s_h_e_e_l_a_g Shee Lag

Perdonar no es olvidar. Y me carcome no confesar algo: escribí Sarangbi, una tierna y dolorosa historia de amor. Un adiós y un perdón demasiado difícil, pero fue para liberar mi alma. No obstante, no quiero negar mi parte maquiavélica: como jamás llegará el día que con diplomacia pueda decirte "Ahora ya no" y en verdad deseo hacerlo, consideré desesperanzarte con clase mediante mis letras. Esa parte perversa no la domino. Es mi naturaleza. Disfruto que leas que se me fue el amor. :)

#despedida #Desesperanzar #desmotivar
  16 de Outubro de 2019 às 19:26
AA Compartilhar

Comentar algo

3 Comentários
Publique!
Francisco Rivera Francisco Rivera
Pero, "...ya no...", no se olvida, perdonado o no perdonado y, aun con pensamiento maquiavélico, el amor pasado es amor recordado...Bueno, singular micro historia, la disfruté con motivos encontrados complementarios de odio-amor; olvido-recuerdo; confeso-inconfesado, etc.
17 de Outubro de 2019 às 03:59

  • Shee Lag Shee Lag
    Pues si conoces la historia "La muerte de Isolda" de Horacio Quiroga este micro tiene sentimientos similares. La única diferencia es que pasados los años él aún la ama y ella nunca dejó de hacerlo, pero más le pesa el corazón roto. El pasado no se olvida, es parte nuestra. Pero para algunos los sentimientos cambian. Acá los personajes vivieron algo distinto. Ella recibió una herida de muerte, no las comunes, por la impulsividad y necesidad de mando y ladrar más fuerte de él. Algo que es irreversible así él, pasados los años, lo lamente. Como es muy gran cosa para pedir perdón y exponer su corazón, sin ella tener la chance de poder humillarlo lo cual sería nada a raíz de lo que le hizo, libera su sentir mostrándose tierna, dulce y única, como antaño, perdonando a él y a los que estuvieron de su mano, y como no soporta esperar el día que pueda aplastarlo, pues no llegará, al menos se desahoga escribiendo porque sabe que él pasa stalkeándola :) 17 de Outubro de 2019 às 05:19

Mais microficções