therzig T Herzig

de cómo empezar un culto


Paranormal Lúcido Para maiores de 21 anos apenas (adultos).

#paranormal
Conto
1
2.3mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Volver a empezar

Visto desde lejos el edificio parece solo el modelo de un castillo francés con una torre a cada extremo que crece de la montaña. En contraste la base es muy rústica, como un antiguo acueducto. Me recuerda a los sanatorios populares a principios del siglo XX en los Alpes. Para subir hay un funicular, en la entrada del funicular hay un canopy estilo Art Noveau. Hay dos columnas muy adornadas con formas de hojas y flores, una a cada lado, ambas con una lámpara en forma de globo. Las ventanas del edificio tienen todas arcos. Todas las decoraciones son doradas.

Cruzo la puerta, una vez más viene a mi cabeza el pensamiento de no contratar a nadie, no abrir el hotel, solo vivir unas semanas aquí, suicidarme aquí. El hotel está muy recluido y tardarían varias semanas en mandar a alguien más a investigar qué pasó.

De pie en el centro del lobby de varios pisos recuerdo que fui contratada para administrar el hotel, contratar un mínimo de personal para hacerlo funcionar, atraer un par de turistas cada temporada, nada muy ambicioso, el propietario solamente quiere el hotel abierto.

Pero por ahora soy solo yo. Hay un escritorio circular en el centro, directamente sobre el cuelga del techo un candelabro también circular. Los arcos de las puertas interiores tienen los mismos motivos florales que los de las ventanas exteriores. Las columnas del primer piso son de piedra pero se extienden hasta el techo que termina en un enorme tragaluz con un intrincado motivo; del hierro expuesto del tragaluz también están hechas las escaleras y los pasamanos. A cada lado de las escaleras también hay una columna con una lámpara globo.

Todo el piso está cubierto por una alfombra roja que trepa también por las escaleras.

La idea es contratar a un recepcionista, que se encargue de mercadeo, reservaciones y relaciones con el cliente. Un chef. Una mucama. Pero este lugar es enorme. Y aislado.

Dejo el resto del tour para mañana, y voy directo a la suite mas grande. La número 33 del 3er piso. La puerta cruje cuando la abro, enciendo la luz, siento alivio cuando se enciende sin problemas, corro al baño sin mirar mucho y abro el tubo, también hay agua. El baño es enorme pero antiguo, la tina es de metal con patas en forma de hoja, el tanque de agua del inodoro cuelga alto en la pared y tiene un cordón para vaciarlo. Salgo al dormitorio de nuevo, la cama es doble, le quitó el cobertor y aparecen un edredón esponjoso y varias almohadas, apenas para el frío, corro a la calefacción y la abro, calienta de inmediato, otro respiro. Retrocedo un poco más a la salita y saco mi computadora del equipaje, con alivio comprobar la conexión a internet. Hay tres sillones de madera, con los mismos motivos florales que se repiten por todos lados, la tapicería es verde con motivos florales bordados en dorado, hay una mesa de centro y tres mesitas auxiliares con lámparas sobre ellas. Contra una pared escondida dentro de un armario hay un minibar y un coffee maker y del otro extremo un escritorio con su silla. Todos los muebles combinan perfectamente entre sí.

Parece que todo ha salido bien, o tal vez hubiera salido mejor si subiendo la montaña con la calle congelada mi carro se hubiera salido de la carretera y yo muerta de una vez. No sé cómo el aislamiento me vaya a caer, pienso mientras miro por la ventana ya el bosque infinito negro en la noche sin luna. Pero estoy aquí, necesito trabajo.

Me quito la ropa y enrollo un puro, mientras lo enciendo pienso que dejaré las decisiones para mañana. Me prometí a mí misma vivir mi mejor vida hasta que llegue el momento de no vivir más… Pongo Netflix y me relajo. Mañana decidiré.

30 de Maio de 2022 às 10:58 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Fim

Conheça o autor

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~