0
4649 VISUALIZAÇÕES
AA Compartilhar

POR POCO Y TE OLVIDO

Pasaron algunos años, como 7 aprox. me encontraba finalizando una relación amorosa, la primera relación formal, donde el amor se me desbordó de las manos, en un estado inconsciente, ya que ante mis amistades, era fuerte e indiferente, sin embargo cuando culminó caí en un estado de depresión inmenso, de esos casos en los que la soledad es la mas oportuna para dejar caer el llanto y sollozar haciendo mil preguntas que atacaban mis acciones. 


-"¿porque?, que hice mal? yo ni siquiera quería amarlo!


Una tarde de llanto, estaba sola en casa, mi abuelo había salido a misa y yo me encontraba en la cama, acostada de lado viendo tv. 

En la habitación había dos camas individuales, la de mi hermana y la mía, frente a las camas justo en medio de ellas, se encontraba la mesita que sostenía la televisión, yo estaba despierta, llorando y pensando en mis depresivos sentimientos, me tranquilice un poco y entonces...


Entonces comenzaste a abrazarme. 


Sentí como tu brazo salia, como si estuvieras dentro del colchón, tu brazo izquierdo me abrazo del estomago, yo no tenía el valor de bajar la mirada, estaba paralizada, pero era el brazo de un hombre, de eso estoy segura. 

Fue tan lento y tan rápido, "¡¿que rayos es esto?!". observaba la televisión, evadiendo a toda costa bajar un poco mas la mirada, no quería ver quien era, ni como, ni de donde salía, pero estabas ahí, abrazándome fuerte. 

Segundos después deslizaste tu brazo lentamente hasta perderse nuevamente dentro del colchón, en ese instante me levante y voltee a ver temerosa mi cama. 


-"¿lo soñé?, pero estoy despierta, no me dormí, ¿que fue lo que paso?"


Me quedé impactada de lo que había pasado. Suena el teléfono, me levanto sorprendentemente sin miedo a responder la llamada. 


-"¿Bueno?, a hola vero como estas? 


Me comenzó a decir cosas de la universidad, respecto a una tarea, yo solo pensaba en lo que me pasó y se lo dije de inmediato. Ella me tranquilizó y me dijo que seguramente sería algún familiar que vino a darme paz. 


yo pensé "si, seguramente es así, pero, que familiar?"


 No tuve presente a nadie, ni siquiera a un tío que había fallecido recientemente, no eramos cercanos y ese abrazo fue un poco extraño, demasiado intimo. Suena a locura, pero lo describo como fue. 


Colgué el teléfono, regresé a la habitación, me acosté nuevamente e inexplicablemente me quede en un sueño profundo, lleno de tranquilidad. 


Ahí fue cuando sin dar origen al evento, ya me encontraba extrañada, 

"¿por que yo?, ¿por que así, en este momento?"


Pasan las horas y regresa mi hermana de algún lugar. Yo tenía que contarle, ella y yo entendemos perfectamente este tipo de encuentros extraños, ya ella que escriba su historia, pero la mía iba comenzando, entonces le di detalles de esa tarde. 


Yo distraída y sin pensarlo, por que francamente no lo recordaba, escucho su sugerente teoría, para la cuál en cuanto lo dijo, supe que así era...


"Oye pau, ¿'no será Gabriel?"


"Que?!, como pude olvidarlo?! claro que es él!! es él!! 


He ahí nuestro primer encuentro, aquí, de piel a piel. A partir de ahí fui un poco mas consciente de tu presencia, de tu existencia, creo que siempre estuviste, pero el día que te atreviste a tocarme, fue mas claro, no pensabas retirarte. 


3 de Janeiro de 2019 às 22:46 0 Denunciar Insira 0
~

FIN DEL JUEGO, INICIO DE NUESTRA HISTORIA.

VOLTEA PARA ATRÁS....


Nayeli me decía mil y un groserías atacada de pánico, yo le pedía que se callara por que me daba mas miedo saber que eramos dos las asustadas. 


Así, en la posición en la que me encontraba, hincada, poco a poco fui volteando, hasta que me di totalmente la vuelta. 


No había nada, al menos nada que yo detectara de inmediato. No entendía que pasaba, regresamos al tablero:


-¿Que hay atrás?


Tablero: 


ATRÁS DE TI...


Lo escribió mas rápido y mas agresivo 


Voltee rápido apara ver de que se trataba pero yo seguía sin detectar nada. Pero entonces, comencé a poner mas atención a los adornos que tenía mi prima sobre las repisas que se encontraban sobre la pared. Estaba lleno de peluches, muñecos, alajeritos, y en medio de todo eso, se encontraba una figura cerámica con forma de ángel. Era imposible que yo supiera que ese ángel se encontraba ahí, apenas daba a la mitad de la palma de mi mano. 


