Yo no me enamoro Suivre l’histoire

fanicoluga89 Sarahi CM

Lisa es enviada por accidente a una escuela exclusiva para chicos y para salir tendrá que sobrevivir al gran deseo de estar con ellos. ¿Qué pasaría si Lisa se mete en problemas con "El rey del instituto"?. Jungkook y Lisa se emborrachan por equivocación y terminan acostándose. ¿Podrá controlar sus sentimientos hacia jungkook?, O tan solo lo olvidara como todos los demás.


Fanfiction Célébrités Tout public. © Todos los derechos reservdos

#humor #romance #violencia #lizkook #liskook #fanfic #blackpink #bts
1
3.5k VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les jeudis
temps de lecture
AA Partager

Me voy

— Demonios otra vez me expulsaron, si sabe mi padre seguro y me mata -Dijo Lisa para sus adentros a la vez que se rascaba su cabeza.


Sí, yo me llamo Lalisa Manoban o como todos me llaman, Lisa. Me catalogan como la chica más ruda del instituto, mejor dicho de todos los institutos de los que me han expulsado.


— ¡¡Lisa!! —Gritó su padre. Lisa se posicionó frente al el, ya comenzaba a sudar.

— Hola, papá —Dijo nerviosa.

— ¡Otra vez te expulsaron! —Su padre se puso rojo ya no podía soportar tanto. 

—No... —Volteó lentamente detrás de ella, necesitaba llegar a su habitación, lanzarse a su cama y dormirse para ya no escuchar la grave voz de su padre.

— Debí saberlo, tu madre me lo advirtió ella sabia que tu serias una mala estudiante, te debí educar mejor —La miro al rostro totalmente seguro de lo que decía.

 — Papá, por favor no hables de esa zorra no quiero ni saber de su maldita existencia —Frucio el ceño se comenzaba a desesperar no estaba acostumbrada a hablar tanto con su padre.

— ¡No le hables así a tu madre!

— ¡Ella no es mi maldita madre, que acaso no lo entiendes es una perra que nos cambio por el estúpido de tu jefe! —Le grito en el rostro ya no podía soportar que alguien más hablara de esa mujer a la la hacer llamar "su madre", Lisa siempre la considero un zorra, la abandono con su padre a los ocho años.

Su voz resonó en el pasillo de la casa a la vez de una fuerte cachetada. Su padre la miraba desafiante junto a un gran odio.

— Lo siento, hija —Le dijo arrepentido, tenia que soportarlo después de todo aún es su pequeña hija.

— Ni te preocupes en correrme yo misma me voy —Lágrimas comenzaron a bajar por sus rojas mejillas.

Subió las escaleras que dirigían a su habitación, ya adentro tomó una maleta y comenzó a lanzar ropa a la maleta.

— Nos vemos, espero que sigas con la estúpida vida que tienes —Gritó Lisa desde el segundo piso, las lagrimas eran como cascadas no paraban de salir.

— Vamos vete me importa una mierda lo que te pase, solo fuiste y seras un error

Bajo rápidamente de las escaleras y tomó las llaves de su pequeño auto. Azotó la puerta principal y subió a su auto para luego encenderlo, sacar su mano izquierda y levantar su dedo medio.

 — Púdrete —Esas fueron las últimas palabras que le dijo a su padre.

Condució lo más rápido posible hacia la casa de su auto proclamada mejor amiga desde muy jóvenes.



(***)



— ¡Vamos abre! —Lisa apretaba ferozmente el timbre de la casa de su mejor amiga Rose.

— ¿Lisa? —Una pelinegra se asomo por la ventana del segundo piso.

— ¿Me vas a dejar aquí afuera?

— ¿Eh?, no —Pequeñas pisadas se escucharon por todas la casa hasta llegar a la puerta principal— ¿Ahora que te paso?

 — Creo que lo de siempre

— Oh, tu padre, pasa —Abrió la puerta mientras apuntaba un pequeño sillón— ¿Qué fue lo que te hizo?.

Lisa trataba de no llorar, sus mejillas se tornaron un color carmesi.

— Rayos, hoy no hubo alegría

— ¿Alguien dijo alegría? —Bajo un Hoseok sonriente y sin camisa.

— Hermano te podrías vestir, antes de venir a lanzarnos tu alegría —Dijo Rose tratando de no reírse.

— ¿Qué?, Oh —Susurró Hoseok al momento en que volvía a subir lleno de energía.

— Con que tu hermano sigue estando bueno —Fingió una sonrisa mientras jugaba con sus dedos. 

— ¿El?, si claro —Sonrío— mira esto —Golpeo su trasero— esto esta mejor —Lisa sonrio de oreja a oreja mientras lagrimas bajaban lentamente por sus mejillas— Ahora dime que paso —Limpio sus lagrimas con su pulgar y espero atenta a lo que dijera.

— Lo de siempre solo que ahora, me fui de la casa —Río nerviosa. Volteaba a todos lados necesitaba algo para distraerse y no llorar por ese maldito bastardo.

— ¡Qué!, te lo había dicho que debías hacerlo —Le susurró. Ella, solo la veía confundida pensaba que hablaba sola, hubo un silencio incómodo hasta que ella tomo la palabra.

— ¿Me puedo quedar contigo?

— Claro  



(***)



 — Pon tu ropa ahí —Señaló un pequeño mueble viejo que se cubría por sabanas, zapatos y uno que otro libro.


— ¿Y que paso, ya te expulsaron? —Preguntó ansiosa por saber la respuesta.

— Si...

— No importa, a mi también me expulsaron —Sonrió— Mira, encontré otra universidad.

7 Janvier 2019 22:23:10 0 Rapport Incorporer 0
Lire le chapitre suivant Copas

Commentez quelque chose

Publier!
Il n’y a aucun commentaire pour le moment. Soyez le premier à donner votre avis!
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 1 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuit!