En Busca de la Verdad Seguir história

V
Vanesa Gracia


Sabrina o Brina como le dicen sus seres queridos es una jovencita peculiar porque guarda un gran secreto, uno que hoy en día consideramos raro. Brina vive con su madre, y todo es bastante normal hasta que un día algo pasa que causa que Sabrina se quede sola para siempre y tenga que vérselas por ella misma. De la noche a la mañana todo cambia, su vida da un gran vuelco y no queda nada mas que sobrevivir. Sabrina tendrá que depender de su secreto y buscar la verdad de los hechos que causaron no solo su secreto pero la muerte repentina de su padre.



Ficção científica Todo o público. © Todo lo que sale en esta historia son personajes inventados y ficticios

##fiction ##fisrtbook ##inspire ##nopodrasdejardeleerlo
6
9324 VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo Todas as Quintas-feiras
tempo de leitura
AA Compartilhar

Secretos

Miro por la ventana y no puedo evitar sentir la necesidad de ser como los demás. No me malinterpreten soy humana, no tengo un físico que me haga destacar como esas niñas guapas que ves en las revistas, soy mas bien ordinaria. Pero lo que me hace increíblemente especial es que tengo un secreto, un secreto que llevo conmigo desde que nací y que nadie en mi familia lo a heredado o al menos eso me han dicho. Un secreto que tengo que esconder porque de otro modo sería etiquetada como un peligro o algo peor. Eso es lo malo de la sociedad de hoy en día, creen tener derecho de decirte donde perteneces por como te ves y de donde vienes, te ponen una etiqueta y no puedes salir de ella y sí lo haces te conviertes en la niña freaky que no pertenece a ningún lado y como todo el mundo tenemos miedo de no pertenecer por eso aceptamos lo que nos etiqueten aunque no estemos de acuerdo porque necesitamos saber que encajamos.

Veo por la ventana unas niñas pequeñas, dos de ellas están cuchicheando entre ellas se ponen a reír y señalan a otra tercera persona que claramente no es parte de la fiesta, con esta tercera niña me identifico, está sentada sola en un banquillo, callada ignorando lo que sea que estén murmurando las otras dos niñas. Me enoja que haya gente así y no evito compadecer a la tercera niña por eso desde donde estoy, a salvo en mi casa en el segundo piso, desde mi cuarto decido hacer algo al respecto, hacer justicia por esa pobre niña. Y fue ahí donde decido hacer de batman, me concentro en las dos niñas, y cierro mis ojos, BOOM digo mentalmente, cuando voy a abrir mis ojos me encuentro con las dos niñas tiradas boca abajo en el césped, ambas gritan del susto porque lo que sea que causo el empujón no esta presente porque no hay nadie, la tercera niña se dio la vuelta y ve como las otras están tiradas en el piso y no puede retenerse y sonríe. Eso es sonríe, se que el bullying o el acoso es malo pero aveces esos matones necesitan una dosis de su propia medicina.

Contenta con lo ocurrido, le doy la espalda a la ventana y me dirijo a mi tocador, al sentarme  no puedo evitar y mirar mi reflejo, y veo, veo a una jovencita de pelo rubio largo y ondulado, con unos grandes ojos grises que no los saco de su madre, tal vez de su padre? , una piel blanca como la nieve,esa jovencita del reflejo lleva 17 años con un secreto que absolutamente nadie sabe solo su madre.Dejo de observarme para continuar mi tarea de recoger mi cabello y atarlo, al hacerlo dejo mi rostro de facciones suaves y delicadas al aire libre, honestamente uso mi cabello como una cortina donde puedo esconderme no me gusta ser el centro de atención ni que me observen nada de eso pero hoy como no tengo clases no me molesta atarmelo. 

- Brinaaaa!!- grita mi madre desde el piso de abajo, probablemente desde la cocina- Baja que tienes que desayunar!

-Voy!- le respondo antes de irme me miro una vez mas mi reflejo. Me levanto y me dirijo a la puerta de mi cuarto para salir y bajar las escaleras. Bajo las escaleras y me dirijo por el pasillo que me lleva a donde esta la cocina y la sala.  Al entrar veo a mi madre haciendo huevos revueltos con bacon, mi segundo desayuno favorito, me acerco a la mesa donde me espera ya me jugo de naranja y mi tenedor y me siento en una de las sillas de madera.

- Bri vieras que curioso, estaba preparando el desayuno cuando miro por la ventana y dos niñas de la nada fueron empujadas al piso- me dice mi madre mientras me deja mi plato enfrente mío y se gira para traerse el suyo- no tendrás nada que ver tu en esto, verdad?

