Technical Problems - We are experiencing some server overload causing major slowness in performance - please be patient while we solve the problems.
leone-dragon1556371637 Leone Dragon

Un día decidió viajar por aburrimiento a un sitio desconocido completamente, sin guía ni mapa.


Histoire courte Tout public.
Histoire courte
0
3.5k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

El viaje sin destino

No pude ver a mis amigos, entonces decidí viajar a un destino que no conociera. Me subí al primer tren que llegó a la estación. Las montañas tapaban el horizonte y el sol se elevaba sobre ellas. El confort de aquellos asientos provocaron en mí una fatiga que entrecerraba mis ojos; al poco tiempo quedé dormido. Cuando desperté estaba lo suficientemente lejos de mi ciudad como para bajarme en la siguiente estación, y así lo hice.


Me moví por la ciudad sin saber siquiera donde estaba aún. Paré en varios bares para tomarme un refresco o un café. Saqué fotos a todo lo que me pareció interesante. Puede que pasara más de una ve por las mismas calles, incluso que diera vueltas sin darme cuenta. Pero cuando me aburrí de todo aquello, volví a la estación de trenes y volví a casa.


Mis amigos habían estado buscándome, y al enseñarles lo que había estado haciendo, decidimos que la siguiente vez lo haríamos juntos. Y así fue.


Un día de verano nos cansamos de ir a la piscina y de dar paseos por nuestra ciudad, y recordando el viaje que teníamos pendiente, volvimos a hacer lo mismo. Al principio el viaje fue más divertido, no era simplemente turismo, era pasárselo bien con los amigos. Pero a lo largo que pasaba el día estábamos más cansados, incluso algunos bostezábamos del sueño. Un viaje en tren para nosotros ahora era una molestia, asique pasamos la noche en un hotel.


A la mañana siguiente nos levantamos temprano. Fuimos a desayunar a la primera cafetería que encontramos, y luego volvimos a la estación para volver a casa. Al principio del viaje, nos divertimos, charlábamos mientras que observábamos el esplendor del paisaje en movimiento. Pero luego…


Empezamos a notar turbulencias, y no nos preocupamos; pero luego fueron a más hasta que descalirramos. Hubo muchos muertos en aquel accidente, y otros tantos heridos. Nos encontramos tirados en el suelo. Uno de nosotros se había desmayado, o eso pensábamos. Había muerto.


Nos había chocado mucho la idea de haber perdido a un amigo. Estábamos tristes, sí. Pero aun así en su honor hicimos con nuestro deber y aprovechamos que nos podíamos mover para comprobar si había heridos o supervivientes. Unos nos dedicamos a ayudar a la tripulación a salir del tren; otros, fuimos a la cabina del conductor para ver si estaba bien.


Fuimos allí, pero el conductor estaba muerto. Tocamos todos los botones de aquella cabina intentando encontrar alguna forma de alertar que estábamos allí abandonados. Pero no hubo suerte. Había muchos heridos, pero no logramos mantenerlos con vida.


No teníamos cobertura en los móviles. Cada vez estábamos más exhaustos, empezó a haber tensiones entre los que nos encontrábamos allí. Intentamos en medida de lo posible mantener la calma, pero era imposible.


No sabíamos que hacer. Pasaron horas desde el accidente y ni siquiera sabíamos si había una ciudad cercana. Pero finalmente llegaron ambulancias y coches de policía. Pudimos volver a casa.


Queríamos hacer un viaje sin destino, pero nunca pensamos que nuestro destino final fuera vestirnos de luto.

7 Mai 2020 09:40:41 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
0
La fin

A propos de l’auteur

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~