The Young Seguir história

neganbaggins NeganBaggins L.

La historia se centra en Renato, un muchacho que tras sufrir una decepción amorosa, recibe la visita inesperada de una mujer misteriosa quien dice tener la solución a su problema. Nuestro protagonista no es solo ignorante y sin ninguna habilidad especial, sino que también inútil, actúa sin pensar y no se percata de sus alrededores. A veces suele ser arrogante, y no sabe como hablar con las personas, ya que elige las palabras equivocadas. Sin embargo, su preocupación por otros lo convierten en alguien protector dispuesto a salvar a los demás, siempre estando al tanto. Pese al gran dolor que lleva acumulando en su interior , Renato debe decidir si seguir con su rutina estancada o viajar a un lugar especifico para ayudar a un viejo amigo del "pasado".


Fantasia Impróprio para crianças menores de 13 anos.

#Drama #EdadMedia #Fantasia #Romance #NovelaLigera #Aventura
1
10.0mil VISUALIZAÇÕES
Em progresso
tempo de leitura
AA Compartilhar

Capitulo 1

Prologo


Siempre trate de hacer bien las cosas, y a la vez me engañaba a mi mismo pensando que todo lo que hacia era lo correcto.


-¿Pero que es lo correcto? ¿Que es lo que yo deseo en verdad?-


Para mi , la vida de una persona siempre sera monótona.

Naces, si tienes suerte crecerás con educación y finalmente trabajaras. Tendrás un sueldo, quizás una casa grande o quizás no, todos crecen con esa mentalidad incluyéndome.


-¿Pero porque pienso en eso? ¿Acaso solo quiero ser uno mas del montón?


A mis 16 años, esos pensamientos tontos atormentaban mi cabeza, pero un día,  todo cambio cuando cumplí los 20.

Si, me había enamorado. Esa mentalidad infantil desapareció como si apagaras las velas de una torta de cumpleaños.
En ese entonces me encontraba en la universidad estudiando medicina, la conocí cuando buscaba información en un blog, nos hicimos amigos , un mes después nos conocimos. Y sin darnos cuenta, no había un solo día en el cual sepamos el uno del otro.

Nos hicimos enamorados a los 11 meses de conocernos.
Yo, en verdad era feliz, sin embargo, nuestra felicidad no duró mucho tiempo.
A los 4 meses de relación nuestros caminos se separaron, el padre de ella aceptó un trabajo en el extranjero o para ser mas específicos en Alemania.

Aún así, siempre mantuvimos contacto mediante una red social, nos mantuvimos así por 2 años, ella seguía siendo mi amiga pero sobre todo , la mujer con la que yo quería estar.

- Conseguire un trabajo y volvere para estar juntos, Te quiero. - me decia ella

- No te esfuerces mucho aunque sean 3 años mas te esperare, y cuando llegue el momento, seré un gran médico y te daré la vida que mereces.- respondía con firmeza

Lamentablemente, ¿era lógico no ? era lógico que conociera nuevas personas y fue entonces en mi cumpleaños numero 22. El trágico día en donde ella me cambio.
Todo parecía un mal sueño, tuvimos una extensa charla pero todo concluyo con un "Lo siento y adiós".

Me sentí devastado, fue la primera vez que sentí un dolor en el pecho tan fuerte como si una flecha la hubiera atravesado...y lo peor de todo...es que no lo supere.

Decaí mucho en la universidad, descuidaba mi aspecto y sobretodo lloraba en las noches.


-¿Porqué? ¿que hice mal?, siempre fui bueno con ella, nunca la descuide y sin embargo yo...


Ella simplemente desapareció como si solo se hubiese tratado......de un sueño.

4 meses después, estaba regresando de la universidad, había tomado el bus con la ruta mas larga para llegar cansado del viaje y poder dormir al menos en los brazos de Morfeo.

Al estar a unos 10 metros de mi hogar, pude ver a lo lejos a una mujer para en frente de mi casa sentada en el piso.
No era de extrañarme , mis padres habían viajado y no volverían hasta dentro de 5 días.

-Oh!, llegas tarde, estuve esperando 35 minutos sentada en el piso. No creí que estarías tan deprimido como para tomar una ruta larga, no estaba segura si este era tu hogar así que ¿Eres Renato no?- pregunto la joven con una gran sonrisa de oreja a oreja


*Silencio*


-No me digas que...Me he equivocado- respondía la señorita nerviosa al no oír alguna respuesta de mi parte.


