fjlopez98 F. J. López

"La música es un gran transmisor de sentimientos y emociones" Arthur Strauss un virtuoso pianista de tan solo 15 años se verá obligado a descubrir los más grandes secretos que una hermosa joven de cabellera rojiza tiene para él.


Drama Para maiores de 18 apenas.

#258 #spanish #drama #Classical-Music
1
4.0mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso - Novo capítulo A cada 30 dias
tempo de leitura
AA Compartilhar

Prefacio

Las noches eran cada vez más largas. El resplandor del sol duraba lo que un parpadeo ante un inmediato destello de luz. El sonido de la calma era solo un vago recuerdo de lo que un día fue un suspiro apaciguador. Contener las lágrimas resultaba tan difícil como solicitar al mismísimo cielo que las gotas de lluvia dejaran de caer. Lo único que quedaba ahora eran aquellas notas. Notas que se incrustaron en lo más profundo de mi ser carcomiendo cada pensamiento y cada emoción.

Quizá aquel músico privilegiado que carecía del sentido para apreciar sus melodías no sufría de igual manera. Había ocasiones en las cuales habría querido ser él, con el único fin de no escuchar aquellas palabras. Palabras que lo único que lograban brotar de mi era culpa y temor. Sentimientos que permanecieron cada que escuchaba el finalizar de los aplausos y me sentaba a contemplar el dolor de cada acorde y cada harmonía que era producto del trabajo de mis propias manos. El silencio de muchos ante la sonata me recordaba aquellas interminables horas de sufrimiento, la música no significaba más que eso para mí en ese momento.

Flechas, lanzas y cuchillas que producían los más profundos cortes, mismos que abrían nuevamente aquellas heridas que se originaron por la misma causa. Dolor que envolvía cada partícula que conformaba mi cuerpo al resonar del golpeteo del macillo hacia la cuerda. Dolor que permanecía estático como si el mundo se paralizara en ese momento para perforar aún más y concluir con un agotador silencio que persistía hasta que el sonar de los aplausos se hacía presente otra vez.

Al inclinarme ante la ovación de la audiencia lograba ver su decepcionado rostro salir por aquella puerta. Temblores y una gran carga de ansiedad me dominaban cada que veía ese rostro. Nunca era suficiente. Nunca lo era. Tocaba mi brazo izquierdo pensando en lo que sucedería después. Intranquilidad era lo único que venía hacia mi cuando caminaba por aquel pasillo con la cabeza baja evitando mantener contacto visual con cualquiera que se encuentre cerca.

“Es un prodigio” “Nadie podrá equiparar ese tono” “Su tempo es impecable” “Esto es producto de su padre, su disciplina siempre fue inigualable” A pesar de las palabras positivas, nunca era suficiente… No para él.

2 de Julho de 2022 às 04:58 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo Una fuerte tormenta

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 6 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas