therzig T Herzig

Cuando vivimos a través de nuestros planes.


Paranormal Lúcido Para maiores de 21 anos apenas (adultos).

#passive-agressive #paranormal
Conto
1
2.7mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

El Spa

Erin entra a mi oficina con la cara desfigurada de llorar, con las manos se limpia los mocos y las lágrimas mientras camina hacia adentro. Yo me levanto del escritorio y la encuentro a medio camino, la abrazo y la llevo al sillón. Nos sentamos las dos sin dejar de abrazarnos, ella no para de llorar, la envuelvo con mis piernas y mis brazos por la espalda, le tomo los brazos con las manos y pongo mis piernas sobre las suyas. Tengo la cabeza un poco por arriba de la suya , le susurro al oído que Clara merece ser castigada e inmediatamente deja de llorar.

Cuando sale de mi oficina está completamente recompuesta, está feliz, ya ha saboreado la venganza, en su cabeza ya caminó por este pasillo, ya encontró a Clara, ya la castigó. Por eso camina con seguridad y va sonriendo, sabe que su plan funcionará.

Ya encontró a Clara, que estaba en recepción como siempre; ya la convenció de ir con ella a conocer el spa, ya le mostró la piscina rectangular que no es muy grande pero es honda y que tiene el agua caliente y por eso calienta todo el spa con una humedad pesada. Por eso camina con seguridad y va sonriendo, sabe que su plan funcionará.

Ya le dijo que se quitara la ropa, que Juno le había dicho que necesitaba una rasurada y que ella le daría una de cinco estrellas. Ya se metieron juntas en la piscina, ya le dijo que se sostuviera de la baranda que rodea la piscina mientras le acariciaba las piernas. Ya Clara se había relajado y olvidado su propia vergüenza. Ya Erin le había dicho que cerrara los ojos, ya los había cerrado. Por eso camina con seguridad y va sonriendo, sabe que su plan funcionará.

Ya le había sostenido con la mano izquierda el tobillo izquierdo de la pierna relajada de Clara, con firmeza; ya le había dibujado con la navajilla una una sola línea que se abría en rojo desde el tobillo hasta el principio de la nalga. Ya había visto la sangre de Clara diluirse en el agua de la piscina, ya Clara se había resistido chapoteando inútilmente, ya Clara había gritado, ya la había visto asustada, humillada, desesperada. Por eso camina con seguridad y va sonriendo, sabe que su plan funcionará.

Por eso cuando se paró frente a Clara en la recepción tenía su cara radiante de confianza y satisfacción y fue por eso mismo que Clara no se le pudo resistir cuando le dijo:

  • Deja eso ahí y ven conmigo, te voy a enseñar el mejor lugar de todo el hotel.

Clara levanta la vista y le sonríe, deja lo que está haciendo y la sigue…

6 de Junho de 2022 às 13:47 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Fim

Conheça o autor

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~