angelnovo Angel Novo

Tras la caída de las bombas, una joven tendrá que luchar por recordar su pasado, y para ello tendrá que confiar en la poca gente que queda


Pós-apocalíptico Todo o público. © Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0

#horror #sobrenatural #suspense #terror #misterio #zombies #supervivencia #libro #purgatorio #historiaprofunda #consequela #consegundaparte
2
122 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Vuelta a empezar

Las alarmas suenan, la gente chilla, no se que demonios está pasando, simplemente se que estoy herida, y una mujer que me resulta familiar me está llevando a cuestas, al salir del edificio, todo

es caótico, ¿A que punto hemos llegado?

El colapso mundial acaba de llegar, y nadie está preparado, de repente nos paramos, hay una persona enfrente de nosotros, parece enferma, y de repente, un sonido ensordecedor, al girarnos, vemos una luz a lo lejos, y una onda que nos empuja hacia atrás con mucha fuerza.

Al levantarnos, se hace el silencio, todos están tirados en el suelo, parecen muertos.

-Oye, creo que te conozco, pero no se de que.

-Me llamo Ruth, y soy...Bueno, era...Da igual.

-¿Y como me llamo yo?

-Tu te llamas Alida.

-¿Y porque no recuerdo nada?

-Porque estas y deshidratada, además tu perdida de memoria se debe a un Shock postraumático, puede que tu memoria vuelva en breve.

-¿Que ha pasado aquí?

-No lo se, pero eso era una bomba, nos han lanzado una bomba, pero no estamos en guerra con nadie, necesitamos un refugio, vamos a mi casa, no está muy lejos.

Ruth me vuelve a coger del torso y acompaña mis pasos con suavidad.

Oímos pasos detrás nuestra, puede que sea un superviviente, quien sabe.

Al girarnos, veo la misma chica con el rostro enfermizo de antes, se queda parada sin decir nada, le falta un brazo, está llorando. Lo mas seguro es que un trozo de algún material le haya golpeado tan fuerte que le ha arrancado el brazo, estoy segura de que ese material no tenia filo, pues el brazo está desgarrado, como si se lo hubiera arrancado.

-Oye, ¿Estás bien?- Pregunta Ruth.

-No creo que esté bien Ruth, ¿Le has visto el brazo?

La chica se desmaya, y la misteriosa Ruth acude en su ayuda, rompe su camiseta, por la parte de la barriga para hacerle un torniquete a la desconocida.

-Alida, ¿Crees que puedes caminar sin mi ayuda?

-Si, creo que si.

-Bien, ahora voy a pedirte algo mas, ¿Crees que me puedes ayudar a llevarla a mi casa?

-¿Donde está tu casa?

-¿Ves esa calle de ahí?

-Si.

-Pues la casa de arriba del todo.

Intentamos cogerla para llevarla, pero está muy herida, si lo hacemos de esa manera no tardaría en morir.

-Así morirá desangrada, no podemos llevarla de esta manera, ¿Espera aquí?

Me pide que la ayude quedándome con la desconocida por si se despierta, pero no es así, el tiempo pasa, y sigue sin suceder nada, no reconozco este lugar en absoluto, pero se supone que una ciudad tiene que parecer llena de vida, aquí solo veo cientos, miles de cadáveres destrozados, seguramente les haya pasado lo mismo que le ha pasado a esta chica.

Al rato, Ruth sale del edificio de nuevo, lleva...¿Una camilla?

¿Y eso de encima son medicinas?

-Una camilla y medicinas, ¿A caso esto es un hospital?

-Si...Algo parecido, vamos, ayudame a ponerla en la camilla.

Al ponerla en la camilla, Ruth me pide que lleve los medicamentos, mientras ella empuja la camilla.

Mientras vamos cruzando las calles, todo se va revelando, parece que nos han lanzado una bomba nuclear, pero… la onda expansiva tendría que habernos destruido, sin embargo, no es así, es cierto que hay metralla, pero como tal solo se ha destruido donde ha caído la bomba, es muy extraño.

Unas nubes nos rodean, en cuestión de segundos, empieza a llover, pero Ruth ya está abriendo la puerta para entrar al edificio donde vive.

Al entrar, unas diez personas están en el pasillo, hablando de lo sucedido.

-¿Alguien nos puede contar lo que ha pasado? - Pregunta Ruth.

Un desconocido se acerca a ella y le dice que le acompañe, ya que todos están demasiado afectados por el incidente, y que no puede arriesgarse a que nadie haga ni una tontería.

-Alida, necesito que me hagas caso, ¿Vale?

-Si claro, después de todo, eres la única persona que “conozco”.

-Vale, estas personas son mis vecinos, ellos se ocuparan de la chica, mi casa está en la quinta planta, es la numero trece, quiero que subas y te quedes ahí hasta que vuelva.

