soyfdr Frederick Velasco

Lo que relato en esta historia no representa de ninguna forma mi opinión personal, tan solo es un guiño irónico a la lucha de géneros que tenemos hoy en día en nuestra sociedad


Humour Humour noir Tout public.
0
3.7k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

La ironía de algo absurdo

En estos tiempos las mujeres lideran un sin fin de movimientos para reclamar sus derechos y denunciar los abusos que han sufrido durante toda la historia, pero ¿Que hay de los derechos del hombre? Acaso ¿No somos seres humanos? A lo mejor somos animales ya que históricamente hemos hecho las cosas mal, y si tal es el caso ¿Por qué debemos pagar los platos rotos de los hombres del pasado? Quienes realmente fueron los que implantaron los estereotipos por los cuales se rige nuestra sociedad actualmente.


Por eso he decidido ser la voz de los hombres reprimidos, porque merecemos ser escuchados, y también debemos empezar a cambiar esas tradiciones absurdas que nos han llevado a esta coyuntura que tenemos hoy en día entre géneros, convirtiéndola en una guerra de los sexos, algunos entenderán la referencia, por eso propongo mediante este artículo que empecemos a cambiar todos y cada uno para construir una mejor sociedad.


¿Cómo lo haremos? Simple, no haciendo nada porque todo lo que hacemos los hombres está mal para las mujeres, así que no debemos preocuparnos mucho. Posteriormente debemos dejar de hacer tareas que requieran un gran esfuerzo físico, ya que históricamente los hombres hemos estado sometidos a una explotación laboral sin precedentes, somos vistos como unas bestias, se aprovechan de nuestra genética la cual nos permite ser más fuertes físicamente para hacer trabajos de construcción, dónde se nos recompensa con un sueldo mínimo que a penas nos alcanza para la cerveza del fin de semana, no debemos permitir ser esclavos de esta sociedad que nos hace ver cómo el sexo fuerte, porque no lo somos, tenemos nuestros sentimientos y es por eso que exigimos un trato digno.


No queremos que sigan confundiendo la cortesía con el coqueteó, ser amable no es sinónimo de querer tener sexo al menos en dos de cada diez casos. Estamos sometidos a una gran presión social, en la cual debemos ser quienes den el primer paso para invitar una chica a salir, corremos el riesgo de ser humillados y que jueguen con nuestros sentimientos, somos abusados psicológicamente por ellas, debemos valorarnos como machos, no ser quienes den el primer paso, hacernos respetar.


Así mismo, en caso de tener una cita los hombres por tradición son los que siempre tienen que pagar, eso se acabó, queremos el 50/50 que las cuentas sean por igual o por muto acuerdo, el hombre paga la cena y la mujer el motel, no pedimos más, solo lo justo. En ese mismo orden de ideas si el resultado de una noche de pasión termina en una bendición, queremos que legalmente se nos permita negar la paternidad, alegando que no queremos ser padres o que fuimos víctimas de los divinos encantos femeninos. Que este proceso sea legal, gratuito y seguro para que nuestra estabilidad emocional este estable puesto que somos un género en transición a ser el sexo débil.


Es así que comienza el movimiento machista en contra del matriarcado, con el fin de hacer más justa la lucha para conseguir la igualdad de derechos humanos sin importar el género. Te invito a que formes parte de esta gran gesta historia, les recuerdo, en la unión está la fuerza pero la fuerza es de machos por naturaleza.

9 Novembre 2019 20:51:24 0 Rapport Incorporer Suivre l’histoire
1
La fin

A propos de l’auteur

Frederick Velasco Me gusta escribir y con mis historias inspirar a las personas a seguir sus sueños sin temer

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~