0akeymi AKeyMI Pectore

Lucas entró a casa. Entró, no solo golpeado, sino también drogado. Tan drogado que no gesticulaba bien las palabras. ¿Qué demonios te sucedió?, le preguntó su padre. A lo que Lucas solo pudo responder con un sonido de desaprobación. Héctor, su padre, nunca lo había visto en ese estado, pero era algo que sucedía constantemente. Su sentimiento y señal de desaprobación fue profundo. Entonces cogió el teléfono y ordenó: Vengan, ahora. 10 minutos más tarde, la policia llegó.

#Mystery
  December 20, 2018, 12:18
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções