ponyopon Ponyo PON

Lo que sea que se nos encuentre en nuestro camino Seguiré mirando hacia el futuro El lugar que me diste sigue siendo Un lugar seguro para mí corazón Las sombras del pasado siguen persiguiéndome Aunque trato de liberarme, ellas me siguen Pero todavía quiero aferrarme a él Donde sea que estés, te encontraré, caminaré junto a ti Esos que ojos que me miran son tan coloridos Te daré todo de mí Incapaz de lograr el sueño sin esperanza de mi corazón No puedo ponerlo en palabras Para enfrentar el pasado y el futuro ¿Cuánto debo desear para alcanzarte? Son noches como estas en las que sigo pensando En esta ciudad de crepúsculo Ser amado para amar a alguien Me convertiré en tus ojos para la aventura que esta por venir. ADV. Song-fic. Angst. Two-shot. Junghope. Basado en la letra de "Your Eyes Tell"


Fanfiction Bandas/Cantores Todo o público.

#angst #jhope #jin #yoongi #hobibottom #twoshot #songfic #jungkook #hoseok #junghope
2
2.6mil VISUALIZAÇÕES
Completa
tempo de leitura
AA Compartilhar

1. Capítulo

Las noticias se propagaron de manera rápida por los medios, era una conmoción total por aquella grave tragedia en medio de la avenida principal. Un autobús había estrellado contra una camioneta en donde algunos resultaron muertos y otros gravemente heridos.

Luego de controlar un poco la situación y que las ambulancias llegaran, los malheridos fueron llevados al hospital con la esperanza de que pudieran sobrevivir.

Dicho accidente, no había sido culpa de nadie en específico, una interferencia en el camino en un día de lluvia había sido suficiente para ocasionar tal desastre que acabó con muchas vidas.

Pasados algunos meses tras ese incidente, en el hospital se encontraba SeokJin, que había estado al pendiente de uno de sus familiares, Jungkook, quien había estado en ese desafortunado accidente, que por suerte había logrado salir con vida, aunque no del todo bien, por lo que aún no podía determinar nada sobre su estado y si pudiera tener la misma vida de antes.

–Déjame solo –

Esas palabras resonaron por la habitación blanca, SeokJin solo pudo levantarse y retirarse en silencio ante las duras palabras que le entregaba su primo.

Las consecuencias del accidente, le habían afectado la visión, necesitaría una cirugía de córnea si quería volver a ver , aunque podía identificar un poco sombras y figuras extrañas, él no estaba listo para enfrentarse a todo ello y entraba en furia por chocar con cualquier cosa o el simple hecho de recordar su situación.

Su vida se estaba deteriorando poco a poco, había discutido y tratado de pelear con su primo, no quería ver a su familia y su pareja le había abandonado al momento de saber que le había sucedido.

Así que ahí estaba, en la habitación del hospital a oscuras sentado en la cama sin saber qué hacer.

– ¿Puedo pasar? –

Escuchó un chirrido, sabía de quien se trataba, así que solo se movió en la cama tanteando para poder recostarse.

–Lárgate –

Pronunció con cinismo y rencor, aquel tipo que lo visitaba siempre lo irritaba y trataba de alejarlo de muchas maneras, pero siempre volvía. Lo odiaba porque lo había conocido y muchos en el hospital halagan los bonitos ojos ámbar que este poseía.

Jungkook al escuchar esos comentarios, simplemente se retiraba de ahí dejando solo a aquel muchacho que había decidido hablarle.

–No hay donantes aun... ¿verdad? –

El muchacho negó apretando las cobijas bajo suyo, había escuchado perfectamente la conversación de su médico tratante, no había donantes aún, por lo que sabía, los órganos donados estaban dirigiéndose hacía un país que había sufrido una catástrofe y era de urgencia en dicho lugar, además, él estaba en una lista de espera aún debido a que no era un caso urgente, ya que podía seguir viviendo aun estando ciego, pero Jungkook no quería eso.

