LIOTED Suivre l’histoire

a18b Aresbentham Bottone

Astrid, es perseguida por el rey, y en la lucha por sobrevivir, pierde y gana seres amados, conoce el amor, y lucha por venganza de los suyos y los siguientes...


Fantaisie Médiévale Tout public.

#magia #lgbt #aventura
1
3.3k VUES
Terminé
temps de lecture
AA Partager

CACERÍA

- ¡Atrápenla! ¡Que no escape! ¡Maten a la bruja! -.

Entre los escalofriantes gritos, y secos disparos sin puntería de los soldados que el rey había enviado, para buscarme, capturarme y llevarme ante el, finalmente para una muerte lenta y dolorosa, yo seguía corriendo tanto como podía, esquivando cientos de árboles antiguos que formaban parte del bosque Lioted, mientras que lanzaba innumerables hechizos para lograr escapar del destino que el rey decidió que yo debía tener, a cargo trece soldados con arma en mano. Aun que lograba deshacerme de algunos de ellos, el resto seguía detrás de mí, pisando mis talones, llenos de odio, con los corazones helados, y esa mirada sin vida, que hace que te de mal augurio y se te ponga la piel de gallina. El bosque parecía volverse infinito y desafiante, sin mencionar un tanto intimidante.

Solía venir con mis padres de pequeña, a disfrutar del silencio y la naturaleza que este bosque regalaba a los ojos que lo mirasen. Pero lo que me regalaba en ese momento era temor, pena, y confusión…

Los gritos de los soldados se mezclaban con los ecos que producía el silencio del bosque, y este hacia que no reconocieras de donde venía el sonido. En un momento me di cuenta que estaba perdida, me detuve por un segundo en la inmensidad de este, desesperada, sin saber cuál era la dirección correcta a la cual debía correr. Mire hacia todos lados! Estaba tan confundida.

- ¡Ahí! ¡Ahí esta! – grito un soldado al verme.

Otra vez, estaba corriendo por mi vida, exhausta, ya casi sin energías. Y de repente un grito desgarrador invadió por completo mi cabeza y todo el bosque. Un grito femenino lleno de dolor, sufrimiento, y derrota…

Al escuchar ese espeluznante grito, tropecé con unas ramas que había en el suelo.

Como lo que seguía era una colina, al caer comencé a rodar, sintiendo todo el pasto, piedras y tierra chocando con mi cuerpo, golpeándome. Tirada en el húmedo suelo, abrí lentamente mis ojos, con un poco de dificultad.

Los gritos de los soldados se escuchaban alejados, pero no sabía claramente si eso era cierto o no, ya que el bosque jugaba con el sonido. Aun tendida en el suelo, abrí mi mano centrando un poco de la energía que me quedaba en una esfera de luz de color morada y un tanto cálida y dije – elgf liftf zagfted-. Haciendo que las raíces de los arboles comenzaran a salir de las profundidades de la tierra, enredando las piernas de los soldados para luego levantarlos en el aire, y golpearlos hasta dejarlos sin vida.

Con dificultad logre levantarme, toda dolorida y cansada, continúe corriendo ya fuera del bosque, por un sendero rodeado de flora y fauna. Al acercarme pude ver a un grupo de campesinos, trabajando en sus cultivos y sus ganados, las tareas cotidianas.

¡Soldados! ¡Escóndanse! ¡Vamos, rápido! -grite mientras me dirigía hacia ellos. - los campesinos llamaron a sus familias y rápidamente se metieron a sus casas, dejando sus labores y juegos, para que los soldados no los capturaran o los mataran.

Al ver un granero, fui deprisa hacia el para esconderme y prepararme. El granero era muy grande hecho de madera y otros materiales de campo, quizás hecho por los mismos campesinos, lleno de paja, caballos, vacas, y otros animales. Un lugar encantador para quien ame este tipo de cosas.

Al entrar, me detuve a observar todo, cada detalle del granero, mientras que con un poder que había desarrollado durante años, la telekinesis, cerré las puertas de este.

Me di cuenta, al estar observando que una campesina no había escuchado la advertencia y se había quedado en el granero, ella estaba sentada ordeñando una de las vacas.

Al verme, ella se asustó y se levantó rápidamente –¿quién eres tú? -dijo con su voz un poco temblorosa-.

Yo me acerque rápidamente y le tape la boca con mi mano izquierda, haciendo un gesto de silencio con la otra. La chica acento con la cabeza, y destape su boca.

Los disparos, empezaron a escucharse en la aldea, mi hechizo no se había desecho de todos los soldados.

En el granero las pajas formaban una especie de paredón, la chica se escondió detrás de esté, mientras yo abría una de las puertas. La idea era tomar por sorpresa al soldado y con mi cuchillo de caza, matarlo.

Me escondí detrás de la puerta, con cuchillo en mano, podía ver a la chica desde ahí, ella estaba asustada. Cuando el soldado se acerco dijo -podrás esconderte todo lo que quieras, pero a mí me dicen el cazador, cazo animales por diversión, y te haré sentir que eres un ciervo y mirare tus ojos mientras te mato. -

Salte sobre él y empezó a forcejear, era demasiado fuerte debo admitirlo, pero yo debía matarlo...

El me gano en fuerza y me tiro al suelo, estando ahí mientras él se reía , dije liph dialf emij- y comenzó a quedarse sin aire , lo que hacia ese hechizo era poder manejar a las personas desde lejos, con solo decir eso y pensar en lo que deseaba que le pase era suficiente. Lo que no previne, fue que el aun sostenía su arma, y se negaba a soltarla. Cuanta más presión hacia sobre su cuello el caía más, pero antes de perder toda su fuerza, me disparo. Esa bala tan tibia entro en mi cuerpo y salió sin pedir permiso, fue una de esas situaciones que pasan en pocos segundos. Caí en el suelo, y al ver mi sangre saliendo de mí, quede inconsciente, escuchando el mismo grito que escuche en el bosque.

23 Mars 2019 04:14:02 0 Rapport Incorporer 0
Lire le chapitre suivant EL COMIENZO DE TODO

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 7 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!