stanger23 Doctor Sa7an

Hace unos años cometí el error de llamar a mi mascota pasadas las 3:00 AM. Las consecuencias que trajo este error dieron fruto a mi peor experiencia de la vida. Traté de olvidarla, pero nunca fui capaz, quizás contándola me puede ayudar a hacerlo.


Horror Histórias de fantasmas Todo o público. © Baychev

#horror #paranormal #cuento #relato #thriller #literatura #terror #misterio #demons #historia #miedo #suspenso #demonio #256 #245
Conto
0
105 VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

Nunca llames a tu mascota pasadas las 3:00 AM

La historia que os voy a contar, me sucedió hace muchos años y hasta el día de hoy sigo sin tener una explicación racional de lo que pasó.

Corría el año 2009, era un viernes de una noche fría y lluviosa, la lluvia había provocado inundaciones en toda la ciudad, así que me vi obligado a pasarme los siguientes días encerrado en casa. El día anterior, mis padres fueron a visitar al abuelo, por lo tanto, tuvieron que quedarse en su casa, debido al cierre de las carreteras por culpa de las inundaciones. Me tocó pasar el fin de semana solo, cosa que no me preocupaba para nada, pues tenía todo lo que necesitaba: comida, televisión, ordenador, tranquilidad y a mi querido gato Félix.

La primera noche, me la pasé de maravilla: me hinché a patatas fritas, me pasé cuatro horas jugando a la PlayStation y vi algún que otro programa de televisión. Lo más normal de un chico pre adolescente. Todo parecía ir súper bien hasta que llegó la segunda noche, aquel sábado del 21 de febrero...

La noche iba transcurriendo igual que la anterior, pero no tuvo el mismo final. Estaba tumbado en el sofá viendo una antigua película llamada "Eraserhead" , recuerdo que era muy extraña e inquietante, pero a la vez atractiva. Tras varios cierres involuntarios de mis ojos, decidí que era la hora de irme a la habitación a dormir, pero el fuerte sueño y la pereza me hicieron tomar la decisión de quedarme a sobar en el sofá. Además Félix estaba encima de mí ronroneando fuertemente y no quería despertarle. Por lo tanto, puse el apagado automático de la tele, me acomodé la almohada y cerré los ojos.

Me desperté alrededor de las 3:33 AM temblando, muerto del frío y con razón, dado que mi cuerpo estaba completamente destapado y hacían unos 8 grados en la sala de estar. Las gotas de la lluvia seguían chocando con el cristal de la ventana haciendo un ruido leve de impacto, de vez en cuando se escuchaba algún que otro trueno agresivo que intentaba romper con mi tranquilidad, el viento soplaba emitiendo lo que parecía ser una voz aguda de una mujer cantando desde el más allá. Sin duda estar despierto a las tres de la mañana te hacía ver el mundo con otros ojos, perspectiva que no me agradó demasiado. Bebí un trago de la botella de agua, cogí la manta del suelo, me coloqué la almohada y "apagué" mis ojos.

-¡Miauuuuuu! - lloró el que yo creí en aquel momento que era Félix.

- ¡Félix, chico, ven aquí! - lo llamé.

En todo momento yo tenía los ojos cerrados, debido a que no me gustaba mirar a la oscuridad, quizás por culpa de esta costumbre no vi venir lo que se me iba a poner encima.

Después de llamarlo, escuché un segundo "miau", pero esta vez parecía algo diferente, como si no lo hubiera producido un animal, sino un ser humano. Una voz vacilona, forzada, grave, pero que intentaba sonar aguda.

Me quedé de piedra, los escalofríos se apoderaron de mi cuerpo, mis pulsaciones subieron. Empecé a temblar y justo antes de levantarme del sofá para salir corriendo, noté que Félix se subió y se acostó encima de mí. ¿Era él, de verdad? Con los ojos todavía cerrados, decidí fiarme del sentido del tacto y pasé mi mano por encima del cuerpo de lo que tenía encima. Efectivamente se trataba del cuerpo del gato, no dudé ni un segundo más para abrir los ojos y así quedarme tranquilo, pero al hacerlo me encontré con algo que no era de este mundo. Lo que estaba sobre mí si tenía el cuerpo del gato, pero con ciertos detalles escalofriantes que lo diferenciaban de mi Félix. Sin ninguna explicación, una luz iluminaba la cabeza del ser y por desgracia me ayudó a contemplarlo mejor. Ante mis ojos, estaba la cara de Félix, pero con perturbadores detalles demoniacos: tenía una anchísima sonrisa que era imposible para un gato, incluso para un ser humano; los pelos de su rostro se habían quedado en unos pocos dejando ver una piel infectada y llena de heridas; carecía de una nariz; su bigote parecía como humano, largo como esos que llevaban los hombres en siglos pasados. Sin embargo, lo que más me impactó fueron sus ojos... para que os hagáis una idea de como eran, os ruego que os pongáis delante del espejo y con los dedos intentéis abrir vuestros ojos lo máximo que podáis. El resultado que obtendréis fueron los ojos humanizados que me observaban aquella noche.

Sin pensarlo dos veces, le di un empujón a la cosa , me levanté rápidamente del sofá y salí corriendo sin mirar atrás.

-¡Miauuuuuuu! - lloró el ser de nuevo, pero esta vez con una voz agresiva.

Finalmente salí de la casa a toda velocidad sin ni siquiera cerrar la puerta principal. Pasé lo que quedaba de noche en una de las casetas, dónde mi padre guardaba sus herramientas.

No volvió a suceder nada más, sin embargo, nunca más supimos de Félix, el gato desapareció por completo de la noche a la mañana.


23 de Fevereiro de 2021 às 23:18 2 Denunciar Insira Seguir história
2
Fim

Conheça o autor

Doctor Sa7an Estas historias nacen directamente de una mente que convive 24/7 con múltiples ideas de terror que necesitan ser sacadas de mi cabeza antes de que provoquen mi locura.

Comente algo

Publique!
Oscar Fernandez Oscar Fernandez
Diooos, que buenaardo el relato!! Se nota que tienes un don para este tipo de historias. Me encanta como creas leyendas urbanas, esta vez siendo el protagonista del horror un gato, bastante originial con lo típico de llamar a x espíruto a las 3 de la mañana. La narración y el ritmo son perfectos, incluso diría que necesito más de estos cuentos que creas, de verdad, son muy buenos. ¡Gran trabajo! ¡Sigue así! x)
February 28, 2021, 04:22

  • Doctor Sa7an Doctor Sa7an
    ¡Muchas gracias por tu comentario! La verdad es que son historias que se me suelen ocurrir cogiendo elementos cotidianos de nuestra vida, pero dándole un giro completo de terror. Cosas que estamos acostumbrados a ver cómo inofensivas e inocentes. ¡Un saludo! February 28, 2021, 09:55
~