Aquel muchacho en la puerta había sido uno de los chicos que estaban en el bus de aquel accidente, lo había conocido muy poco en lo que iba en el viaje, solo lo había visto subir a la misma hora y solía sentirse extraño cuando por temporadas no aparecía, y a veces no alcanzaba al bus, ya que este se marchaba dejándolo atrás.

Habían parado en el mismo hospital y podría decir que si lo recordaba, si podía afirmar que el chico tenía unos bellos ojos ámbar, brillantes y llenos de vida.

No sabía por qué ese chico lo seguía visitando, incluso a deshoras a pesar de haberle insultado y decirle de todas formas posible que se largara, esperaba que su herida en la pierna se curara y finalmente lo dejara en paz.

–Llegará, algún día, solo será cuestión de tiempo para... –

– ¡¿Para qué?! ¡Dime para qué exactamente! ¿Para que tomen a alguien más y se lo den a él porque puedo "vivir" con mi ceguera? ¿¡Ah?! ¡Deja de decir la misma mierda todos los putos días! ¡No puedes entenderme y jamás lo entenderás! ¡Vete de una puta vez HoSeok! –

Escuchó pasos llegar al momento, sabía que había armado un escándalo al gritar de aquella forma, pero al menos así se quitaría a HoSeok de encima y estaría solo.

–Lo siento HoSeok, debes salir –

Escuchó aquella voz del médico y solo pudo escuchar un chirrido que se perdió a los pocos minutos, HoSeok había salido de su habitación del hospital.

📷

–Jungkook –

– ¿Qué quieres Jin? –

La misma habitación y nada había cambiado en esos días, el mal humor de Jungkook no había cambiado y sus actitudes era insoportables hasta para las enfermeras.

–Me contaron que golpeaste a HoSeok –

–Él no me deja en paz –

–Solo trata de ayudarte –

– ¿Cómo me va a ayudar? Él no está ciego –

–Jungkook, él estuvo como tú, perdió la vista un largo tiempo hasta que le dijeron que con una operación simple podría volver a ver... él sabe que es estar ciego, y puede ayudarte –

Jungkook hizo una mueca cruzándose de brazos.

– ¿Cómo lo sabes? –

–Hablé con su mejor amigo, él me lo dijo... –

Jin miró a su primo, sabía que eso no le cambiaría el hecho de estar molesto por su condición, así que se levantó de su silla y suspiró, ya era hora de irse.

–Jungkook, piensa bien en lo que haces, nos vemos... –

El silencio retumbó por el lugar durante varias horas hasta que el sonido del chirrido se pronunció nuevamente haciendo a Jungkook fruncir el ceño.

– ¿Vuelves? –

– ¿Te molesta? –

Jungkook se lo pensó un momento y negó suavemente, HoSeok finalmente pudo acercarse y con suavidad tocó la mano de este, lo que ocasionó que Jungkook se sobresaltara y alejara su mano rápidamente.

– ¿Qué haces? –

–Tienes una herida, no te la han tratado –

– ¿Y eso qué? No me afecta si no la veo... –

–Pero puedes sentirlo, te dolerá –

Jungkook bufó y dejó que HoSeok hiciera lo que tenía pensado y dejarse curar. Mientras eso pasaba, hizo un puchero tratando de ver la sombra de aquel muchacho.

– ¿Es cierto que estuviste ciego? –

– ¿Mh? ¿Cómo sabes eso? –

–Mi primo me lo dijo... –

–Ah, bueno sí, lo estuve un tiempo... fui un caso especial ya que no necesité más que una operación simple...no un trasplante –

–Pff, supondré que lo entiendo –

– ¿Te molesta mucho no poder ver? –

–Acabo de golpearte –

–Pensé que era porque soy molesto –

–Bueno, también fue por eso, eres irritante –

Una risa atravesó los oídos de Jungkook haciendo a este sentir una calidez en su pecho, sus sentidos se habían agudizado ante la falta de su vista y apenas lo notaba.

