Deseos prohibidos Seguir blog

V
Venus Medici
Soy una mujer libre, una mujer sin limites ni prejuicios. Disfruto del sexo sin compromisos, y si quieren llamarme puta pues si y? Realmente no me interesa lo que la gente piensa, y no planeo enamorarme. No es una historia de amor, es la historia real de una mujer de 24 años dispuesta conocerse, disfrutar y divertirse. Querido lector he de advertirte que cada uno de los capitulos que aquí encuentres tendrán escenas explicitamente sexuales.
História Não Verificada

#experiencias #32816 #lesbianas #trios #mujer #sexo
0
3.5mil VISUALIZAÇÕES
AA Compartilhar

Mi primer trio...

Estaba aburrida, había llegado hace poco a vivir en un país nuevo y sin mucho que hacer por el momento asi que decidí descargar una aplicación para citas, no tenía mucho interés en el romance, esperaba más que todo tener un compañero de fiesta. Entre los "matchs" encontré un chico, su nombre es Sebastian, parecía lindo, divertido, interesante. Llamó mi atención, conversamos por teléfono un par de veces antes de decidir encontrarnos.

Nos vimos para tomar un café en el centro de la ciudad, nos conocimos y era realmente guapo. Alto, de ojos azules, rubio, un cuerpo delgado pero bien trabajado (el tipo de cuerpo que en general me gusta), me contó de su vida, de su trabajo aunque realmente no le estaba prestando atención, tomamos un par de cervezas y me invitó a su casa, la cual compartía con un amigo suyo.

Acepté más que todo por curiosidad, quería verlo, no estaba lista para dejar de ver su cara de angel, además del coqueteo sutil y realmente la estaba pasando bien ¿porque terminar la velada en el momento?. Paramos un taxi y emprendimos el viaje, su departamento estaba como a 20 minutos de donde nos encontramos, en una zona tranquila, había un gran parque frente a su edificio lo que le daba una vista espectacular. Al entrar nos encontramos con su compañero sentado en el sofa sin camiseta y con su guitarra, al vernos sonrió y se apresuró a vestirse, nos presentamos me dijo su nombre, Tadeo, le ofrecimos una cerveza de las qe llevábamos y nos quedamos conversando los tres en la pequeña sala.

Tadeo me gustó instantáneamente aún más que Sebastián, realmente es un chico demasiado atractivo, me llamaron la atención sus brazos fuertes y llenos de tatuajes, sus ojos entre verdes y grises, era menos alto que Sebastián pero parecía tener mejor cuerpo y unos labios que te hipnotizaban al hablar.

Cuando ya estábamos un poco ebrios Sebastián sacó una pipa y marihuana "de su propia planta" como nos explicó, fumamos y seguimos bebiendo, yo estaba sentada en el medio de ellos, nos reíamos y jugueteabamos con pequeños coqueteos... Hasta que Sebastián me besó y yo le devolví el beso con gusto nos besamos por unos minutos y al terminar me di cuenta que Tadeo no había dejado de vernos en ningún momento, y tal vez era el alcohol o las drogas o la mezcla de ambos lo que hicieron que me acercara a él para besarlo también.

Me senté sobre Sebastián con mis piernas rodeando su cintura, acerqué a Tadeo a nosotros de esa forma podia besarlos a ambos y sentir la erección de Sebastian queriendo escapar de su pantalón. Tadeo me quitó el top dejándo mi brazier de encaje negro a la vista, luego me acercó a él poniendome de pie para besarme, mientras Sebastián se deshacia de mi pantalón.

Me arrodillé ante ellos para poder hacerles sexo oral a ambos a la vez, Sebastián tenía un pene grande y grueso tanto que casi no entraba en mi boca, el de Tadeo era igual de grande y pero delgado se les veía muy sensuales parados uno frente al otro sin remera y sujetando mi cabeza para que entrara mejor en mi boca.

De pronto Tadeo me levantó y me colocó sobre el sofa, terminaron de desvestirme, Sebastian empezó a hacerme sexo oral mientras yo le hacía lo mismo a Tadeo y él tocaba mis pechos, nunca había estado en un trio, si lo había deseado pero no pensé que en algun momento se daría.

Al poco tiempo senti como Sebastian me penetraba, yo estaba demasiado excitada y mi cuerpo no puso resistencia al pena de Sebastián y casi al momento tuve mi primer orgasmo de la noche, Sebastian me penetraba con fuerza y yo no dejaba de masturbar y hacer sexo oral a Tadeo. Mis gemidos cada vez eran más fuertes, Sebastián no dejaba de repetir mi nombre conforme me penetraba y Tadeo empujaba su pene cada vez más profundo en mi garganta. De pronto sus manos bajaron a mi trasero, empezaron a masajearlo y luego senti que se acercaba a mi culo, supe en ese momento que lo deseaba para él, sentí nervios nunca había tenido un pene tan grande en mi culo pero tambiém me excitó la idea de que lo hiciera y él lo notó entonces luego de utilizar mis flujos vaginales para lubricarme metió un dedo en mi interior gemí y mantuvo el ritmo por unos minutos. Me pusieron en cuatro, Tadeo asomando su pene en mi culo y Sebastian metiendo su pene en mi boca una vez más, Tadeo fue cuidadoso, lento, a pesar del deseo y la exitación que sentíamos en ese momento, cuando lo sentí completamente dentro lancé un chillido de dolor y placer de pronto mis piernas se debilitaron ya no podía soportarlo más y tuve otro orgasmo instantáneamente.

Entre los dos me cargaron, y ambos me penetraban Tadeo por atrás y Sebastian por delante mientras me besaban, entre más aumentaban el ritmo más fuertes eran mis gemidos para al final los tres tener un orgasmo casi al mismo tiempo...

Luego nos sentamos los tres desnudos en el sofa bebimos un par de cervezas más y nos acostamos a dormir juntos los dos abrazandome, me desperte de madrugada, me vestí y volvi a mi casa sin decir adiós. No estaba avergonzada, no me arrepentia de lo que había pasado, mi vagina volvia a sentirse humeda al pensar en lo que había pasado... Aun no se si volverá a pasar o los volveré a ver pero en definitiva mi primer trio me dejo completamente satisfecha.

7 de Abril de 2019 às 02:21 0 Denunciar Insira 0
~

Histórias relacionadas