Tome la figura y la saque de la habitación. Nayeli me observaba y me dijo:


-"'como sabes que es eso o si era otra cosa?

-"No lo sé, intentemos de nuevo" le dije. 


Preguntamos nuevamente: 


-"¿Podemos jugar?"


-SI


Preguntamos varias cosas que no eran relevantes, aún existía incredulidad. Ahora yo sospechaba de mi prima y ella de mi. 


Yo no sabía que preguntar, tomando en cuenta que yo esperaba hablar con Gabriel pero era otro ser el que estaba en este tablero. 


Era sarcástico y daba miedo. El juego no era nada divertido, lo fue menos, cuando respondió un de mis preguntas. 


Recordemos que tenía al menos 13 o 14 años en eses entonces. 


-"Como se llama el amor de mi vida"


-"ALEJANDRO"


Yo ilusa y atolondrada, me emocioné por que había respondido sin ofender y concretándose a la pregunta. 


-"¿Como lo voy a conocer?"


Me dio una respuesta a la que no le encontré sentido, solo le di la importancia del contexto en el que nos encontrábamos, él solo quería ofender, al menos eso pensé. Dijo:


-"YA LO CONOCES, PERO ESTÁ MUERTO"


De ahí en adelante ya no pregunté más, mi prima tampoco ya quería, así que finalizamos el juego. 


Regrese a casa, tensa y temerosa. Ahí decidí que ya no jugaría nunca más, rompimos la hoja. No obtuve nada, más que dudas y mucho miedo. 


Pasó el fin de semana.


El Lunes en la escuela ya todos habían olvidado el tema de los tableros.


 Continuamos normal, hasta el descanso de la mañana.


 El Director pide la atención de toda la escuela a través del alta voz. 


-"BUENOS DÍAS, ESTIMADOS ALUMNOS Y MAESTROS DE LA SECUNDARÍA TÉCNICA, LAMENTAMOS INFORMARLES DE LA DESAFORTUNADA NOTICIA, SOBRE NUESTRO ALUMNO QUE USTEDES BIEN CONOCEN DEL GRUPO DE 2DO E DEL TURNO MATUTINO, ALEJANDRO, DIOS HA DECIDIDO TENERLO EN SUS BRAZOS. 

SU FAMILIA NOS INVITA A DESPEDIRNOS EN EL RECINTO LA PAZ.  DEMOS UN MINUTO DE SILENCIO EN HONOR AL DESCANSO DE ALEJANDRO"


No concebía la noticia, ¿como me olvidé de Alejandro?


El sábado anterior en casa de mi prima, nunca recordé a este niño, que tenía mas de tres meses hospitalizado a causa de Leucemia, ¿a caso era una broma de mal gusto?, como pudo Nayeli saber de él? ¿todo esto era real? 


Si, efectivamente yo lo conocía, llegamos a estar juntos en algún descanso en la escuela, me gustaba. 


La escuela dio permiso para que acudiéramos al entierro. No se si fue buena idea, pero estando ahí, me sentí mal de haberlo olvidado por su ausencia. Hasta ahora de vez en cuando lo mantengo en el recuerdo. 


Le conté esto a mi hermana y a mi prima. Mi prima no me creyó nada, mi hermana me lo dijo;


-"Nayeli piensa que tu moviste el anillo" 


Ya no hice más por convencer a nadie. Yo sabía lo que sucedió, sabía que era real. 


De ahí en adelante puse mas atención a los detalles, nada era casualidad...



18 de Dezembro de 2018 às 20:56 0 Denunciar Insira 0
~

VOLTEA PARA ATRÁS

La novedad del "juego" con la ouija de papel pasó a los días en la escuela. Compañeros dejaron de hacer alarde de saber cuál de las compañeras estaba en sus días gracias a los tableros. 

Me encontraba muy inquieta, por las tardes cuando llegaba a casa, tenía horarios contrarios a mi familia, (ellas estudiaban o trabajan por las tardes), por lo que regular estaba sola, aveces con mi abuelo. 

La última vez que utilizamos el tablero Cynthia y yo fue una mañana, en la que el anillo se movía con demasiada rapidez, Gabriel tenia miedo, o eso fue lo que entendimos, no tenía permitido comunicarse, cuando era descubierto el anillo se movía sin sentido, pedíamos permiso de salir y no respondía, solo nos salíamos sin finalizar. Antes de decidir dejar de jugar, tuve la brillante idea de preguntarle;


¿Como eres? 


A lo que él respondió;  


Cuando quieras verme, piensa en mi antes de dormir y me verás en tus sueños.


Que gran error. 

18 años después trato de no pensar en él antes de dormir, aunque aveces no resulta, sí lo cumplió, lo he visto en varios sueños. 


Mientras hablamos con él siempre se expresó educado y no tuvo ningún tipo de agresión en sus comentarios, de hecho le preguntamos si sabía como moriríamos, dijo SI  pero no quiso decirnos como, ni cuando. 

