1
195 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

La India

Aquí lo único puntual es la lluvia, es por esa razón que Karmen y Faulk han decidido encontrarse durante la lluvia de la tarde. El almuerzo de los retiros es a las 12 y es fácil para Karmen escaparse, los huéspedes hacen la siesta y la mayoría de los empleados aprovecha para comer. Camina despacio, una vez que entra a la plantación la lluvia no es tanta, el zarán la suaviza y convierte en apenas pelo de gato. India va fumándose un puro saboreando lo que le espera. El olor de las plantas se confunde con el del puro que va fumando, con el primer jalón ya se siente en una nube. Se pierde en filas y filas de plantas.

Faulk la encuentra y la agarra del brazo antes de ella lo vea, le encanta que la sorprenda. Siempre que Karmen ve a Faulk o a su novia piensa que parecen estrellas porno y se pregunta si todos los millonarios se verán así. Todos los inversionistas aquí se ven así. Es altísimo y tiene el pelo castaño claro, lleva barba; al menos acá, siempre lleva anteojos oscuros también. Es súper musculoso y magro, se le nota que ya casi llega a los 50 pero le luce. La mira directo a los ojos, con solo eso hace que se derrita.

El zarán convierte a la plantación en un vivero húmedo, aunque llueva, siempre es tibio. El muslo de Karmen ya está pegajoso cuando lo agarra la otra mano de Faulk. Karmen bota el puro al piso para liberar sus manos y desabotonar la guayabera de Faulk. “Siempre se viste tan bien” piensa Karmen.

Faulk ya se ha encargado de bajarle los calzones a Karmen, la ha levantado tomándola por los muslos, dio un par de pasos para apoyarse sobre una pila y al mismo tiempo que besa a Karmen en la boca la penetra con la verga, la tiene dura, gruesa y larga como un tronco, en contraste con la lengua suave y húmeda que siente en la boca. Faulk le levanta un poco el culo y con los dedos le separa las nalgas mientras presiona su pelvis hacia adelante. Karmen devuelve el gesto y empuja hacia adelante también agarrandose fuerte de los brazos de Faulk. Faulk hace movimientos circulares para asegurarse de que le haya entrado toda y después la embiste con movimientos cortos y rápidos.

Siempre que la penetración es tan profunda Karmen se viene muy rápido, es involuntario. Faulk lo nota, y pronto después se viene él también. A Karmen le gustaría tener más tiempo con él pero esto es todo lo que tiene, a veces, caminan juntos de vuelta y conversan un poco, casi no conoce nada de Faulk, aparte de que es uno de los inversionistas en este lugar.

Afortunadamente hoy caminan juntos. La lluvia, la selva, la tarde… a veces es oscuro, aunque sea temprano, a veces todos los animales están afuera y la selva es ruidosa, otras veces no sale ninguno. Hoy parece que todo se ha detenido. Las gotas de agua caen más espesas que de costumbre. Justo en el centro del trillo de vuelta, como a 10 minutos todavía del hotel hay un ídolo indígena, el que esta sentado de cuclillas y esta fumando. Puesto justo en el centro del camino. Los dos se quedan petrificados. Tampoco hablan. Nunca lo habían visto. El que habla es el ídolo y les dice: “Moore está aquí por error, maténlo, sacrifíquenlo ante mí.” Y desapareció. Karmen y Faulk se miran el uno al otro, Faulk se adelanta y siguen caminando en silencio hasta el hotel.

“ Ha visto a la india” oye Karmen de lejos cuando una de las mucamas le pregunta a Faulk. El responde que le parece que viene caminando un poco detrás de él. Karmen se identifica con un grito: “Aquí estoy” y corre un poco para alcanzarlos.

3 de Outubro de 2022 às 00:00 1 Denunciar Insira Seguir história
1
Leia o próximo capítulo Mike

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 13 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!