–Yo... soy fotógrafo –

–Lo sé, estabas en el club de fotografía del colegio –

– ¿Estudias en mi colegio? –

–Sí, pero estoy en un curso superior al tuyo, no soy famoso, pero tú sí –

– ¿Enserio? Bah, ahora soy el fotógrafo ciego... –

–No será para siempre, solo debes esperar por... –

HoSeok dejó de hablar al ver el ceño fruncido de Jungkook, soltó un suspiro.

No quería arruinar el ambiente que había creado con tanto esfuerzo.

–Creo recordarte –

– ¿Mh? –

–Eras bailarín, ¿no? –

–Sí –

–Pero JiMin triunfó más porque colapsaste en tu presentación por una idiotez –

–Sí, cometí un grave error ese día... –

–Mh, y luego quedaste en el olvido porque no volviste a presentarte –

–Sí... –

– ¿Por qué? –

–No era lo mío, fue una meta que... –

La puerta fue tocada un par de veces interrumpiendo a HoSeok.

–Hora de tu revisión HoSeok –

–Uh, sí, nos vemos Jungkook –

–Claro... –

Desde esa conversación, empezaron a verse más regularmente durante unos cuantos días, lastimosamente la relación no iba funcionando pues el mal carácter de Jungkook aumentaba cada que los médicos le decían que no había donantes aún, no entendía que estaba pasando y eso lo estresaba demasiado.

HoSeok lo miraba con preocupación, quería ayudarlo, pero él no se dejaba, no quería aprender el braille ni tratar de agudizar sus sentidos caminando, había ya roto una de sus cámaras ante la decepción de no poder tomar más fotos como él quisiera, porque lo intentó, pero solo veía manchas y sentía que seguramente las fotos que tomaba habían salido espantosas.

Estaba al borde de la desesperación hasta que finalmente llegó el día en que había un donante.

–No te ves muy animado por la noticia –

HoSeok estaba cerca de Jungkook quien permanecía sentado en la camilla.

–Me alegra la noticia, finalmente podré cumplir mi sueño de ser un fotógrafo profesional, pero... –

– ¿Pero? –

–Siento que...arruiné algunas cosas mientras estaba en este estado –

–Oye, ellos entenderán, les tomará un tiempo y si te disculpas, sé que te perdonarán –

–Mh, supongo que sí... sigues siendo irritante de todas formas –

–Lo sé, pero ya saldrás del hospital cuando recuperes la vista. –

–Sí, oye ¿y tu amigo está bien? –

–Ah, sí, consiguieron un donante para él también, aunque su operación será más temprana que la tuya, solo deberás esperar un poco –

–Sí, en unos días podré tomarte fotos –

–Ya tienes muchas ¿para qué más? –

–Esas seguramente salieron feas, además así tendré un recuerdo de quien fue la garrapata que no me dejó en paz –

Otra vez esa risa calentó el pecho de Jungkook, lo había tratado muy mal y apenas hace unos días había entablado una relación amistosa con el chico, pensaba que tal vez debía recompensárselo.

El chirrido sonó.

– ¿Mh? ¿Ya te vas? –

–Sí, son las 4, debo ir a ver a mi amigo antes de que entre a la operación y luego es mi revisión, tranquilo, te visitaré también cuando salgas de la cirugía –

–Entiendo, nos vemos –

–Nos vemos –

El silenció reinó cuando el chirrido se había vuelto menos sonoro hasta perderse.

Jungkook estaba nervioso, pensando en que podría salir algo mal, pero debía ser paciente.

📷

Hai!

Pos aquí la primera parte :u

De antemano muchas gracias por los votos, las añadidas, las leídas, las estrellitas y los bellísimos comentarios!

Los jamo!

Nos vemos en el siguiente capítulo!

Bai!

28 de Agosto de 2020 às 22:38 0 Denunciar Insira Seguir história
1
Leia o próximo capítulo 2, Capítulo

Comente algo

Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!
~

Você está gostando da leitura?

Ei! Ainda faltam 1 capítulos restantes nesta história.
Para continuar lendo, por favor, faça login ou cadastre-se. É grátis!