzara perdí el conocimiento. Y ahora estoy en este sitio.

De pronto veo una débil luz que se está acercando, permitiéndome ver lo que hay a mi alrededor: a mi izquierda hay como una especie de barrotes que llegan desde el suelo hasta el techo, las paredes, el suelo y toda la habitación parecen estar hechos de piedra, la ventana también tiene barrotes.

¿Estoy en una cárcel? ¿Por qué? ¿Qué es lo que he hecho? A lo mejor hice algo malo cuando perdí el conocimiento. La luz se acerca, oigo pasos. Veo al otro lado de los barrotes a dos personas vestidas con una túnica con una capucha puesta, una de ellas lleva una antorcha.

— Por fin has despertado. ¿Puedes hablar y comunicarte con nosotros? Di algo.

Sé hablar, pero no puedo, estoy demasiado nervioso y asustado, no me salen las palabras. Me acerco a los barrotes para verles más de cerca.

— Dios, mira el color de su cara y su estado. Da miedo— dijo el que sostenía la antorcha, ambos tenían voz de mujer—.

— ¡Calla, idiota! Así lo asustarás más— dijo irritada— No tengas miedo, George, no te vamos a hacer daño.

— ¿U-Ustedes son los que me han...?—por fin conseguí hablar—.

— No, nosotros no te devolvimos la vida, de hecho, esperábamos que nos lo dijeses tú.

— Y-Yo... yo no sé nada, desperté enfrente de mi tumba y he ido vagando por el cementerio y... ahora estoy aquí... ¿Po-podrían explicarme qué está pasando?

— Créeme, que si te contase todo lo que está pasando, George, desearías volver a estar muerto.

22 de Fevereiro de 2018 às 19:47 0 Denunciar Insira 1
Continua… Novo capítulo A cada 30 dias.

Conheça o autor

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Histórias relacionadas