oneidabru Oneida Bru

“¡Ya está aquí, señoras! Ha llegado El Afilador. Afilamos cuchillos, tijeras, machetes, hachas... ¡El Afilador!” Las mujeres salían de sus casas con todo su arsenal en el delantal, interrumpiendo sus labores al escuchar a su socio. Esperaban su turno mientras charlaban sobre sus últimas incursiones. El Afilador tardó dos horas en acabar su tarea, pero al final del día se fue a su casa con los bolsillos llenos, la satisfacción de ser valorado por su trabajo y seguir vivo. Por el momento.

#miedo #horror #terror
  1 de Abril de 2019 às 05:30
AA Compartilhar

Comentar algo

3 Comentários
Publique!
Gin Les Gin Les
Es muy bueno, realmente inquietante.
6 de Abril de 2019 às 21:33

Mais microficções