Mi madre esta de espaldas tomándose su tiempo en agarrar su plato y su taza de café pero se que por el rabillo del ojo me esta analizando, esperando por mi respuesta por eso no dejo ni un segundo caer en sorpresa cuando me pregunta, la miro con toda inocencia posible y le respondo:

- No tengo ni idea de que te refieres- le digo y mi voz no me traiciona sueno como la inocencia personificada- yo me estaba arreglando.

Mi madre se vuelve y se sienta enfrente mío, me analiza seriamente y toma un sorbo de su taza de café.

- Aja, ya- me dice muy poco convencida de mi mentira- Mira Sabrina sabes muy bien que no puedes hacer esas cosas.

Yo no dejo mi rostro de inocencia, me meto un bocado del huevo revuelto a la boca, mastico, trago, agarro mi zumo de naranja y tomo un sorbo, mi madre no pierde ni un solo movimiento mío.

- Sigo sin saber de que hablas- le respondo insistiendo que es cosa de ella cuando ambas sabemos perfectamente que paso y quién lo hizo. Mi madre deja el tema, rendida, suelta un suspiro y se enfoca en comer su desayuno. Y no nos hablamos mas durante el desayuno.

Mientras como miro a mi madre, Leonor, la mujer que me trajó a este mundo quién como yo tiene que esconder lo que soy y lo que hago, aveces me siento mal por ella porque siento que la ato a  mi, por lo que soy ella tiene que alterar su vida aún más. Claro lidiar con una hija como yo sería mas fácil si el trabajo estuviera repartido para dos pero mi padre murió cuando yo era bebé por lo cual ni me acuerdo como se veía por lo tanto todo el trabajo quedo para mi madre, tuvo que hacer de ambos roles para sacarme adelante. Aveces cuando pienso en lo sucedido me hace sentir que lo que paso fue como un castigo, que la vida sabía que yo era un secreto y que el destino decidió : Sabes que? los secretos de dos no son de Dios, y PUM murió mi padre. La muerte de mi padre es todo un misterio, ya que no pudieron deducir la causa de la muerte, mi madre siempre decía que era un hombre saludable, y cuando le pregunto que si ella no se acuerda que paso me dice que no porque había caído inconsciente cuando a mi padre le paso eso. A mi siempre me sonó raro  pero nunca la presione para que me contara los hechos, sabía que tarde o temprano cuando ella estuviera preparada me contaría lo sucedido. Hasta el día de hoy sigo esperando que me cuente y al parecer seguiré esperando.

Terminamos de desayunar, mi madre se levanta con su plato vació y su taza ya sin café y yo le sigo, dejando ambas los platos en el fregadero, mi madre se pone a lavarlos mientras yo los seco y guardo cada cosa en su lugar. Cuando mi madre termina me mira, me observa como si quisiera memorizar como me veo hoy, ahora y eso me preocupa. Me acaricia mi mejilla con su mano suave, y deja su mano descansando en mi mejilla.

-Brina, sabes que te quiero verdad?- me dice mi madre y en su tono de voz que es casi un susurro lleno de incógnita,pero que le pasa a mi madre, la respuesta es mas que obvia!

- Sí, lo sé, al igual que yo te quiero a ti- le digo con una sonrisa,intentando de animarla y que se le fuera lo que sea que le estaba cruzando por la cabeza y haciendo que actuase así. Ella me sonríe y me da un beso en la frente seguido de un fuerte abrazo, lo que me deja mas extrañada, y no se confundan mi madre siempre me da muestras de cariño y afecto y viceversa pero es la forma en que lo dice y hace ahora que me hace poner en alerta. Mi madre una vez mas sin soltarme y asiente para si misma, y me suelta.

-Que vas hacer hoy?- me pregunta un poco mas animada

- Pensaba dar una vuelta por el parque-le digo como quien no quiere la cosa- ya sabes a estirarme y poner mis ideas en orden.

Mi madre asiente con la cabeza.

-Me parece! De por si el día esta muy bonito-me dice mirando por la ventana- eso sí por favor llévate el móvil por si te pasa algo que me puedas llamar.

Yo le asiento con la cabezo y le abrazo una vez mas. Me devuelvo a mi cuarto para agarrar una suéter ligera y mi móvil y me vuelvo a dirigir a las escaleras, las bajo, entro a  la cocina y me encuentro a mi madre mirando por la ventana preocupada y perdida en sus pensamientos. Enserio que le pasa a mi madre hoy!?

- Ma, estás bien?-le digo y eso hace que pegue un pequeño respingo y salga de su ensimismamiento, se gira hacia mi y me sonríe.

-Sí cariño todo bien-me dice con una voz tranquila. Mentirosa sé que algo le pasa pero no me quiere decir, pero esta bien una vez mas cuando este preparada me contará- Ya sales?