 

Estaba intranquila, hasta que Cynthia y yo acordamos romper el tablero, teníamos la sensación de que le causábamos problemas. Lo hicimos en el salón de clases, ni ella ni yo hablamos mas del asunto. 


Al siguiente fin de semana, a unas cuadras de mi casa, acudo a visitar a mi prima, quien me seguía en todo, entonces, no sé por que me pareció buena idea contarle a ella lo sucedido. y me incitó a hacer un nuevo tablero. pensé que nuevamente Gabriel saldría a hablarnos, me equivoqué, ahí conocí la verdadera maldad detrás de este juego. 


Le pedí a ella; 

-primero hay que quitar todas las imágenes religiosas de tu habitación


Probablemente eso generó la presencia oscura y desagradable. 


Mi prima tenía varías imágenes religiosas, las sacamos todas, o al menos eso creíamos. 


Nos colocamos al pie de la cama, hincadas en el suelo, usando el colchón como mesa, dándole la espalda a unas repisas llenas de juguetes sobre la pared.

Comenzamos el juego... 


-¿Podemos jugar?


No se movía el anillo.


-No presiones el anillo Naye!. Le decía con angustia, estaba de por medio mi credibilidad sobre la historia  de la escuela. 


Ambas apenas y tocábamos el anillo, cuando después de insistir...


-¿Podemos jugar?

-NO.


Mi prima no dejaba de verme, estaba asombrada.  


-¿Por que no podemos jugar?

-VOLTEA PARA ATRÁS...


Me paralice, ni ella ni yo teníamos el valor de voltear.


7 de Dezembro de 2018 às 15:22 0 Denunciar Insira 0
~

ANILUAP

Comenzó a moverse el anillo, avanzaba con dificultad, como si pesara. Yo volteaba a ver a Cynthia incrédula por lo que estaba viendo, ella me volteaba a ver de la misma forma. 

No recuerdo toda la conversación, por que así fue, conversamos. Todos (los del salón) seguían jugando con sus hojas, sus "tableros" preguntando tarugadas, yo aún dudaba, los dedos de Cynthia eran sospechosos. 

Todos gritaban y se burlaban de todo, Cynthia y yo estábamos concentradas. Yo no tenía idea de que preguntar, así que empezamos con cosas sencillas.

- ¿Eres hombre o mujer?

- ¿Puedes vernos?

- ¿Cuantos años tienes?

- ¿puedes ver el futuro?


A todas hubo respuesta, era hombre, podía vernos, tenía pasados los cien años y podía ver el futuro. Su nombre era Gabriel. 


Supimos que alguna vez estuvo vivo y que tuvo un gran amor, el cual perdió. 

Describió el lugar donde se encontraba como oscuro, en ocasiones movía muy rápido el anillo, era cuando yo comenzaba asustarme, por que veía la cara de sorpresa de Cynthia (ella tampoco movía voluntariamente el anillo). 

Gabriel nos dijo a través de cada letra, que era un Demonio, que era inferior a satanás, yo ni siquiera sabia que existían jerarquías en la maldad. Él no era malo, según parecía, pero el lugar donde se encontraba si. (aún no se como describirlo, es confuso). 

Se pasaron las horas, entre clase y clase, sacábamos la hoja, no hacíamos otra cosa que pensar en hablar con él. Saliendo a casa llegué inquieta, no sabía como describir la experiencia, una hoja me hablaba. le platique a mi hermana y estaba incrédula, me dio el avión y ya no tocamos el tema. 


Al día siguiente Cynthia sacó la hoja, entre clases hablábamos con él, queríamos saber más. Entonces le preguntamos, ¿como se llama tu gran amor?


Él dijo:  ANILUAP 


Yo no entendí, yo seguí pensando en la siguiente pregunta, Cynthia me lo dijo;


ANILUAP es tu nombre al revés PAULINA. 


En mis 14 años de vida yo no había escrito mi nombre al revés. No tenía idea. Ahí volvieron mis sospechas sobre Cynthia. "seguramente ella lo escribió". (El segundo nombre de Cynthia también era Paulina, ¿por qué asumiría que se trataba de mi?). 


Ella siguió preguntando, yo ya no quería jugar, estaba asustada. No recuerdo con detalle la historia del amor de Gabriel, por que también sentí que se trataba de mi. De ahí en adelante, cada que llegaba a casa, estaba tensa, con mucho miedo, sintiendo presencias que me causaban angustia. 


Gabriel se iba conmigo a casa, en el tablero que guardaba en mi mochila. Quise jugar con mi hermana, pero el anillo no se movió. pensé, "seguramente es una farsa de Cynthia". 

 

3 de Dezembro de 2018 às 21:05 0 Denunciar Insira 0
~
Leia mais Página inicial 1

Histórias relacionadas