Segundo. Seguir autor

ellxnoftroya Helen Rye

Querría llorar, pero ya no quedaban lágrimas. Todas ellas se habían concentrado, conformando un lago cristalino que flotaba silenciosamente en el aire, como un gran huracán a cámara lenta, sobre sí mismo. Si escuchabas con atención, restallaban sus profundos sollozos en el aire, cuchillos de terciopelo que salían de la garganta arañada de los sueños e ilusiones rotas. ¿Y su corazón? Había dejado de latir.

#horror #fantasía
  March 16, 2019, 00:15
AA Compartilhar

Comentar algo

0 Comentários
Publique!
Nenhum comentário ainda. Seja o primeiro a dizer alguma coisa!

Mais microficções