-Sí ya salgo-le digo me acerco para darle un beso en la mejilla y le doy un abrazo. Mientras nos abrazamos siento como ella me abraza un poco mas duro de lo usual y me dice al oído- Ve con cuidado por favor,vale?

Yo le digo que sí y la suelto para caminar, cruzar la sala para salir por la puerta principal pero antes de cerrar la puerta la miro y me grabo esa imagen en mi cabeza, su rostro cansado y preocupado con una sonrisa, su ropa y hasta su olor porque lo hice? no sé pero algo me decía que tenía que hacerlo, le sonrió una vez mas y cierro la puerta.

Camino unas cuadras mas aya de mi barrio para ir a un parque bastante grande. Me encanta caminar por los parques es lo mas cercano a la naturaleza y me ayudan a relajarme y pensar, casi siempre vengo a este parque es mas me lo sé de memoria y me gusta perderme por un buen rato es sin duda alguna una de mi lugares preferidos. Cuando llego al parque me dirijo a lo que yo llamo mi escondite es una parte del bosque donde hay una banca y los árboles están tan pegados y hay tanto arbusto que nadie sabe que hay una banca ahí, es perfecto! Llego a mi escondite y como siempre esta vacío, sonrío, voy dando brinquitos hasta la banca, me siento suspiro y luego subo mis pies para quedar acostada en la banca, mirando el poco espacio que deja los árboles para ver el cielo y cierro los ojos.

De la nada siento mi móvil vibrar en mi bolsillo de la suéter, lo que me despierta, me quedé dormida? Miro alrededor todo sigue igual, por cuanto tiempo?  pero no me da tiempo de calcular porque me vibra otra vez el móvil, meto la mano en el bolsillo de mi suéter y sacó mi móvil, y veo una llamada entrante de un número que no está registrado, deslizo mi dedo para contestar.

-Diga?- digo con una voz un poco ronca por la siesta que me pegue.

- Hola es usted Sabrina hija de Leonor García?-me pregunta una voz masculina.

- Sí- le digo,que esta pasando?

-Temo informar que hemos recibido una llamada a emergencias de un conocido suyo que encontró a Leonor inconsciente- me dice esta voz masculino que deduzco debe trabajar para el cuerpo de paramedicos o algo así- temo informar que Leonor no logro llegar hasta emergencias, murió en el camino en la ambulancia, mis mas grande pésame señorita García, ahora necesitamos...

QUE!? No no esto no puede estar pasando.

- Perdone esto es si acaso una broma?- le digo seria, por que si ese es el caso no me hace ni pizca de gracia.

- No señorita, yo soy Manuel del cuerpo de policía,y le puedo asegurar que esto no es una broma- me dice serio, no esta bromeando- ahora señorita García lo que le estaba diciendo..

Ni le deje terminar porque le corte la llamada, me cuesta respirar, todo al mi alrededor esta girando rápidamente, esto no puede esta pasando,tengo que sentar otra vez en la banca, no puede estar pasando esto tiene que ser una broma, mi madre esta bien la deje en la casa es que me fui hace... hace cuanto? miro a mi móvil a pasado mas de una hora y media, mierda! después me doy cuenta que tengo mensajes perdidos de mi madre, una llamada y un mensaje de buzón de voz, todos de mi madre, mierda. Con el pulso tembloroso desbloqueo los mensajes.

De: Mamá

Brina NO VENGAS A CASA!!!

Que?? Desbloqueo otro mensaje.

De: Mamá

BRINA PASE LO QUE PASE NO VENGAS A CASA!!! QUÉDATE DONDE ESTÁS!!

Desbloqueo otro mensaje.

De: Mamá

Brina, te quiero.

Se me llenan los ojos de lágrimas, que paso? voy al buzón de voz de mi móvil y desbloqueo el mensaje de voz:

- Sabrina cariño!- es la voz de mi madre suena asustada, agitada, le cuesta respirar- no sé si sigues en el parque *jadea* pero *jadea* no vengas a casa * se escucha estruendos en el fondo* no tengo tiempo de explicarte lo que está pasando * más ruidos* pase lo que pase mami estará contigo *jadea* Brina te quiero mucho! * se escucha los estruendos mas fuertes y lo mas horrible que pude haber escuchado en mi vida, mi madre grita y se cuerta la llamada*

La lágrimas ruedan por mis mejillas, mi mamá esta muerta? y yo no estuve ahí para protegerla ni ayudarla...estoy sola...me levantó y corro hacía mi casa. Mi mamá esta muerta.




4 de Janeiro de 2018 às 21:43 0 Denunciar Insira 3
Leia o próximo capítulo Aveces el Mundo se cae

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 3 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!