-De acuerdo.

-Dime, ¿Que piso te he dicho?

-Quinto piso y es el numero trece.

Me da un abrazo y me da las llaves de su casa, ella se mete en una casa, y me hace una señal para que suba.

Cuando llego a la quinta planta, es un pasillo de unos dos metros en el que solo hay una puerta, la numero trece, al entrar, me doy cuenta de que es un apartamento muy grande, el más grande de ese edificio diría yo.

Todo está muy ordenado, y no se que hacer, así que hecho un vistazo al apartamento, tiene dos terrazas, una que da directamente a la ciudad, y la otra a las afueras.

Me decanto a salir a una de ellas, salgo primero a la de las afueras, no se si estoy preparada para ver la ciudad aún.

No es necesario salir para ver el agujero que ha dejado la bomba, es espectacular, pero lo dicho, me extraña que solo haya destrucción en el impacto, y que todo lo que hay alrededor, solo se haya destruido por los objetos que habían sido arrastrados por la onda expansiva.

Al salir a la otra terraza, veo la ciudad, casi intacta, pero con cientos de cadáveres en el suelo, abrumada, decido volver a entrar y sentarme para asimilar lo que ha pasado.

Pasa un rato y alguien toca la puerta, no se si abrir o no.

-Alida, ábreme por favor, soy yo, Ruth.

Le abro la puerta y entra, se sienta en una silla y me mira.

-Ruth, tengo una pregunta, ¿Por que me tratas como si fuera tonta?

-Mira, lo siento si te has sentido así, pero no era mi intención, antes de que todo esto pasara, entraste en Shock, y aun ahora, varias horas mas tarde, tengo que asegurarme de que estas bien, mas que nada por que has perdido la memoria.

-¿Cuéntame algo de mi, de antes de todo esto?

Su cara se vuelve amarga, parece que tiene miedo de contármelo, alguien toca a la puerta, ella se levanta y antes de abrir la puerta me dice:

-Diremos que yo soy doctora, y que tu eras mi paciente, y prometí que te ayudaría.

Al terminar la frase, abre la puerta, era el mismo hombre de antes.

-Deberíais bajar las dos, no creo que la chica aguante mucho.

Cuando llegamos, nos ponemos al lado de la chica, tiene la mirada perdida, me coge de el brazo, con fuerza, hasta que no puede mas, y para, ha muerto.

Ruth empieza a llorar, y el hombre le da un abrazo para consolarla, y le dice que no podían hacer nada, que esta chica estaba destrozada tanto por dentro, como por fuera.

Tras un par de llantos, volvemos al apartamento de Ruth, que se excusa un momento para ir al baño y limpiarse la cara.

Cuando vuelve, parece una persona nueva, y además se ha cambiado de ropa, y me tiende ropa limpia a mi.

-¿Sabes lo que ha sucedido ahí fuera?

-Si bueno, mas o menos, ese hombre de ahí fuera, con el que he hablado se llama Axel, es reportero en una cadena de televisión, y me ha dicho que se ha encontrado un a persona que tenia un virus, esa persona era muy agresiva, ha mordido y arañado a todo el personal que le ha intentado ayudar, presentaba heridas muy graves, con las cuales no tendría que haber sido capaz de moverse. Al verse en la necesidad, ya que era muy agresivo, un guarda de seguridad se vio obligado a disparare, ya que no quería terminar con su vida, le disparó en el hombro, pero al ver que ni se inmutaba y que seguía agresivo, le disparó en la cabeza.

-Pero eso...Eso no tiene sentido.

-Y ahora viene lo fuerte, resulta que al hacerle la autopsia, se demostró que esa persona llevaba muerta mas de dos semanas, empezaron a haber quejas de que se oían cosas raras de noche, pero nadie sabia de donde venia. Ayer al desplazar al individuo para colocarlo en el ataúd, este se levantó, aunque no tenia corazón y medio cuerpo abierto en canal, y empezó a morder a mas gente, esta misma noche, se topó con un chico y una chica, que tuvieron más suerte y empezaron a correr, los gobiernos, sin saber que hacer, ya que dos semanas dan mucho tiempo para propagar el virus, y si a eso le sumamos que no se sabe nada de a los que se tiene constancia que ha mordido, les llevó a una decisión extrema, no querían verse en un mundo dominado por los muertos vivientes, así que tomaron la decisión fácil, matar a muchos para salvar a pocos y así poder empezar de cero.

-Pero, ¿Como va a hacer el gobierno algo así, que dicen los otros países?

-Los otros países también han acabado igual que esta ciudad, los líderes mundiales tomaron la decisión juntos.

6 de Abril de 2021 às 15:37 0 Denunciar Insira Seguir história
0
Leia o próximo capítulo Capítulo 2: El alzar de los muertos

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 13 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!