ellxnoftroya Helen Rye

Querría llorar, pero ya no quedaban lágrimas. Todas ellas se habían concentrado, conformando un lago cristalino que flotaba silenciosamente en el aire, como un gran huracán a cámara lenta, sobre sí mismo. Si escuchabas con atención, restallaban sus profundos sollozos en el aire, cuchillos de terciopelo que salían de la garganta arañada de los sueños e ilusiones rotas. ¿Y su corazón? Había dejado de latir.

#horror #fantasía
  15 de Março de 2019 às 19:15
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções