Countdown to The Authors' Cup 2020. Sign up now for chance to win prizes!. En savoir plus.
c-rodz Celi Rodz

A continuación les presento una hermosa historia que he decidido sea, la introducción de la Serie PoloAventuras; la misma consta de varios divertidos cuentos infantiles-familiares, con mensajes de amor y respeto hacia los animales, las plantas, los insectos, los amigos y la familia. "Polito, Mi Ángelito", te cuenta la historia de un pequeño ángel de la guarda dispuesto a todo, hasta a hablar con Dios y convertirse en mascota, por estar siempre junto a su amigo Anthon. Vamos pues, a conocer a Polito Mi Angelito, y seguidamente, no te pierdas la serie de cuentos PoloAventuras; escritas con amor y humor para niños y adultos. En recuerdo de mi amado Polo (14-04-13 / 12-04-18)


Histoire courte Tout public.

#politomiangelito #poloaventuras-serie-gatos-cats-mascotas-pets-cuento-cuentoinfantil-cuentofamiliar-valores-proteccionistas-politomiangrlitos-CeliRodz-CRodz-Rodz
Histoire courte
1
4.9k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

Polito Mi Angelito

En recuerdo de Polo (14-04-13 / 12-04-18)

🐾


Érase una vez un angelito de la guarda que tenía como misión cuidar a un niño desde su nacimiento hasta que cumpliera la mayoría de edad, tiempo en el que el angelito Saúl, como era llamado en el cielo, sería relevado por un ángel adulto. Así eran las leyes en el cielo y todos estaban contentos y conformes con sus misiones; pues de esta forma ganaban sus alas para ser ángeles consagrados.


El pequeño Saúl estaba muy encariñado con el niño que cuidaba en la tierra; lo quería como un hermanito, jugaba con el, vigilaba sus sueños, lo ayudaba a despertar para ir al colegio, aunque él tuviese sueño también. Lo acompañaba y cuidaba cada día y cada noche para alejarlo de los peligros y de las malas personas, salvarlo de caídas o accidentes, en fin, todo lo que un ángel de la guarda debe hacer. Solo que Saúl con su espiritu travieso, noble y juguetón se involucraba cada vez más con el pequeño niño en su diario vivir, al punto de no querer jugar más con otros ángeles del cielo, solo con el niño de la tierra.


El afortunado pequeño era muy buen estudiante, hijo y amigo, una niño feliz que a ratos hablaba solo..., eso decía su mamá sin preocuparse mucho: "mi niño se la pasa hablando con un amigo imaginario, debe ser un ángel porque mi niño es muy bueno y feliz". Todo eran risas y felicidad hasta un día que el angelito Saúl fue llamado a la secretaría celestial, ¡había ganado sus alas!. Ya estaba listo para ser un ángel de verdad, solo que no podría cuidar más a su amiguito, el niño de la tierra; a él le tocaría otro ángel más adulto y de mayor rango porque en siete días cumpliría la mayoría de edad. Ese era el tiempo que le quedaba a Saúl para despedirse de su amigo; siete días para aconsejarlo en sus sueños por última vez, para acompañarlo ahora en la universidad, solo siete días para escuchar por última vez las historia de aventuras y romances juveniles que él compartía al contarle a su ángel de la guarda de sus compañeros de clases y de la chica que le gustaba.


Saúl estaba muy triste, no podía resignarse a no ver más a su amigo, su hermano mayor, como decía él en el cielo, pues ya Antonio tenía casi 18 años. "Como me hubiese gustado nacer en la tierra y haber sido su hermanito...". Pidió audiencia con Dios para tratar el asunto, ya que solo quería seguir siendo el ángel de la guarda del niño, pero los arcángeles no le permitían hablar con Dios, alegando que sus peticiones carecían de madurez y eran insensatas. El pequeño ángel custodio no era movido por un capricho, sino por su infinito amor y lealtad hacia su amigo que cuidaba desde su nacimiento.


Un día, Dios estaba en reunión con los ángeles y arcángeles, recibiendo reportes de la tierra y de sus protegidos. El pequeño Saúl vigiló y esperó hasta que salió el último, que no notó que tras de sí se había colado un pequeño angelito a la gran oficina celestial...


—¿Y tú, cómo te llamas? —Saúl escondido detrás de unos altos pilares de mármol, se sorprendió y asustó al ser descubierto.


— No me respondas, se que eres Saúl..., ven, acércate y dime a que viniste.


— Eeh... perdón padre, es que no me han permitido entrar aquí para hablar con usted. —se asomó el tímido Saúl.


— Si sabes cuales son las reglas ¿porqué no las cumples? — habló Dios en tono severo pero comprensivo.


— Padre, es que no quiero separarme del niño que cuido. Si, ya se que va a cumplir la mayoría de edad, pero ¿quién lo conoce mejor que yo?, aparte de usted, claro. Sus gustos y disgustos, sus sueños y tristezas, sus ilusiones... padre, hemos compartido toda una vida, somos así, vea, llave... —Explicaba Saúl con un gesto juntando los dedos índices de cada mano, aprendido de los niños de la tierra.


— Te entiendo Saúl, pero imagínate que todos me pidieran lo mismo...


—¡Quizás los humanos mejorarían! — interrumpió Saúl. — Si padre, quizás no se sentirían perdidos ni solos en la adolescencia. Los acompañamos desde que nacen y luego les asignan unos ángeles que ni saben nada de ellos...


—¿Cuestionas mis decisiones?


— Para nada padre, imagínese... usted es el Altísimo. Pero... ¿quién puede cambiar las reglas? yo solo le pido me permita continuar junto a el humano que protejo.


Dios suspiró como pensativo...


—Déjame revisar las plazas disponibles... ¡Gabriél! —Llamaba Dios a uno de sus principales arcángeles, a través de un pequeño intercomunicador dorado. —Por favor Gabriel revisa que tenemos disponible para un caso 707 con nuestro pequeño Saúl.


—¿707 con Saúl?


—Si Gabriel... me temo que lo perdimos, se humanizó...


—Padre, es que por ahora para los desertores 707 solo tenemos disponibles... gatos...


—Ujum... —Dios suspiró un tanto preocupado, al cabo de unos minutos habló:

—Está bien Saúl, voy a concederte lo que me pides, pero... ¿estás seguro? ve que perderás tus alas y serás envíado a la tierra junto a el niño, ahora joven, para que continúes acompañándolo en su vida y protegiéndolo, pero no como ángel, ni siquiera como humano...


— ¡Estoy cien por ciento seguro, padre!


— Pues bien, no quiero fastidiarte pero serás envíado a la tierra como su mascota... un gato. ¿Aceptas?


— ¡Acepto! — respondió muy feliz. Pero... padre, una pregunta... ¿los gatos no viven muy poco?


—Depende... tu primera vida como gato junto a él será corta, cinco años, pero contigo aprenderá a amarlos y a respetarlos. Llevará un mensaje a la humanidad, como otros tantos que he de tocar para que ayuden a entender que tanto gatos como perros, demás animalitos indefensos y plantas, deben ser protegidos y cuidados por los humanos, no maltratados, ni abandonados. Porque todos son mis hijos...


—Disculpe que le interrumpa padre, pero... ¿solo cinco años?


—En la primera... tan solo días después llegarás a su puerta como Lucky para vivir el doble de Polo. Y... ¡ya jovencito! No puedo revelarte todos mis planes. Si estás conforme anda, despídete de los angelitos, querubines, de Miguel, Gabriel, Rafaél... aunque ellos siempre estarán contigo y tu humano.


—¡Gracias padre! —exclamó Saúl muy feliz, antes de salir de la oficina del todopoderoso se volteó con lágrimas en los ojos y dijo:

—¡Écheme la bendición, padre!


— Je Je Je Je... Te bendigo Saúl. No llores, recuerda que estoy en todas partes; si levantas una piedra allí estaré... en un trozo de madera y donde mires, siempre te acompañaré, y al niño, ahora joven.


Y así, llegó un día envíado por Dios, el pequeño Polo al hogar y a la vida de Antonio. Para acompañarlo, cuidarlo y quererlo por muchos años más...


🐾


1 Février 2020 21:23:55 1 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
2
La fin

A propos de l’auteur

Celi Rodz Soy locutora, podcaster, lectora apasionada, crítico musical, proteccionista de animales. De naturaleza controversial, aunque amo la paz, "no puedo comprar todo lo que me venden, como me lo venden..." Y definitivamente ESCRITORA. Hasta ahora solo 3 cuentos infantiles-familiares publicados (en otra plataforma), pero casi 30 obras escritas, de diversos géneros. Gloria In Excelsis Deo

Commentez quelque chose

Publier!
Black Polaris Black Polaris
Está muy bonito.... yo soy cristiana... y me gustan las historias infantiles... son eficientes a la hora de compartirlas con los niños .. y para el entretenimiento mismo. Seguiré leyendo la historia a ver que tal... chao chao, ahí nos leemos.
May 15, 2020, 21:01
~

Plus d'histoires

ONE HAND ONE HAND
X-rays X-rays
A proud family A proud family