- Si...Si lo soy, pero ¿Quién eres tú?

-Ohhhh!! que alegría. Creí que me había equivocado de casa. - respondía ella con un tono dulce de alegría mientras se alejaba 10 cm

Ese día cambiaría mi vida para siempre, mis sueños; mis miedos; mi corazón roto y sobretodo, mi mundo.

- Mi nombre es Fabiana, y vengo del futuro!!



Capitulo 1


-Déjame ver si entendí-

Meditabundo y estupefacto , él decidió expresar los pensamientos que tenia en su mente.

Bueno, no era completamente correcto decir "estupefacto". Lo que él sentía en realidad era desconfianza de las palabras de aquella joven.

-Vienes del futuro; eres la nieta de un amigo mio, y dices que mi "yo" de tu época te ha mandado para que ambos viajemos al siglo VI ?-


Él joven lanzo su mirada dubitativa hacia los ojos de la muchacha, pero no parecía que esto le afectara a ella.

-Así es , se que es extraño...pero descuida, he venido preparada-


La muchacha llevaba un bolso carmesí el cual habia dejado en el piso, y como si de un acto de magia se tratara, extrajo 3 fotos.


- Mira mira, en ésta foto apareces tu junto a mi padre; en ésta otra

Apereces en tu actual casa, o bueno la que será tu futura casa, y en esta última...digamos que estas con t-


La muchacha se vio obligada a parar su discurso al ver que el joven intentaba abrirá la reja que conducía a la puerta de su hogar.

No era de extrañarse, él simplemente dio un profundo respiro y siguió en lo suyo.


-Estas loca si crees que creeré en tu cuento, a decir verdad estaba a punto de llamar a la policía. He escuchado cosas como "Acérquese señor, ha ganado un premio" para luego mostrar una pistola y llevarse todos mis bienes, pero alguien del futuro? ¿fotos?, no me hagas reír ladrona.-


-Ohh!, quién pensaría que el amable y buen Renato, sería capaz de acusar tan cruelmente a una joven e indefensa señ-


La joven nuevamente se vio obligada a parar al ver que el joven ya se encontraba por cerrar la puerta que conducía hacia su sala.


Rápidamente, la muchacha abrió la reja desde afuera corriendo hacia él como si su vida dependiera de ello, pero ya era demasiado tarde.


-¡Abre la puerta!- gritaba la joven mientras tocaba repetidas veces con el fin de ser escuchada- Por favor abre...por favor.-


[Si esto sigue así, no podré cumplir mi promesa.]- Pensó la joven.- No te estoy mintiendo, las fotos son genuinas, se mucho de ti, se que le tienes miedo a las alturas, tu color favorito es el negro, tomaste biberón hasta los 8 años, se que estas triste por un amor no correspondido; lloras y te preguntas que hiciste mal y te culpas a ti mismo, y se que a los 10 años hiciste que la directora de tu colegio te limpiara el trasero cuand-


-¿Que has dicho?- preguntó el joven desde dentro de su casa.


-Dios!, al menos déjame terminar de hablar quieres? - respondía la joven con un tono amargo en su voz mientras cruzaba los brazos.


-En serio, esas fotos pueden ser de cualquiera, sin embargo..- respondía el joven mientras abría lentamente la puerta- Lo del biberón...si era cierto-

[¿¡Solo eso!?, ¿¡en serio!?]- pensó la muchacha con sarcasmo.


-Cuando dijiste lo de tomar una ruta larga, ya me parecía extraño, no soy d-


-¿Contar tu vida privada a los demás?, lo sé , ¿Ahora soy yo la que interrumpe?- exclamó la joven riendo.


-¿En verdad eres del futuro?- preguntó el joven.


La muchacha se limitó a guardar silencio y darle la espalda. El joven se acercó hacia ella en busca de respuestas cuando de pronto...


-Tres días- señalo con sus dedos-En tres días volveré, y nos iremos, prepárate; no lleves nada que resalte, empaca desde ahora y solo para que lo sepas "señor doctor", donde iremos necesitaras pastillas de toda clase.


