Mi Historia Seguir história

AlexisEquis Alexis Equis

Un chico cuenta la historia de su primer fraudulento amor. Las cosas que él pensó estaban bien, comenzaron a volverse incómodas; todo eso sin saber que el verdadero amor siempre estuvo a su lado. Basada en una historia real.


Romance Todo o público. © Alex Equis

#Romance #Comedia
3
9.4k VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Mi Comienzo

Bien, estoy listo para contarles mi historia; pero como preámbulo del título que leíste hace un momento, déjame decirte que esta historia no la contaré de la forma en la que se cuenta un historia de fantasmas, o una historia romántica; mi historia es romántica, sí, pero a mi propio estilo, con mis propias reglas, con mis propios estatutos, con mis propias normas; al fin de cuenta, es mi historia. Si gustas leer eres bienvenido, sino igual lo eres jaja. Ésta es una historia que, como ya he mencionado, no es común, pero, de manera irreverente, he de contarla con la incertidumbre de "¿habré hecho bien?" o "¿hice lo correcto?", porque son las cuestiones que me embargan durante la lectura de ésta misma.

Antes que todo, comenzaré presentándome: mi nombre es Robert Simmons y, aunque no lo parezca, tengo 20 años; te preguntarás, ¿por qué ha dicho que no lo parece? Muy fácil, lo he dicho porque a manera de que soy una persona alta (mido 1.80), las personas a mi alrededor piensan que soy más grande, pero al ver mi rostro, como tengo cara de niño, las personas se dan cuenta que digo la verdad sobre mi edad y me creen. Hagamos la suma y división de mi altura y mi cara, el resultado será algo como yo jaja; soy como un "viejo mentiroso" en cuanto a mi apariencia, cosa que no me desagrada. Sin embargo, mi historia se torna hacia hace unos cuantos años atrás, de lo que me sucedió y que me ha marcado a tan temprana edad, a la persona que cambió cierta parte... No, no es cierto, a la persona que cambió, definitivamente, la manera en que veo las cosas. Y bien... ¡Comienzo!

Cuando tenía 15 años me mudé de ciudad junto con mis padres, hacia otra más grande. El cambio fue drástico, ya que tuvimos que irnos a un lugar diferente, con personas diferentes, dejando a la gente con la que crecí y aun sigo muy apegado; algunas veces me comunico con algunos de ellos... De hecho, el escritor de estas palabras es alguien a quien he llamado mucho por teléfono jaja. Sin embargo, el cambiar de aires siempre trae esa mezcla de emoción e incertidumbre que algunas personas buscan; al principio el dejar mi hogar me dolía, pero, después de haberlo hecho, el cambio fue significativo, ya que me ha hecho crecer como persona. El cambio fue para bien ya que me hizo madurar en muchos aspectos; cambios físicos y cambios en cuanto carácter y mentalidad son los que han surgido a partir del llegar a la ciudad en la cual vivo ahora; y, aunque a mi hermano y a mí (no tiene caso presentar a mi "escuálido" hermano, lo nombro por referencia) nos dolió de principio, nos hizo bastante bien... Enserio, nos hizo bastante bien, más a mí que a él.

Cuando recién llegué necesitaba buscar un trabajo, ésto debido a que debía ayudar con algunos gastos; sin embargo, sinceramente, yo no me hubiese dado trabajo a mí mismo en esa época... No me importaba mi aspecto físico para nada, no me importaba mi forma de hablar, ésto se debe a que yo en esa época era muy "lépero"; y tampoco me importaba mi forma de caminar, si yo hubiese sido dueño de algún local o alguna empresa ni loco me contrato a mí mismo en esas condiciones jaja. Sin embargo, logré conseguir un trabajo, así que esos "detallitos"  que habían que cambiar, por obvias razones, logré mejorarlas y hacerme de un puesto en mi nuevo trabajo.

El primer día de trabajo llegué temprano, de hecho fui el primero en llegar, emocionado por las labores que iba a ejercer; sin embargo, al llegar y estar en mi nuevo ambiente lleno de compañeros de trabajo un poco locos y un poco acelerados; entre toda esa "bola de gente" conocí, sin darme cuenta, a la persona que iba a cambiar un poco... No, no, en realidad, iba a cambiar todo mi entorno sin siquiera darme cuenta. Ella...

2 de Janeiro de 2018 às 23:40 0 Denunciar Insira 2
Leia o próximo capítulo Ilusión

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 9 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!