SPACE PORN Suivre l'histoire

donnaaprile Donna Aprile

Kiki Ken es una exploradora espacial que, tras perder al amor de su vida, el Capitán Khan "Berdie" Heine, en una misión suicida en el peligroso planeta Kalios, se encuentra triste y desconsolada. Después viajar sin rumbo fijo por la galaxia, (y de sufrir un accidente que la lleva al otro lado del cuadrante Delta), ella conocerá a un vampiro, a un vaquero y a muchos otros interesantes hombres machos que la meterán al centro de un lío de faldas de hule. Kiki irá de planeta en planeta probando y estudiando las artes amatorias de los mejores especímenes, así como experimentando con los diferentes tipos de placer que se viven en cada cultura de la galaxia. Todo esto, mientras intenta llevar a cabo su misión como Teniente de la Armada Galáctica. ¿Podrá Kiki encontrar al amante perfecto y tener un final feliz? ¿Podrá Kiki evitar la expulsión de la Armada ahora que Heine Ken no está para respaldarla?


Humour Satire Interdit aux moins de 18 ans.

#ciencia-ficción #erótica #space-opera #espacio #astronautas #extraterrestres #lobos #vaqueros #vampiros #humor #parodia #comedia #mexico-is-the-shit
5
5012 VUES
En cours - Nouveau chapitre Tous les dimanches
temps de lecture
AA Partager

La pesadilla de Kiki

Beardy Bú era el mejor amante que una chica podría pedir. Era alto, fuerte, con músculos de acero, una hermosa melena rubia que contrastaba con su piel bronceada, y una sonrisa de impacto. De solo recordarlo me hace estremecer. Sus ojos azules se veían mucho mejor cuando se enojaba, o cuando peleaba con crillins del norte, unas viciosas criaturas peludas que se pegaban a tu cuerpo y se rozaban contra ti como larvas. Y cuando piloteaba la nave… ¡uff! No hay nada mejor que un hombre manejando.

Recuerdo cómo me pegaba a su cuerpo, abrazándome con sus viriles brazos, me miraba a los ojos y me recitaba románticos poemas de su planeta natal Germny. La mayoría de las veces no entendía ni pio de lo que decía, pero su simple voz grave y melodiosa era suficiente para hacer mis piernas temblar.

Ahora, como siempre lo hace, me invitó a dar un paseo alrededor de nuestra nave en el planeta de Kalios. Aunque yo no estaba muy convencida porque el fango de este lugar siempre se queda en mis botas de charol y es imposible limpiarlas. Y amo estas botas, son tan geniales. UN69 dice que parecen de chica fácil, pero yo creo que están a la moda y me veo bien con ellas.

Lo que pasa es que UN69 es una amargada.

Entonces, Beardy Bú me tomó de la mano, entrelazando sus dedos con los míos, y me dedicó una de las miradas más hermosas del universo.

—Te ves radiante, nena —me dijo.

Yo me sonrojé al instante, no podía estar más feliz y nerviosa, aunque ya debería estar acostumbrada, ya que llevamos años estando juntos. Él apenas era un cadete cuando nos conocimos en la Nave Wombat 17, y nos miramos y nos enamoramos al instante. Fue amor a primera vista, de eso estoy segura.

—Amor, mi Kiki Bú —se detuvo y se puso serio—. Tengo algo que he querido decirte…

—¿Qué pasa, Beardie Bú?

Y, en eso, una explosión se escuchó a lo lejos, cerca de los matorrales lilas que estaban a las afueras de la planicie dónde caminábamos. Beardie Bú sacó su fazer y corrió hacia el peligro como todo un héroe. El miedo se apoderó de mí, las lágrimas se arremolinaron en mis ojos, y el corazón me latía con fuerza. Presentía cosas muy feas, sentía esa sensación extraña en el estómago que no te deja respirar.

Yo también saqué mi pistola laser y corrí detrás de él. Pero no fui lo suficientemente rápida, y Beardie Bú pisó una bomba…

Todo sucedió tan rápido, casi en cámara lenta.

No, no, no.

No puede ser real…

—¡Beardie Bú! —grito con toda la fuerza de mis pulmones.

Abro los ojos y me doy cuenta de que no estoy en Kalios, sino en mi nave, acostada en mi cama, apretando la sábana suavecita con mis puños. Respiro agitadamente, una gota de sudor corre entre mis pechos y me duele el pecho. Miro a un lado, al lugar que pertenecía a Beardie Bú, y no encuentro a nadie, está vacío.

Ojalá estuviera en la cabina, escuchando uno de los éxitos de la Tierra, mientras maneja despreocupadamente por el cuadrante Beta. Pero sé bien que no está ahí.

Me duele la cabeza y mi estómago está revuelto. Creo que no he comido algo sano en semanas, y eso ya comienza a notarse, mis trajes ya me quedan apretados en la parte de las boobies y en el trasero.

Con las piernas débiles, me arrastro hacia el baño y, obligándome a no llorar, me lavo el rostro. Después, me quedo viendo mi reflejo… Mi cabello rubio, mis ojos azules, mi piel dorada… ya nada tiene sentido si Beardie Bú no está conmigo.

Lo extraño tanto.

—¡Kiki! ¡Ya deja de lamentarte y ven a la cabina! —escucho a UN69 gritar con su voz robótica.

Suspirando, la obedezco y me dejo caer en la silla del Capitán.

—¿Por qué esa cara, Kiki? —me pregunta mi buena amiga.

—Me siento mal…

—Te sentirías mejor si dejaras de beber como lo haces, Kiki —me regaña—. ¡Espabílate! Ya pasaron dos meses de que murió el capitán, no puedes seguir sufriendo por eso.

Dos meses es muy poco para olvidar al amor de tu vida, pero ella no sabe nada de eso, es solo un droide. No quiero discutirle, así que solo pongo los ojos en blanco y me alcanzo una pequeña botella de licor, me la acerco a la boca y en eso, mis ojos se posan en la etiqueta.

Heine…

—¡Sesenta y nueve! —chillo—. ¡Hasta la cerveza humana me recuerda a él!

—¡No puede ser, Kiki Ken! ¿Qué crees que pensaría el Capitán Khan Heine si te viera en ese estado? ¡Él te querría fuerte y segura de ti misma! No como una llorica.

Tiene razón, Beardie Bú estaría muy decepcionado de mí si me viera llorar por todo.

—¡Kiki! ¡Nos aproximamos a una nebulosa! —la voz robótica de UN69 me saca de mis pensamientos, entonces poso la mirada al frente y me enfrento con una enorme masa violeta que amenaza con tragarnos.

—¡Gira ciento ochenta grados, sesenta y nueve, y entremos a velocidad luz! —comando.

Pero, por desgracia, es demasiado tarde. La nebulosa ya está sobre nosotros, por debajo, envolviendo mi nave. La única salida es atravesar.



14 Septembre 2018 15:39:54 1 Rapport Incorporer 4
Lire le chapitre suivant La Ciudad de la Media Luna

Commentez quelque chose

Publier!
Paula Han Paula Han
Me encanta!!! Mucha originalidad, sigue así!!!
11 Octobre 2018 11:21:56
~

Comment se passe votre lecture?

Il reste encore 6 chapitres restants de cette histoire.
Pour continuer votre lecture, veuillez vous connecter ou créer un compte. Gratuitement!

Plus d'histoires