-¡Espera! - grito el joven desde su balcón.


- Renato, espero con ansias tu decisión.-

Con una sonrisa en su rostro, dandole la espalda y bajando las escaleras; la joven, gentilmente cerró la reja y desaparecio.

El primer y segundo día desaparecieron en cuestión de minutos, o así era como él lo sentia.
Llegando a la fecha establecida, mientras dormía; él joven, por primera vez en meses tenia otra cosa en la cabeza que no fueran tristezas, cada vez más se preguntaba si lo de aquel día fue producto de su cansancio o si en verdad había pasado, la curiosidad por volverla a ver se hacía cada vez más grande, ¿Como ella conocía sus secretos?. Y si fuera verdad, ¿en verdad ella vendría del futuro?.

Al despertarse; Renato, al tener el día libre, decidió salir de su casa por un poco de aire fresco y despejar su mente .


El calor era tan insoportable que las brisas del viento se veían opacadas por los rayos del sol, con una bebida energizaste y algo de dinero en sus bolsillos, decidió invertir un poco en ver una película que se acababa de estrenar en el cine.


El film duro 2 horas, la historia era rebuscada pero original en ciertos aspectos, un grupo de sobrevivientes en un apocalipsis zombie.


- ¡Que buena película!- exclamó el joven- Debería hacer esto más a menudo, salir y tener tiempo para mi mismo-


[ ¿Aún tendré tiempo para una vuelta más?]- pensó el joven mientras sacaba de su bolsillo su celular para observar la hora.-[ Son las 2:30 de la tarde, espera, ¿2:30?]


En ese momento Renato recordó algo importante, algo que tenia pendiente desde hace un par de días, y sin perder un solo segundo máscorrió hacia la estación de tren para llegar al lugar dicho.


A las 4 de la tarde, Renato estaba por llegar a su casa después del largo viaje, cuando pudo recordar, que tenia otro asunto pendiente que tratar.

-

Llegas tarde, he estado aquí parada por 1 hora , no sabes la vergüenza que sentí , los vecinos me preguntaba si esta era mi casa y me miraban como si fuera alguna especia de ladrona o acosadora- reclamaba la joven avergonzada y con la cabeza hacia abajo.- En serio eres diferente a como seras en el futu...¿¡Que!?-La muchacha quedo boquiabierta al ver lo que el joven traía puesto .


-¿D-Desde cuando usas lentes?- pregunto nerviosa señalando los anteojos que llevaba el joven.


-Rabia olvidado que hoy tenia una cita con el oftalmológico, mi vista no esta muy bien que digamos, pero al menos pude disfrutar de la película que vi hoy- respondió riendo.

[Y yo que le dije que no lleve nada que resalte su presencia]- pensó un tanto decepcionada.- Renato- lo miro fijamente mientras se acercaba a él- Se que todo esto es repentino, quizás sigas teniendo tus dudas y no confíes en mi, pero mírate, ¿es esto lo que quieres?. En el futuro, cuando tu me dijiste.-


En ese instante la acongojada muchacha recordó las palabras de un "viejo" amigo.


*(Hubo una época de mi vida que quisiera olvidar, he vivido feliz estos años , pero desearía haber podido cambiar ese momento agrio y haber podido sonreír como ahora.)*


-No lo entiendo, no entiendo a las personas como tú, porque aferrarte a ese dolor ¿por qué?, De verdad quieres vivir de esa manera?-


-¡Por supuesto que no¡ ¿quien quisiera vivir de esta manera?, todo este tiempo me he sentido inferior, un pobre idiota que no voltea una página de su vida. ¿¡Crees que no me odio a mi mismo en estos momentos!? ¿¡Crees que es tan fácil reprimir el dolor!? ¡No puedo controlar mis emociones maldita sea!-


Renato por primera vez en su vida lloro en frente de una persona, la impotencia y el dolor de su miseria se veía reflejada en sus lágrimas mientras miraba al piso apretando los puños.


-Desearía..-

*(Desearia..)*

-Poder cambiar..-

*(Poder cambiar..)*






"Aquel momento de mi vida"




9 de Setembro de 2017 às 02:08 0 Denunciar Insira 1
Leia o próximo capítulo Capitulo 2

Comentar algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 3 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!

Histórias relacionadas