sasha-arevalos Sasha Arevalos

Un imperio egoísta, una profecía que intentarán evitar aunque el precio sea muy alto. Un ser poderoso, único que llegó para DESTRUIRLO TODO. Estos seres son los encargados de cuidar y controlar el planeta tierra, a los humanos, a la naturaleza misma, pero este mundo está en las manos equivocadas. "Quizá sea el viento el que te guíe a la batalla, quizá solo estés dejándote llevar, pero caes en una brisa escrita, un camino trazado, que debes completar, llegar a la final de la corriente, para que logre terminar, por que el ciclo debe acabar en ese momento y en ese lugar"


Fantaisie Épique Tout public. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

#romance #amor #poderes #reyes #reino #fuego #agua #avatar #poderosa #fantástico #elementales #heredera
0
3.4k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les lundis
temps de lecture
AA Partager

La selva Amazónica

Siempre me fascinó el fuego, toda mi vida lo vi como un intermedio entre el bien y el mal. El fuego puede quemarte hasta la última célula de tu cuerpo, pero también puede iluminar hasta las gotas más pesadas y deprimentes de oscuridad.


—¿Y nunca se te ocurrió que íbamos a necesitar un encendedor?


—Ya te lo dije, Mía, lo olvidé.


—Me gustaría saber en donde tienes la cabeza.


A Daniel y a mí nos gustaban las aventuras, no nos bastaba con ir a una plaza, o al cine, para nosotros eso era aburrido, nos gustaba mucho la supervivencia, así que habíamos decidido, tras meses de discutirlo, ir al amazonas.


—Dani, esta oscureciendo.


—Ya lo sé.


—Entonces no es necesario que te diga que va a empezar a hacer mucho frío aquí, y que odio el frío.


—Tienes razón no es necesario.


Luego de algunas horas el clima frío en la selva amazónica se había vuelto insoportable.


—No entiendo como hace tanto frío, el clima durante la noche aquí debería ser de 5°C, estamos muchísimos grados bajo cero. No es posible.


—No sé de donde sacaste esa información tan confiable entonces.


—¿Me vas a acusar todo el viaje?


—Aparte de confiable, eres adivino.


—Si dejarás de discutir conmigo y me ayudaras entonces podríamos buscar una manera de prender fuego.


—¿Cómo se supone que vamos a prender fuego aquí? Toda la tierra está húmeda, los árboles están húmedos, todos aquí está húmedo, nada está lo suficientemente seco como para encender una fogata, sólo Dios puede prender una fogata ahora, y ojalá que lo haga.


Normalmente no lo trato así de mal, pero esta vez se lo merecía, eran ya las diez de la noche y el frío se me había metido en los huesos, sentía que no debía moverme por que si lo hacía, se me rompería alguno, sin mencionar el dolor punzante e increíblemente incrementado que sentía en todo el cuerpo.


—Siento que...


Comencé a cerrar los ojos en lágrimas, no lo había notado, pero el dolor de a poco me estaba haciendo perder la conciencia.


—¡No! ¡¿Mia estás bien?!


—No...


El rápidamente se acerco a mí, se recostó a mí lado y me abrazó.


—Escucha Mia, intenta dormir, mañana nos despertaremos bien y llamaremos al helicóptero. No hay de que preocuparse, te lo prometo.


No llegué a oír nada más, porque perdí la conciencia.



1 Mai 2020 01:05:17 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
Lire le chapitre suivant Ten cuidado con lo que deseas

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 9 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!